La última moda 'fashionista': amputarse el meñique para lucir taconazo

Algunas mujeres en EEUU también se inyectan colágeno en la planta de los pies

Algunas mujeres se amputan los meñiques para lucir tacones. / YOUTUBE

Se lee en minutos

Cinturas imposibles de avispa, con una costilla menos; traseros y senos 'push up' a base de silicona; sonrisas lolita Vanessa Paradis separándose las paletas... Para presumir hay que sufrir dice una máxima de la moda, y ahora le ha llegado el turno a los pies. Si bien aún pueden encontrarse en China continental y en Taiwan algunos casos de los llamados pies de 'loto de oro' o 'loto dorado' --el vendaje de los pies para impedir su crecimiento natural--, ahora a algunas mujeres occidentales también se le ha ocurrido una aberración para poder lucir sin dolor 'stilettos' y plataformas de infarto.

La moda, al parecer,viene de EEUU y consiste en cortarse el dedo meñique para llevar alzas con mayor comodidad. La idea es que, con menos falanges, el incómodo zapato duele menos. Claro.  

Inyecciones de colágeno para acolchar

Otro de los métodos, quizá no tan radical, que eligen algunas señoras esinyectarse colágeno en la planta del pie, lo que ofrece una sensación de acolchamiento en la zona y reduce la sensibilidad. Una mujer que ha elegido esta técnica explicaba en el canal Fox New que esta intervención le ha cambiado la vida. "No podía encontrar zapatos y sentía mucho dolor. Quien no lo ha sufrido no nos puede juzgar", decía. Para ella ha sido una solución a sus pies llenos de callos y todo tipo de problemas".

Te puede interesar

Y es que, según la Asociación Americana de Podología Médica, el 87% de las mujeres tienen problemas en los pies por usar zapatos mal ajustados e incómodos tacones altos.

Algunos cirujanos afirman que estas intervenciones no tienen base científica y son una irresponsabilidad. Amputarse un dedo es quitarse una quinta parte de apoyo en la planta y eso hace que se tenga que modificar la manera de pisar, de caminar y de equilibrar todo el cuerpo, con el consiguiente riesgo de dolores musculares y de columna. Sin el meñique el peso del cuerpo tendrá que repartirse en otras zonas del pie y del cuerpo.