PRIMER DÍA DE UNA NUEVA TASA

Las farmacias catalanas tienen problemas técnicos para cobrar el copago estatal a los pensionistas

Colapsos y bloqueos de la aplicación informática hace que los boticarios opten por retrasar la medida del ministerio

Un cliente en una farmacia de Les Corts.

Un cliente en una farmacia de Les Corts. / JOAN CORTADELLAS

1
Se lee en minutos
CARMEN HIERRO / Barcelona

Las farmacias catalanas están teniendo problemas para poder cobrar el copago estatal a los pensionistas. Impedimentos técnicos como colapsos y bloqueos de la conexión, acompañados de mucha confusión por parte de algunos clientes, hacen que la tarea se esté convirtiendo en todo un reto en el primer día de su implantación.

“El programa que tenemos que utilizar nos está dando muchos fallos, va muy lento por lo que los ordenadores se nos colapsan y no podemos cobrarles nada” afirma Francesc García, farmacéutico de 58 años. La solución que están tomando muchos de los boticarios es no llevar a cabo esta medida y esperar que cobrarles la próxima vez que acudan.

Noticias relacionadas

Los clientes están desconcertados ante la nueva tasa impuesta por el Ministerio de Sanidad. A pesar de que algunos pensionistas antes de llegar a la farmacia sí sabían que hoy se imponía esta medida, muchos otros se han llevado la sorpresa al entrar en la farmacia. “Yo no sabía que tenía que pagar lo atrasado y esto me tiene muy cabreada, no hay derecho, cobro 390 euros al mes y tengo que pagar más en la farmacia”, comenta, tras enterarse por su farmacéutico la deuda que tiene con la Generalitat, Rosa María Masià de 81 años.

Joan Calduch, portavoz del Col·legi de Farmacèutics de Barcelona cree que los “problemillas” vienen dados de la gran afluencia de clientes, por lo que se bloquea al programa, que es una aplicación web. Pero afirma que es algo que se irá solucionando ya que “hay tiempo para que los pensionistas paguen”, sentencia Calduch.