30 sep 2020

Ir a contenido

REUNIÓN CON JUECES Y FISCALES

El Síndic de Greuges estudia la legalidad de la web de delaciones creada por Interior

Jueces para la Democracia considera que vulnera el derecho a la propia imagen y rechaza la medida

J. G. ALBALAT / Barcelona

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha asegurado hoy que está estudiando la legalidad de la página web creada por la conselleria de Interior en la que figuran imágenes de personas que podrían estar implicadas en los disturbios ocurridos en Barcelona durante la huelga general del 29-M. Ribó ha dicho en la Ciutat de la Justicia de Barcelona, donde se ha reunido con jueces y fiscales por el tema del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), que el análisis se centra en si se está conculcando con esta página de Internet derechos fundamentales, como la presunción de inocencia y el derecho a la propia imagen.

Precisamente también este viernes, el portavoz de Jueces para la Democracia, José Luis Ramírez, ha valorado negativamente esta iniciativa, a la que ha calificado de “ineficaz y peligrosa”, ya que se deja en manos de la policía y no está bajo el control judicial la elección de las imágenes que se incluyen en la web. “No puede actuar la policía de manera autónoma”, ha explicado. Ha añadido que “hay una posible duda sobre su legalidad”, pues podrían vulnerarse principios fundamentales y afecta, al menos, a la presunción de inocencia.

“Se tendría que haber llevado a cabo de otra manera. Y supongo que la Agencia de Protección de Datos actuará de inmediato”, ha dicho. Asimismo, ha mostrado su preocupación por la publicación en esa web de imágenes de menores, que está prohibido por ley, y el “daño irreparable” que se produce. “Deberían intervenir las instituciones a las que corresponde proteger a los menores”, ha recalcado.

Materia no regulada

La presidenta de la Unión Progresista de Fiscales (UPF), Maria Morató, no ha puesto tantas objeciones a la web (si a la publicación de fotos de menores), aunque ha reconocido que existe “algún problema” con la presunción de inocencia y que es una “materia que no está regulada”. “Es de suponer que la policía ya ha hecho un trabajo previo antes de colocar las imágenes y puede ser un buen instrumento de investigación”, ha concluido.

Jueces para la Democracia (JD) y la Unión Progresista de Fiscales (UPF) han celebrado hoy una reunión en Barcelona. Los dos representantes de las dos asociaciones han rechazado de plano las medidas del ministerio del Interior para endurecer las penas para los actos de violencia urbana, al entender que en el Código Penal ya existen suficientes mecanismos para luchar contra este tipo de altercados. “La vía no es endurecer las penas, sino probar la conducta de los que intervienen en estos altercados”, ha asegurado Morató.

Desconcierto y descontento

Tanto JD como UPF consideran que se está “criminalizando la discrepancia” con la propuesta de modificación del Código Penal que “pretende elevar a rango general lo que son anécdotas”. Esta situación nos desplaza, en su opinión del “estado social de derecho al estado penal”. El incremento de la respuesta penal es “injustificado, innecesario y carente de matices”, alegan. “El ministerio de Interior debería centrar sus esfuerzos en la organización razonable de los servicios policiales desde el respeto máximo y escrupuloso a los derechos fundamentales”.

En un comunicado conjunto destaca que la “situación de crisis económica y el desmantelamiento del Estado Social son vistas con preocupación por amplios sectores de la población” y que los “durísimos” recortes y la reforma laboral han sembrado el “desconcierto y el descontento” de la ciudadanía. Esto ha provocado “numerosos actos de protesta en las calles. La proliferación de estas manifestaciones, inciden, “debería constituir hondo motivo de preocupación” para toda la clase política” y, en ningún modo, puede ser vista como “síntoma de anormalidad democrática”.