LA EVOLUCIÓN METEOROLÓGICA

Barcelona registra las temperaturas más bajas desde enero de 1985

El observatorio Fabra marcó -4,7º, aunque el resto de la ciudad basculó entre -2º y +2º

Las mínimas, que llegaron hasta los -20º en el Pirineo, tocarán fondo está mañana

2
Se lee en minutos
ANTONIO MADRIDEJOS
BARCELONA

El observatorio Fabra de Barcelona, situado en la sierra de Collserola, registró ayer la temperatura más baja desde la siberiana de enero de 1985, recordada como uno de los episodios más fríos de todo el siglo XX. El sol radiante invitaba a dudarlo, pero lo cierto es que los -4,7º alcanzados a las 9.15 horas no son precisamente habituales si se tiene en cuenta que muchos años ni llega a helar. En la efeméride de hace 27 años fueron

-7o, pero con una máxima también bajo cero, mientras que el récord corresponde a 1956 con unos extraordinarios -9,6o. Aunque los datos del Fabra no son representativos del centro de la ciudad, la completa serie de observaciones, iniciada en 1913, es ideal para comparar. En el resto de Barcelona, la mínima osciló entre -2o y +1o, también la temperatura más baja desde al menos el 2005.

En el conjunto de Catalunya, las temperaturas fueron ayer gélidas, pero en competencia con registros del 2001 y el 2005. Según datos del Meteocat y de la Aemet, las mínimas en cuanto a estaciones de montaña correspondieron al Lac Redon y a Boí 2.535m, ambas con

-20,7o, mientras que en núcleos de población importante ocuparon los primeros lugares Das, Bellver de Cerdanya, Martinet, Arties y Prades, con temperaturas de entre -11o y -15o. Sin embargo, fue posiblemente en la costa donde se alcanzaron las temperaturas más anormales, como en Roses (-1,6o), Malgrat de Mar (-2o), Tarragona (-1,6o), Portbou (-4,6o) o Cunit (-2,9o). La nieve caída de madrugada se conservaba en municipios costeros del Baix Empordà y el Maresme.

Noticias relacionadas

Esta mañana se espera que los termómetros toquen fondo con un nuevo y ligero descenso, según explicaron fuentes del Meteocat. Y la sensación de frío se verá intensificada por una reactivación del viento. Las mínimas se situarán entre -18o y -13o en el Pirineo, entre -14o y -9o en el Prepirineo, entre -11o y -6o en la depresión central y el prelitoral y entre -5o y 0o en el litoral. El Meteocat ha activado un aviso por frío en su nivel máximo (rojo) para toda Catalunya.

¿NUEVAS NEVADAS? / Tras las nevadas del jueves, la estabilidad parece haberse reforzado, pero no hay que fiarse en exceso. Mañana se espera la llegada de una masa húmeda por el Cantábrico que podría dejar lluvias abundantes en el País Vasco antes de llegar por la noche a Catalunya. Debido al frío intenso, si llega a precipitar será en forma de nieve.