22 sep 2020

Ir a contenido

EN LA VISITA DEL CONSELLER BOI RUIZ

Un grupo contrario a los recortes en sanidad agrede al alcalde de Girona

Puigdemont asegura que no denunciará los hechos porque es "muy complicado" encontrar a los culpables

EFE / Barcelona

El alcalde de Girona, Carles Puigdemont, ha sido insultado y agredido por unos manifestantes que protestaban contra los recortes en sanidad, aprovechando la visita a la ciudad del conseller de Sanidad, Boi Ruiz.

Según ha explicado el alcalde, cuando se disponía a acceder al Espai Caixa, donde Boi Ruiz iba a ofrecer una conferencia en el marco del Tribuna Girona, se ha visto rodeado por un grupo de manifestantes que le han insultado, tirado objetos y propinado patadas mientras le bloqueaban la entrada al recinto.

A consecuencia de esta agresión, Puigdemont presentaba varios moratones en la pierna y otro en la cara, provocado por el lanzamiento de un objeto. "Es un espectáculo lamentable que desmerece su lícita queja", ha lamentado el primer edil de Girona, que ha anunciado que hablará con los sindicatos que estaban allí presentes para saber cuál es su posición y si se desmarcan de los incidentes ocurridos.

Rechazo unánime a estos comportamientos

Puigdemont también ha advertido que no es "legítimo" que los manifestantes impidan el paso del alcalde elegido democráticamente, aunque ha aclarado que no denunciará la agresión porque es "muy complicado" encontrar a los culpables. Asimismo, ha explicado que iniciará una "ronda de contactos" con los portavoces municipales -PSC, CUP, PP y ICV-EUiA- para acordar un "rechazo unánime" a este tipo de comportamientos.

La visita del conseller de Salud, Boi Ruiz, a la ciudad ha ocasionado protestas en Girona durante toda la tarde. Unas doscientas personas han secundado la convocatoria realizada por un grupo de "indignados", a la que se han sumado los sindicatos UGT y CCOO, y han cortado el tráfico de uno de los accesos a la plaza, en uno de cuyos edificios Boi Ruiz tenía que dar la conferencia.