20 oct 2020

Ir a contenido

LEGISLACIÓN

El divorcio, más fácil para parejas de países distintos

La UE permitirá escoger el marco legal para poner fin a la relación

ELISEO OLIVERAS
BRUSELAS

El Consejo de Ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea (UE) aprobará hoy un reglamento para facilitar el divorcio y la separación de los matrimonios formados por cónyuges de distinta nacionalidad, que representan el 13% de los 112 millones existentes en la UE.

La nueva normativa permitirá a los cónyuges escoger, de común acuerdo, qué legislación aplicar al solicitar el divorcio o separación: el país en el que residen, el país donde se casaron o el país de uno de ellos. En caso de desacuerdo, se establecen una serie de criterios para determinar dónde debe tramitarse la demanda de divorcio, en los que se prioriza el país donde residen en el momento de solicitar el divorcio.

La nueva normativa se aplicará inicialmente solo a 14 países de la UE: España, Francia, Portugal, Alemania, Italia, Bélgica, Austria, Luxemburgo, Hungría, Rumanía, Eslovenia, Bulgaria, Letonia y Malta. Suecia ha preferido quedarse al margen para preservar el derecho de sus ciudadanos a recurrir a su legislación nacional, que considera que preserva mejor los intereses de los ciudadanos suecos, y otros países estudiarán sumarse más tarde.