Ir a contenido

HOY EMPIEZA EL JUICIO

El acusado por la muerte de Palomino en el metro de Madrid dice que lo apuñaló por "instinto"

Un centenar de amigos de la víctima se concentra a las puertas de la Audiencia de Madrid al grito de "¡Josué, asesino!"

EUROPA PRESS
MADRID

Josué E. de la H., acusado del asesinato del joven Carlos Palomino, ha asegurado hoy ante el juez de la Audiencia Provincial de Madrid que apuñaló al joven de 16 años "por instinto" al verse amenazado por "esas personas armadas", que le produjeron "miedo".

"Me vi acorralado por esas personas armadas, me entró miedo, pensé que si se me lanzaban no saldría vivo de allí. Me salió el instinto. Noté que me rodeaban, me dijeron: 'De aquí no vas a salir, fascista de mierda'", ha manifestado el acusado en este primer día de juicio.

Niega ser neonazi

"Saqué mi navaja porque me señalaron y uno sacó un puño americano", ha proseguido Josué, quien ha negado ser neonazi, sino solamente un "español que le gusta que gane la Selección española".

Asimismo, ha negado que ese día acudiera a la manifestación convocada por las juventudes de Democracia Nacional y ha declarado que iba a cenar a Villaverde con unos amigos.

Vídeo del apuñalamiento

Carlos Palomino, murió el 11 de noviembre del 2007 a consecuencia de una puñalada mortal que le asestó el acusado en el Metro de Legazpi, tal y como recogen las imágenes de vídeo grabadas dentro del vagón.

La Audiencia Provincial de Madrid ha comenzado hoy el juicio por el asesinato de Carlos Palomino, el menor antifascista que murió el 11 de noviembre del 2007 a consecuencia de una puñalada mortal que le asestó supuestamente un militar de ideología fascista en el Metro de Legazpi.

La Sección Primera será la encargada de juzgar a Josué E. de la H., quien se enfrenta a una petición fiscal de 29 años de cárcel. La Fiscalía solicita 17 años de prisión por un delito de asesinato y otros 12 por tentativa de homicidio contra Alejandro, el amigo de Carlos que intentó quitar el arma al asesino y que recibió una puñalada de la que se recuperó a los tres meses.

Amplio dispositivo policial

Un centener de amigos y compañeros de Carlos Palomino se han concentrado esta mañana a las puertas de la Audiencia Provincial de Madrid para reclamar una condena contra su asesino.

Rodeados por un amplio dispositivo policial, los amigos del joven asesinado han lanzado consignas del tipo "Carlos, hermano, nosotros no olvidamos". La cabecera de la concentración exhibía un cartel en el que se leía: "Vuestro asesinato no quedará impune". Otra pancarta rezaba "¡Josué, asesino!".

Mavi, la madre del joven asesinado, se ha acercado a la Audiencia "con ganas de que se celebre ya la vista oral". "Espero ser civilizada, transmitirle algo con mi mirada. Quiero verle", ha aseverado. "Confío en la justicia. Es mi fe, ante ella me mantengo, quiero una sentencia ejemplar".

Manifestación de extrema derecha

El día de su muerte, el joven fallecido iba a reventar con otros simpatizantes de la ideología antifascista una manifestación convocada por las Juventudes de Democracia Nacional, de extrema derecha.

Movimiento contra la Intolerancia y las Asociaciones de Vecinos de Vallecas pedirán calificar los hechos como asesinato con la agravante del artículo 22.4 del Código Penal por actuar con motivación ideológica.

El abogado de la familia de Palomino solicita para Josue 37 años de prisión, 20 por el delito de asesinato, cuatro por un delito de amenazas, tres por tenencia ilícita de armas y 10 por una tentativa de homicidio. Además, reclama la responsabilidad subsidiaria del Ministerio de Defensa porque el arma del crimen era una navaja de maniobras del Ejército español.