Ir a contenido

Un hombre mata a su mujer y después se ahorca en un pueblo de Segovia

AGÈNCIES / TORREIGLESIAS

Un hombre ha matado a su mujer con un arma blanca y después se ha ahorcado en una nave del término municipal de Torreiglesias (Segovia, según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

El suceso se ha producido sobre las 12.45 hora de hoy en este término municipal, ubicado a unos 40 kilómetros de Segovia, cuando el marido, B.R.B, de 52 años ha matado a su mujer, M.D.R, de 46 años, con un arma blanca y posteriormente se ha trasladado a una nave agrícola de su propiedad situada a las afueras del municipio y se ha ahorcado.

"Mazazo para el pueblo"

El suceso ha provocado sentimientos de consternación y estupor invaden hoy a los vecinos de Torreiglesias. El alcalde de Torreiglesias, Mario Pastor de la Cruz (PP), ha asegurado que el asesinato ha sido "un verdadero mazazo para el pueblo", donde nunca había ocurrido "un episodio de estas características". "Nos afecta especialmente porque tanto la mujer asesinada como su marido eran muy conocidos en el pueblo", ha añadido.

El regidor explicó que el suceso se conoció a las 12,45 horas, cuando una de las dos hijas del matrimonio, de 24 años, descubrió el cadáver de su madre en una de las habitaciones de la casa en medio de un charco de sangre.

Encontrada por su hija

La joven avisó rápidamente a la Guardia Civil, que inició la búsqueda del esposo de la víctima, que fue localizado minutos más tarde muerto por ahorcamiento en una nave ganadera de su propiedad ubicada a un kilómetro del pueblo. Su cadáver apareció colgado por el cuello de una de las vigas del edificio.

El alcalde ha asegurado que el matrimonio fallecido tenia dos hijas de 24 y 19 años. También ha explicado que la mujer asesinada era natural de Torreiglesias y participaba activamente en las actividades culturales y recreativas organizadas por el municipio, tarea que compatibilizaba con su trabajo en una asesoría fiscal ubicada en la localidad segoviana de Turégano.

El esposo, B.R.B., de 52 años, era natural de Cantimpalos (Segovia) y se dedicaba profesionalmente a la ganadería, como propietario de un rebaño de ovejas que estabulaba en una nave ganadera próxima al pueblo, en la que fue encontrado muerto tras asesinar a su esposa.

Sin denuncias previas por malos tratos

La Subdelegación del Gobierno de Segovia ha precisado que no existen denuncias previas por malos tratos por parte de los esposos, aunque ha eludido dar más detalles del suceso a la espera de que concluyan las investigaciones.

Este suceso eleva a 43 el número de mujeres fallecidas por violencia doméstica en lo que va de año, mientras que en 2006 fueron 68 las que perecieron en estas circunstancias, según datos del Instituto de la Mujer.