Ir a contenido

El Congo avisa a los adoptantes de que no serán bienvenidos

El embajador español advierte a los padres del riesgo de ser detenidos

MERCÈ CONESA / BARCELONA

El largo peregrinaje de 15 familias catalanas que tratan de adoptar niños en el Congo se complica día a día. Después de que cinco parejas viajasen a Brazzaville y cuatro lograsen volver con un niño, las autoridades congoleñas piden ahora que no viajen más padres a aquel país porque "no serán bienvenidos", según informa el embajador español en Kinshasa.

En un largo comunicado dirigido a la Conselleria d'Acció Social i Ciutadania, el diplomático Miguel Fernández-Palacios advierte de que los responsables de los ministerios de Asuntos Exteriores y Asuntos Sociales de la República del Congo han rogado que se transmita "un mensaje contundente" a los padres para que no viajen hasta que los procesos de adopción hayan culminado. De las 15 familias, 11 aún no tienen un menor judicialmente asignado.

Fernández-Palacios advierte de que se ha abierto una investigación "sobre las irregularidades detectadas en los procesos de adopción" que gestionaron directamente las cinco familias que viajaron a la capital congoleña. A causa de ello, "si un ciudadano español --explica Fernández-Palacios-- se encontrara en Brazzaville, no sería de extrañar que fuese llamado a declarar en relación con esta trama".

La notificación de la embajada cayó como un jarro de agua fría sobre las 11 familias que aún esperan adoptar en Brazzaville. Representantes de cuatro de ellas habían decidido salir hacia la capital congoleña el próximo lunes. A última hora de ayer se reunieron con representantes de la Generalitat que les informaron de la postura diplomática y les hicieron una nueva propuesta que hoy dirán si aceptan o no