Ir a contenido

TÓMATELO EN SERIE

Cosas que los Emmy 2019 no deberían olvidar

Algunas series e intérpretes que no deberían faltar en las nominaciones a los premios, que se anuncian el martes 16 de julio

Juan Manuel Freire

Un fotograma de la serie ’Succession’

Un fotograma de la serie ’Succession’

Sabemos que es tarde para hacer despertar a votantes indecisos (las urnas se cerraron el pasado 24 de junio), pero divirtámonos recordando algunas series y actrices y actores que no deberían faltar entre las nominaciones a los próximos Emmy, que se anuncian el martes, día 16. A continuación, algunos nombres que deberían sonar. 

Un drama: 'Succession'

La creación de Jesse Armstrong pudo generar dudas al principio (¿nos debía hacer gracia el cinismo y la avaricia de ese 1% que arruina las vidas al 99%?), pero más pronto que tarde se reveló como un drama brillante, a veces cruelmente cómico, otras veces dolorosamente emotivo. Ya se sabía, pero 'Succession' lo cuenta con especial pericia: el dinero no da la felicidad ni te libra de los problemas con papá. 


Una comedia: 'Fleabag'

Simplemente, la mejor serie (de cualquier género, de cualquier extensión) estrenada en lo que llevamos del 2019; y a menos que suceda un milagro, en todo el año. La antiheroína tragicómica de Phoebe Waller-Bridge se enfrenta a su familia, y a sí misma, y a Dios, y a la fe ajena, en una segunda temporada que aborda Grandes Temas con tanta delicadeza de matiz como ligereza de tono. 


Una actriz principal de drama: Jodie Comer

Hay que empezar a admitirlo de una vez: sin Phoebe Waller-Bridge como guionista, 'Killing Eve' no ha sido lo mismo. Pero han seguido brillando las interpretaciones, en particular (con todos los respetos por Sandra Oh) la de Comer como la cruel pero naíf asesina Villanelle. Tras no llegar siquiera a estar nominada en los Emmy del año pasado, vio recompensada hace poco su labor con el BAFTA a la mejor actriz de televisión. Ahora toca mover ficha a la Academia de la Televisión de Estados Unidos. 


Un actor principal de drama: Bob Odenkirk

Una temporada de 'Better call Saul' tras otra, Odenkirk se ha demostrado como un actor capaz no solo del sarcasmo y la ironía, sino de rotundos golpes de circunspección. Jimmy sabe perfectamente que hoy, mañana y siempre traerá problemas a quienes le quieren. No puede evitarlo. Odenkirk refleja esa carga con cada músculo de su rostro y de su cuerpo. 


Una actriz principal de comedia: Natasha Lyonne

La política de distribución de Netflix (toda la serie de una tacada) hace que sea más fácil experimentar con la narrativa. Los creadores saben que, probablemente, no vayas a ver el primer capítulo y esperar una semana a ver el siguiente, así que pueden arriesgarse a no dar todo masticado desde el principio. Así surgen personajes crecientemente fascinantes como Nadia Vulvokov, algo más que Lyonne haciendo de sí misma en entorno hipster. Una heroína fabulosa en el centro de una historia sobre muerte y regeneración, determinismo y redención.


Un actor principal de comedia: Bill Hader

En la histórica (por buenísima) 'Barry', el propio Hader se ha construido un personaje a su (gran) medida. El de Barry Berkman, asesino profesional metido a actor, ha sido el papel que nos ha demostrado todo de lo que este hombre es capaz. La hilaridad, el pathos, el pequeño matiz, la catarsis terrorífica. 


Una miniserie: 'Heridas abiertas'

Hace ya un año que se estrenó (no entró por los pelos en las nominaciones del 2018), pero los votantes no deberían haberse olvidado todavía del fangoso, turbio, intenso verano que nos hizo pasar. Como el libro de Gillian Flynn en que se basaba, era menos un '¿quién lo hizo?' que un estudio de personajes, lo que valió a Amy Adams, Patricia Clarkson o Eliza Scanlen para regalar composiciones de vértigo. 


Una actriz principal de miniserie: Michelle Williams

El libro de Sam Wasson en que se basa 'Fosse/Verdon' se llamaba 'Fosse', a secas. La serie de FX es, ya desde el título, un intento de echar abajo el mito del genio solitario masculino, de recordar que detrás del trabajo del mítico coreógrafo y cineasta Bob Fosse había mucha gente con talento. Principalmente una: la gran bailarina de Broadway Gwen Verdon, su esposa entre 1960 y 1971, pero su apoyo y colaboradora hasta el final. Williams ha brillado en todos los roles de Verdon, incluyendo el de bailarina; ya fue Sally Bowles en el revival de 'Cabaret' del 2014.


Un actor principal de miniserie: Jared Harris

Ha tenido que suceder el fenómeno 'Chernobyl' para que este actor, habitualmente más conocido como Ese Tipo Que Salía En Esa Serie, sea conocido por su nombre y apellido. Como el científico Valeri Legásov, principal investigador del desastre de la central nuclear, Harris ha exhibido su habitual intensidad contenida; su capacidad para transmitir mucha vida sin gestos artificiosos. 

Otra gala sin presentador

Tras el anuncio de nominados del próximo martes, a cargo de D'Arcy Carden (Janet en 'The good place') y Ken Jeong (Ben Chang en 'Community'), habrá que esperar hasta el domingo, día 22 de septiembre (o nuestra madrugada del domingo al lunes) para conocer a los ganadores. 

Tomando nota de los Oscar, quizá los próximos Emmy, los septuagésimo primeros, no tengan presentador. La última vez que pasó algo así en el 2003. Si tenemos en cuenta el dudoso ritmo de la gala del año pasado, igual tampoco es mala opción.