LIBROS Y SERIES

El padre de Villanelle

Luke Jennings publica una recopilación de las novelas breves en las que se inspira la serie 'Killing Eve'

"Quería crear una figura femenina que se moviera según sus propias reglas", afirma el autor de la saga

Jodie Comer y Sandra Oh, en ’Killing Eve’.

Jodie Comer y Sandra Oh, en ’Killing Eve’.

3
Se lee en minutos
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

Especialista en series, cine, música y cultura pop

Escribe desde Barcelona

ver +

Y pensar que Villanelle casi no existió... La serie de novelas cortas con esta asesina a sueldo como (relativa) villana, cuyo primer volumen recopilatorio acaba de publicar Lince con el muy clarificador título de 'Killing Eve', fue el salto al vacío de Luke Jennings, crítico de danza y escritor que por entonces carecía de la comodidad económica para tomar demasiados riesgos.

El riesgo era aún más importante porque Jennings, animado por un editor de Amazon, iba a iniciar la saga en formato electrónico, como parte de la iniciativa Kindle Singles. Cada venta podía reportarle un buen porcentaje de beneficios, pero iba a tener que competir con millones de libros que invitan a la desconfianza por no tener detrás a una editorial de peso.

La jugada le salió bien. Recién aparecida la primera 'nouvelle', la reputada productora Sid Gentle Films adquirió una opción de compra sobre las historias de Villanelle. "Eso me hizo muy feliz, porque desde el principio pensé que el concepto era ideal para una serie de televisión", nos explica Jennings, quien buscó en su aventura la estela de grandes como Ian FlemingJohn le Carré y Patricia Highsmith.

'Flash-forward' a abril del 2018, cuando, sin demasiado ruido previo, llega a BBC America (HBO en España) 'Killing Eve', la miniserie basada en los libros de Jennings. La crítica se rinde a sus encantos y el público, en lugar de decrecer conforme pasan las semanas, va creciendo casi con cada episodio: toda una rareza. El secreto del éxito es la relación de obsesión mutua entre sus dos antiheroínas: la asesina Villanelle (Jodie Comer) y su perseguidora, la agente del MI5 Eve Polastri (Sandra Oh).  

Cuando se anunciaron las nominaciones a los Emmy de este año, muchos no podían creer que Comer no fuera nominada por su hilarante (además de terrorífica) actuación. Jennings dice del personaje: "Quería crear una figura femenina que se moviera por entero según sus propias reglas. Al principio puedes pensar en ella como la creación de sus jefes masculinos, una mascota psicópata, pero cuando trasciende ese rol, todo cambia. Se adentra en un mundo definido por sus propios intereses y deseos, no regulado por la autoridad masculina".

Ni sostén de nadie, ni definidas por ellos

La relación entre Villanelle y Eve puede recordar a la de, digamos, De Niro y Pacino en 'Heat': se persiguen y se temen, se adoran y se entienden. "En algunos sentidos, son polos opuestos", explica Jennings. "Eve ha tomado decisiones seguras en la vida; Villanelle ha tomado decisiones muy peligrosas. Pero cada una tiene facetas que atraen y fascinan a la otra. Una persecución es siempre, en cierto sentido, una especie de cortejo. Lo que Eve y Villanelle comparten (aunque esto Eve no lo sepa al principio) es su preparación para transgredir, para ignorar los límites del comportamiento femenino esperado".

La encargada de escribir para la tele a estas mujeres fascinantes, "ni sostén de nadie, ni exclavas en exceso de la emoción, ni definidas por los hombres", fue Phoebe Waller-Bridge, conocida sobre todo por un retrato de mujer tan ajeno al cliché femenino como 'Fleabag', miniserie que escribió y protagonizó. "Me pareció una gran elección. Ella entendía a la perfección los personajes y su mundo", señala Jennings.

Noticias relacionadas

En la segunda temporada, que aquí estrenará HBO durante el 2019, el rol de guionista principal ha pasado a otra actriz-guionista: Emerald Fennell, futura Camilla Parker Bowles de 'The crown'. "Estoy en contacto con ella y los productores, y he ido a lecturas de guion, pero aparte de eso no hago más en la serie. ¡Mi prioridad es escribir las novelas!".

Novelas que, ahora, ya no son solo 'e-books' sino también, a veces, cuidadas ediciones en tapa dura. "Los 'e-books' hicieron bien su trabajo. Es difícil que un contacto profesional compre y se lea una novela de 100.000 palabras, pero no tanto que se descargue una novela corta de 15.000. Me encanta verlas publicadas como novelas largas alrededor del mundo. ¡Seguramente Villanelle también apoyaría el cambio!".

Temas

HBO Series Libros