País castigado

Italia decreta la vacunación obligatoria para los mayores de 50 años

Mario Draghi en una reunión del Gobierno.

Mario Draghi en una reunión del Gobierno. / EFE

3
Se lee en minutos
Agencias

El Consejo de Ministros de Italia ha aprobado este miércoles la vacunación obligatoria contra el coronavirus para mayores de 50 años, una medida que busca aliviar la presión hospitalaria y controlar los contagios para proteger a la población.

El primer ministro, Mario Draghi, señaló en la reunión con los ministros la necesidad de que la población se inmunice para controlar la pandemia. "Las medidas de hoy quieren preservar el buen funcionamiento de los hospitales y, al mismo tiempo, mantener abiertas las escuelas y las empresas. Queremos frenar el crecimiento de la curva de contagios y empujar a los italianos que aún no se han vacunado a que lo hagan", dijo Draghi, según fuentes del gobierno. "Actuamos sobre los grupos de edad que corren mayor riesgo de ser ingresados para reducir la presión hospitalaria y salvar vidas", añadió.

La semana pasada, el Gobierno decidió que el certificado sanitario reforzado (que se obtiene cuando se está vacunado o se ha pasado la enfermedad) va a ser obligatorio desde el 10 de enero para acceder a los medios de transporte, además de a hoteles, ceremonias o festivales; mientras que por ahora se pide en el ocio y la restauración.

Draghi quería ampliar la utilización de este pasaporte reforzado a más actividades, como servicios públicos, de cuidado personal o centros comerciales, pero no ha sido posible este miércoles por la reticencias de algunas fuerzas de la coalición gubernamental, como la ultraderechista Liga, que lo interpretaba como una vacunación obligatoria enmascarada para todo el mundo, según los medios italianos.

Hospitales saturados

El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, dijo por su parte que las decisiones tomadas buscan reducir el número de no vacunados lo máximo posible porque "es lo que provoca la saturación de los sistemas hospitalarios". "Dos tercios de los hospitalizados en ucis y el 50 % de los pacientes en salas ordinarias no están vacunados", lamentó.

Italia ha registrado hoy un nuevo récord de contagios desde el inicio de la pandemia, con 190.000 casos en las últimas 24 horas, con lo que el número total se sitúa ya en los 6,7 millones desde febrero del 2020. El número de muertos ha sido de 231, lo que eleva la cifra total a 138.276.

En cuanto a la campaña de vacunación, el 89,13 % de la población de más de doce años ya tiene al menos una dosis y el 86,07 % ha completado el ciclo, mientras que la de refuerzo se ha inoculado al 67,67 % de la población que puede recibirla.

El 10,98 % de los niños de entre 5 y 11 años también tienen ya al menos una dosis, pero solo el 0,01 % de este colectivo tiene la pauta completa.

Cuarentenas más duras en los colegios

Además, el Consejo de Ministros endureció las medidas relacionadas con las cuarentenas si se detectan positivos en los colegios, que volverán a abrir el próximo 10 de enero con clases presenciales. En guarderías y escuelas infantiles la cuarentena de diez días será obligatoria para todos los niños en caso de que haya un positivo en clase, medida mucho más dura que la prevista para otras franjas de edad porque Italia solo está vacunando a los mayores de 5 años.

En las escuelas de primaria, se mantendrán las clases presenciales con la obligación de que los alumnos se realicen una prueba de coronavirus si hay un positivo, pero con dos o más casos todos tendrán que realizar una cuarentena de diez días. Y en los colegios e institutos de educación secundaria solo se mantendrán las clases presenciales con un positivo, aunque con la exigencia de que los alumnos se realicen una prueba y utilicen la mascarilla FFP2.

Noticias relacionadas

Si hay dos casos, solo podrán seguir las clases presencialmente los vacunados o que hayan pasado la enfermedad en los últimos cuatro meses, o los que hayan recibido la dosis de refuerzo; y si hay tres positivos todos los alumnos continuarán en remoto. El Consejo de Ministros extendió igualmente la obligación de vacunación al personal universitario, con independencia de su edad, equiparándolo así al personal escolar.

Además, la Agencia italiana del Medicamento (AIFA) autorizó hoy la inoculación de la dosis de refuerzo, por el momento solo con la vacuna de Pfizer-BioNTech, para los jóvenes de entre 12 y 15 años.