Dieta mediterránea

Sant Pau estudia la vinculación entre el aceite de oliva y la fertilidad

  • Este proyecto científico, "pionero en el mundo", contará con la colaboración de las cinco denominaciones de origen catalanas

Dos botellas de aceite de oliva.

Dos botellas de aceite de oliva.

2
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

El Institut de Recerca del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (IIB Sant Pau) estudiará el posible vínculo entre el aceite de oliva y la fertilidad. El proyecto científico, que llevará por nombre Meditate-IVF, en el que colaborarán las cinco denominaciones de origen de Catalunya (Les Garrigues, Terra Alta, Siurana, Baix Ebre-Montsià y Empordà) tratará de averiguar hasta qué punto introducir una intervención previa a la gestación podría mejorar el estado metabólica y cardiovascular de las mujeres que se someten a fecundación in vitro. Las cinco denominaciones de origen catalanas cederán el aceite que se utilizará en este estudio.

"Este proyecto es pionero en el mundo", ha destacado este martes en rueda de prensa el presidente del patronato de la Fundació Sant Pau. "El aceite no es solo un alimento, sino un medicamento. Por eso hemos diseñado este estudio para ver cómo el aceite puede mejorar su calidad de vida, su nutrición", ha añadido por su parte la doctora Elisa Llurba, directora del Servei de Ginecología y Obstetricia de Sant Pau. Según ella, el objetivo del estudio es, por un lado, mejorar la fertilidad de las mujeres que hacen fecundación in vitro y, por otro, disminuir las complicaciones. Un 20% de parejas tienen problemas de fertilidad.

750 voluntarias

El estudio, que durará seis meses antes de la fecundación, reclutará a 750 mujeres que están a la espera de someterse a fecundación in vitro, las cuales se dividirán en tres grupos. Al primer grupo se les aplicará un cambio en el estilo de vida con aceite de oliva, frutos secos y ejercicio. Al segundo, se le administrará aspirina, medicamento que disminuye el riesgo de complicaciones en el embarazo. El tercero será un grupo control al que se le dará placebo.

Noticias relacionadas

"La finalidad es aumentar la tasa de recién nacidos vivos, algo que va muy relacionado con las complicaciones durante el embarazo. Por eso intervendremos seis meses antes de que esas mujeres se embaracen, haremos un cambio en su estilo de vida", ha explicado Mónica Cruz, especialista en Medicina Fetal i Programación Fetal de Sant Pau.

Según Llurba, el estudio trata de "ir más allá" y "aprovechar un momento en que las futuras madres y familias se plantean cambios sustanciales en su estilo de vida". "Les proponemos adoptar una dieta saludable, que cuente con las cualidades antioxidantes del aceite de oliva virgen extra y con niveles adecuados de azúcar y proteínas, mientras que a la vez incorpore el ejercicio físico en su rutina", ha dicho.