Con casi 70% de población inmunizada

Catalunya cerrará los vacunódromos por centros de vacunación más pequeños

  • Argimon plantea ir a los colectivos más dejados con estrategias "de microcirugía"

Administración de la vacuna 500.000 en la Fira de Barcelona, el julio pasado.

Administración de la vacuna 500.000 en la Fira de Barcelona, el julio pasado. / ELISENDA PONS (EPC)

3
Se lee en minutos
El Periódico

El conseller de Salut de Catalunya, Josep María Argimon, ha anunciado que pronto replegarán los grandes centros de vacunación, los llamados 'vacunódromos', como el de la Fira de Barcelona o de Girona, porque, con casi el 70% de la población vacunada, los centros de vacunación masivos "cada vez tienen menos sentido" y ahora el suministro de dosis se tiene que hacer con "estrategias de microcirugía". Además, según Argimon, al normalizar la vida "poco a poco", los espacios que ocupan los grandes centros de vacunación "también tienen que normalizar sus usos".

Según los datos de Salud, un 69,8% de toda la población de Catalunya ya tiene la pauta completa de vacunación, cifra que aumenta al 79,9% si sólo se cuentan los mayores de 16 años, mientras sigue el ritmo lento de citas para vacunarse.

Para incrementar la vacunación entre los jóvenes, el Departamento de Salut abrirá puntos de vacunación sin cita previa en todas las universidades catalanas a partir del próximo lunes, tal como ya hizo en la UAB el miércoles, una de las fórmulas escogidas para incentivar que los jóvenes se pongan la vacuna anticovid. Estos centros de vacunación estarán abiertos durante unas tres semanas y serán para poner primeras dosis de Pfizer y Moderna.

Puntos móviles sin cita

También la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona han acordado instalar puntos móviles de vacunación sin cita previa para poner la vacuna monodosis Janssen en los barrios donde se han detectado una menor cobertura, que coinciden con los de menor renta per cápita.

La gerente de la Agencia de Salud pública de Barcelona (ASPB), Carme Borrell, ha señalado que ahora aumentar los porcentajes de vacunados es cada vez más difícil y hace falta más estrategia selectiva, como los puntos móviles de vacunación dirigidos a los colectivos a los que es más difícil llegar. Que la quinta ola está superada lo subraya que el riesgo de rebrote (EPG), indicador que mide el crecimiento potencial de la epidemia, ha bajado en Catalunya del umbral de riesgo alto a moderado, con menos de 100 puntos por primera vez desde el 17 de junio, aunque todavía hay una media de once muertos diarios por covid.

Euskadi y Baleares también cierran

Noticias relacionadas

El Servicio Vasco de Salud-Osakidetza cerrará el 30 de septiembre los vacunódromos al haber llegado a inmunizar completamente al 84% de la población de Euskadi mayor de 12 años. Además, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha convocado para el próximo viernes día 17 una reunión del consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi para revisar las medidas sanitarias contra la pandemia y si los indicadores mantienen su actual evolución positiva relajará las restricciones relativas a horarios y aforos.

Y Baleares también cerrará a lo largo de este mes la mayoría de puntos de vacunación masiva, dejando disponible el de Son Dureta en Palma para la vacunación sin cita, y concentrará la campaña en centros de salud. Con este cambio se podrá devolver a los ayuntamientos las instalaciones cedidas, que ahora que comienza el curso escolar regresarán a sus funciones habituales. El Hospital Son Espases, el más grande de Palma, cerró este miércoles sus líneas de vacunación masiva; el 15 de septiembre terminará la colaboración con Policlínica Nuestra Señora del Rosario en Ibiza y la vacunación masiva en el Hospital de Formentera; y el 22 de septiembre cerrarán los 'vacunódromos' del Polideportivo Mateu Cañellas (Inca) y el Hipódromo de Manacor. El desmantelamiento de los grandes puntos de vacunación se produce una vez superado el 70 por ciento de la población diana vacunada con pauta completa --actualmente un 77,4%.