Pandemia de covid-19

Sanitarios de Sant Joan de Déu reciben las primeras vacunas de Moderna

  • Catalunya recibe las primeras 5.800 dosis de esta farmacéutica, cuyo fármaco es más sencillo de administrar que el de Pfizer

Una sanitaria de Sant Joan de Déu se pone la vacuna de Moderna, este sábado.

Una sanitaria de Sant Joan de Déu se pone la vacuna de Moderna, este sábado. / Ricard Cugat

Se lee en minutos

El Periódico

El Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat (Barcelona) ha comenzado hoy a administrar las primeras vacunas de la farmacéutica Moderna a sus profesionales de primera línea con la previsión de que a lo largo de la próxima semana todos los sanitarios del centro haya recibido el suero.

Así lo han explicado a los medios el director médico, Miquel Pons, y la directora enfermera, Emma Gómez, después de que hayan sido vacunados esta mañana un doctor y una enfermera de Urgencias, los primeros profesionales catalanes en recibir este suero contra el coronavirus de la firma Moderna.

La campaña de vacunación en el hospital maternoinfantil Sant Joan de Déu, que ayer recibió un total de 2.000 vacunas, ha arrancado con la inmunización de los trabajadores que este sábado están en activo en "servicios de primera exposición", unas 280 personas, y continuará con los alrededor de 250 sanitarios del turno del domingo.

La intención, ha aseverado Pons, es que durante la semana que viene toda la plantilla del hospital haya sido vacunada de covid-19, dando prioridad a las áreas de mayor exposición al virus, como las Urgencias, el personal del laboratorio, el de las unidades de cuidados intensivos (ucis) o el de servicio domiciliario.

"Las dosis administradas dan para cubrir a todos los profesionales de primera línea. Los números están bien cuadrados y no se prevé que sobren dosis en esta primera entrega", ha asegurado el médico, quien ha detallado que la segunda tanda de vacunas llegará a finales de enero y servirá para cubrir al resto de la plantilla del hospital, así como para administrar las segundas dosis a los sanitarios.

Además, por el momento, han explicado Pons y Gómez, no se ha detectado ninguna resistencia a vacunarse: "Por el contrario, los profesionales tienen muchas ganas (...) Están ilusionados", han subrayado.

La primera vacunada

Lo ha confirmado la enfermera de la uci pediátrica Elisabet Socíes, la primera en recibir la vacuna, quien ha resaltado que, pese a no tener la "misma carga de trabajo" que en los hospitales de adultos, "cuantas más vacunas se pongan y más rápido se haga, antes podremos acabar con la pandemia".

En este sentido, Pons ha apostillado que en el hospital hay menos "cuadros graves" de covid-19 que en los centros de adultos, con un promedio de uno o dos diarios de entre 200 urgencias.

"Cada día se detectan pacientes con covid, pero el número de ingresos por cuadros respiratorios es de uno o dos al día, nada que ver con presión asistencial de los hospitales de adultos", ha dicho.

Diferencias con Pfizer

La vacuna de Moderna en el Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona).

/ Ricard Cugat

Por otro lado, a diferencia de la vacuna de Pfizer, la de Moderna puede conservarse durante 30 días en una nevera, lo que facilita la logística y la distribución, una característica que, según los expertos, facilitará que no haya "problemas" ni "sobren dosis".

"Es bastante más sencilla de administrar. Viene preconstituida y sólo hay que homogeneizar la preparación e inyectarla", han indicado.

Te puede interesar

Tras la vacunación en Sant Joan de Déu, la campaña par poner las 5.800 dosis de Moderna que han llegado a Catalunya seguirá mañana en los hospitales de Amposta y Mataró, aunque Salut no descarta distribuir este suero en otros centros, han informado fuentes de la 'conselleria'.

En el Hospital Altahia de Manresa, donde estaba también previsto vacunar con las dosis de Moderna en cambio, la vacunación se llevará a cabo finalmente con dosis del laboratorio Pzifer.