30 oct 2020

Ir a contenido

avance científico

Vall d'Hebron detecta una proteína clave contra la metástasis del cáncer de mama

Un estudio en 'Nature Communications' señala que podría ser "una diana terapéutica" de la enfermedad

Los investigadores lo consideran un "relevante hallazgo" que podría servir para otros tipos de tumores

Beatriz Pérez

Investigadores del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) han detectado una proteína clave para evitar la metástasis del cáncer de mama.

Investigadores del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) han detectado una proteína clave para evitar la metástasis del cáncer de mama. / VALL D'HEBRON

Para que se produzca un tumor hace falta la colaboración entre células malignas y también células normales. La comunicación entre ellas genera el cáncer y, en ocasiones, la metástasis. Un equipo de investigadores del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR), junto con el CIBER de Cáncer (Ciberonc), ha identificado el papel clave de la proteína integrina B3 (ITGB3) en la metástasis del cáncer de mama: sin ella, las células no son capaces de comunicarse con otras células tumorales y del entorno. 

El estudio que recoge este "relevante hallazgo", en palabras del doctor Santiago Ramón y Cajal, jefe de Patología Molecular Traslacional del VHIR, acaba de ser difundido este miércoles en 'Nature Communications'. Este descubrimiento podría ser una "diana terapéutica" para evitar la propagación de la enfermedad a otros órganos del cuerpo.

"Estamos trabajando en intentar cortar la comunicación celular para evitar que el tumor crezca y dé metástasis. Y para eso sabemos que, cuando inhibimos la proteína B3 de las células, estas no dan metástasis o lo hacen un número muy bajito. ¿Por qué? Porque no son capaces de comunicarse con otras células y, por tanto, no generan invasividad ni metástasis", cuenta a este diario Ramón y Cajal, que también es jefe del Servicio de Anatomía Patológica de Vall d'Hebron y jefe de grupo de Ciberonc.

El 90% de las muertes por cáncer de mama se producen cuando la enfermedad se extiende a otros órganos

El 90% de las muertes producidas por cáncer de mama lo son a causa de las metástasis en otros órganos, como el pulmón, y en la formación de dichos tumores es clave la comunicación entre células, en las que las vesículas tienen un rol preponderante.

"En la aproximación teórica, creemos que este hallazgo podría ser importante para más cánceres. Cuando hablamos de cáncer, debemos hablar de células que cooperan entre sí, tanto tumorales como no tumorales. Así que esta es una importante fuente de investigación", explica Ramón y Cajal.

Según él, el "desafío" de la actual investigación del cáncer son las "metástasis", pues las probabilidades de supervivencia cambian mucho dependiendo de si el tumor se detecta temprana o tardíamente.

Objetivo: el fármaco

Los investigadores están ahora trabajando en el desarrollo de anticuerpos que puedan "neutralizar" la proteína B3, de forma que las células tumorales sean "insuficientes" para generar metástasis. El fármaco que están desarrollando tardaría todavía un año en estar preparado. Pero, en todo caso, Ramón y Cajal se muestra optimista porque "los mecanismos de metástasis del cáncer de mama y de los carcinomas en general pueden ser similares". "Tarde o temprano se conseguirá cronificar el cáncer y controlarlo mucho más que ahora", asegura.

"Estos inhibidores serían específicos para el control de las metástasis. Por eso, deberían administrarse conjuntamente con otros tratamientos dirigidos al tumor primario", añade este investigador.

La newsletter del director

Recibe en tu correo el análisis de la jornada de la mano del director de elPeriódico.com, Albert Sáez. 

Suscríbete

Este mecanismo de entrada a las células, basado en la proteína B3, se ha observado con anterioridad en muchos virus herpes cuando infectan a células humanas, una similitud que ha ayudado a los investigadores a conocer y estudiar esta vía de entrada.