PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Salut promete ahora 3.800 profesionales más de atención primaria hasta el 2022

El Govern presenta un plan para reforzar los centros de salud a largo plazo ante un otoño incierto

Expertos consideran "irrisorio" contratar solo a 306 médicos y 220 enfermeras más

Una enfermera le realiza una prueba PCR a un paciente en el centro de atención primaria (CAP) Roger de Barcelona.

Una enfermera le realiza una prueba PCR a un paciente en el centro de atención primaria (CAP) Roger de Barcelona. / ÀNGEL GARCÍA

Se lee en minutos

Con el primer otoño de la pandemia de coronavirus a la vuelta de la esquina y unos centros de salud colapsados desde hace meses ante el aumento de contagios, el Govern de Catalunya ha presentado este viernes un plan de refuerzo de la atención primaria para los próximos dos años. El proyecto, que venía siendo reclamado por el sector desde hace años, también prevé acciones para, a corto plazo, abordar el covid-19.

Catalunya invertirá 127 millones anuales en la atención primaria hasta el 2022, proyecto que culminará con la incorporación de 3.811 profesionales más: 306 médicos, 220 enfermeras y 750 asistentes clínicos, pero también 112 trabajadores sociales, 115 psicólogos y 150 nutricionistas. Nuevos perfiles profesionales que darán una atención más completa a una sociedad cada vez más envejecida y con enfermedades crónicas.

Estas nuevas contrataciones supondrán un aumento del 17% de la plantilla de los centros de atención primaria (CAP), los cuales arrastran desde hace décadas déficit de personal, grandes listas de espera y una reducción de la financiación. Además, esos 127 millones anuales más conllevarán una subida, hasta el 22% (aunque según la OMS debería ser del 25%), de la inversión en primaria del total del presupuesto de la Conselleria de Salut. Este incremento también permitirá, entre otras cosas, invertir en nuevas tecnologías y mejorar los sistemas informáticos.

Salut prevé que la demanda en los CAP aumente en un 25% este otoño

"Este año se incorporarán ya 1.979 de estos más de 3.000 profesionales. De momento, en los últimos meses, se han incorporado 900 gestores covid-19 [administrativos que se encargan del seguimiento de los contactos de los casos positivos del virus]", ha explicado en rueda de prensa el 'conseller' de Hisenda i Economia, Pere Aragonés. "Ponemos la primaria en el centro de la lucha del covid", ha añadido. Además, este 2020 se destinarán 46 millones procedentes de los fondos covid para la primaria.

El objetivo principal de estas nuevas contrataciones, sobre todo de cara a estos otoño e invierno, es desburocratizar el trabajo de médicos y enfermeras para que estos puedan dedicarse, íntegramente, a tareas clínicas. Salut prevé que, en los próximos meses, la demanda en la atención primaria aumente en un 25% porque, además del coronavirus, comenzarán a circular otros virus respiratorios, como por ejemplo, la gripe. 

"La primaria ha jugado un papel fundamental de contención del virus. Y este año, además, los CAP tendrán que hacer diagnósticos diferenciales: separar los catarros de todos los años de los casos de covid. Por eso es imprescindible este plan de fortalecimiento", ha destacado por su parte el director del Servei Català de la Salut (CatSalut), Adrià Comella. "En pocas cosas encontraremos un consenso como el que hay en torno a este plan", ha señalado junto a él la 'consellera' de Salut, Alba Vergés.

El otoño, una "incógnita"

"Si se cumple, este plan sí responde a nuestras expectativas", señala la presidenta de la Associació d'Infermeria Familiar i Comunitària (Aificc), Alba Brugués. "Hace muchos años que lo pedíamos", apunta. Aun así, Brugués califica de "irrisoria" la cifra de 220 enfermeras nuevas, ya que según la Aificc hacen falta muchas más. También el sindicato Metges de Catalunya (MC) ha calificado de "irrisorios y del todo insuficiente" los 306 facultativos nuevos prometidos por el Govern, ya que según los cálculos de MC hacen falta mil más. 

Para Brugués, lo más importante es que se haya puesto el foco en que los procedimientos sean "menos burocráticos" y también valora positivamente el aumento tanto del personal de primaria como del presupuesto en ella. "Aunque aún hemos de mirar la letra pequeña y ver cómo se ejecuta". 

Las sociedades médicas dudan de que los centros de salud estén preparados para una segunda ola

Te puede interesar

El personal, advierte, está cansado después de lo vivido en primavera y en verano. "Seguimos siendo pocos profesionales y tendremos más trabajo este otoño. Esto se tenía que haber previsto hace 10 años. Ahora mismo, es una incógnita si estamos o no preparados para el otoño. Si vienen más rebrotes, tendremos que dejar de hacer otras cosas, como ocurrió en primavera", dice Brugués. 

Por su parte, el presidente de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic), Antoni Sisó, valora positivamente la figura del gestor covid-19, quien "ha ayudado a desburocratizar el trabajo de los médicos". Pero llama también a ahondar en esta desburocratización, por ejemplo, liberando a los facultativos de emitir las bajas médicas. "Las bajas se llevan las tres cuartas partes de la carga burocrática", señala.