28 may 2020

Ir a contenido

POR SEXTO AÑO CONSECUTIVO

Récord histórico: Catalunya realizó 1.296 trasplantes de órganos en el 2019

Cada día hay tres extracciones en territorio catalán (el 24% de toda España) y Vall d'Hebron lidera el ránking

Un donante de órganos puede salvar hasta ocho vidas; uno de tejidos puede mejorar la vida de 100 personas

Beatriz Pérez

Un quirófano del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona.

Un quirófano del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. / EL PERIÓDICO

Catalunya ha vuelto a batir, por sexto año consecutivo, todos los registros anteriores de donación y trasplantes de órganos, manteniéndose así como uno de los referentes mundiales en este ámbito. En el 2019, en territorio catalán se realizaron 1.296 trasplantes de órganos: un 12,6% más que en el 2018 y un 53% más que en el 2013. Desde 1984, año en que abrió en Barcelona la primera oficina de intercambio de órganos de toda España, Catalunya ha realizado 25.369 trasplantes, de los cuales 1.003 fueron pediátricos.

En una rueda de prensa este lunes, la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, ha subrayado "la generosidad de la sociedad", así como "la excelencia del sistema sanitario público y de sus profesionales a la hora de alcanzar estos nuevos hitos". Por su parte, el director de la Organització Catalana de Trasplantaments (OCATT), Jaume Tort, quien ha calificado el 2019 como un "año excepcional", ha destacado que "cada día se realizan en Catalunya tres trasplantes", lo que representa "el 24% de todos los trasplantes que se realizan en España". Además, los 169 trasplantes por millón de población (pmp) supone, según la OCATT y la Conselleria de Salut, "la tasa de trasplantes más elevada del mundo". La media en España está en 116 trasplantes pmp y en Europa, en 67,1 pmp. 

El trasplante más común en Catalunya es el renal (en el 2019 hubo 882), seguido del hepático (197), cardíaco (70), pulmonar (120) y pancreático (27). Un total de 49 niños recibieron un trasplante durante el año pasado, cuatro menos que en el 2018: fueron 24 intervenciones de riñón, 19 de hígado, dos de corazón y cuatro de pulmón.

Por centros, un año más el Hospital Vall d’Hebron ha liderado, con 333 intervenciones, el ránking, seguido por el Hospital Clínic (312) y el de Bellvitge (279).

En cuanto a la lista de espera, el pasado 31 de diciembre un total de 1.217 personas estaban esperando un trasplante, de las cuales unos 19 eran niños. En el 2019, la media de espera para recibir un trasplante hepático era de 41 días (frente a los 94 del 2018). Para un trasplante cardíaco había 110 días (39 en el 2018); para uno pulmonar, 55 (84 hace enm el 2018); y para uno pancreático, 325 (303 en el 2018).

Donación de cadáver

El número de donantes cadáver válidos gestionados en Catalunya también se ha situado en máximos históricos con 376 donantes, lo que supone un incremento del 14,6% respecto al año anterior y un 81,6% más que hace seis años (207 en el 2013).

Por tipos de donante, los de muerte encefálica (cerebral) aumentan ligeramente (un 1%), mientras que los de muerte en asistolia (cardíaca) siguen la tendencia claramente al alza (38,3%), gracias principalmente a los donantes de muerte en asistolia controlada (enfermos terminales ingresados en el hospital que mueren por cese irreversible de la actividad cardíaca).

En el 2019, el porcentaje de negativas familiares se redujo hasta el 17,3%, esto es, el 83% de las familias potenciales donantes dieron el consentimiento a la donación de órganos de su familiar. En este sentido, Ana Zapatero, coordinadora de trasplantes del Hospital del Mar, ha dado las gracias a "esa gente que, en el peor momento de su vida, es capaz de ser solidaria".

En cuanto a la donación en vivo, tras cinco años a la baja, se ha conseguido romper esta tendencia y superar en cuatro los donantes del año anterior: en total 134, frente a los 130 del 2018. De estos donantes, 132 fueron personas que en vida donaron un riñón y dos fueron donantes que dieron una parte de este órgano. 

Donación de tejidos y de células

Además, otros 14.000 pacientes se beneficiaron, el año pasado, de los tejidos distribuidos por el Banc de Sang i Teixits (BST) de Catalunya. El BST gestionó 1.685 donantes de Catalunya, de los cuales se obtuvieron 2.668 tejidos, un 15,7% más. En total, se donaron 1.667 córneas, 193 válvulas cardíacas, 151 vasos sanguíneos, y hubo 365 donantes de tejido musculoesquelético y 312 de piel. Si un donante ideal de órganos puede salvar hasta ocho vidas, uno de tejidos puede mejorar la vida de más de 100 personas.

"No estaría aquí si no fuera por un donante anónimo"

"No es una cuestión de calidad de vida, sino de vida o muerte". Así ha descrito Armando Latorre la importancia de un trasplante de órganos. El abril pasado, este paciente fue trasplantado de los dos pulmones en el Hospital Vall d'Hebron. "Yo no estaría hoy aquí si no fuera por la solidaridad de un donante anónimo y por este sistema", ha dicho en la rueda de prensa de la OCATT. Latorre ha animado a donar, destacando que "no sirven para nada los órganos de un difunto si no es para donarlos". Este hombre necesitaba los dos trasplantes para seguir viviendo.