Ir a contenido

EL TESTIMONIO

Tina Recio: "Ninguna chica es más desdichada tras una vaginoplastia"

La fundadora de I-Vaginarium destaca el "bienestar emocional" que aportan las cirugías de reasignación de sexo

Esta entidad acompaña a las mujeres 'trans' a Tailandia para someterse a estas intervenciones quirúrgicas

Beatriz Pérez

Tina Recio, presidenta de Ivaginarium.

Tina Recio, presidenta de Ivaginarium. / FERRAN NADEU

"Tan importante es la calidad de la operación como el tiempo de espera". Lo afirma Tina Recio, una mujer transexual de 49 años que en el 2012 viajó a Tailandia para someterse a una vaginoplastia. Define las cirugías de reasignación de sexo como "fundamentales" en la vida de las personas 'trans', pues aportan un mayor "bienestar emocional". "Si no eras feliz, lo empiezas a ser. No he conocido a ninguna chica que sea más desdichada después de una vaginoplastia", asegura.

Tina es la presidenta y fundadora de I-Vaginarium, un programa sin ánimo de lucro de atención a las mujeres transexuales. I-Vaginarium, que se creó en el 2016 en Barcelona, acompaña a Tailandia a aquellas mujeres 'trans' que desean someterse a una vaginoplastia. El año pasado, la entidad acompañó a nueve chicas a Tailandia y este acompañará a 13. Tina, que venía del "activismo 'trans'", había tenido previamente la oportunidad de viajar a ese país y "contrastar" los resultados de las cirugías de allí con las de aquí. "Las intervenciones quirúrgicas en Tailandia son mejores y de menor coste", cerciora.

"Las operaciones en Tailandia son mejores y más baratas"

"En España las vaginoplastias no se consiguen del todo y, a veces, no se consiguen en absoluto. Por ejemplo, en ocasiones no se pueden apreciar los caracteres secundarios de la vagina, como los labios menores o el clítoris". Tina asegura que en Tailandia los cirujanos plásticos dedicados a las vaginoplastias son tan buenos porque son "los que más investigan". También porque es una "necesidad" de un colectivo "muy numeroso" como son las mujeres 'trans'. "Y el hecho de que haya tanta competencia entre las clínicas privadas mejora más la técnica".

Un "derecho humano"

En Catalunya, las largas listas de espera para una cirugía de reasignación de sexo suelen suponer un gran obstáculo para las personas 'trans'. Para muchas, esperar es doloroso. "Las operaciones de cambio de sexo son un derecho humano, por ese deben estar pagadas por el Sistema Nacional de Salud (SNS). Es como si tú naces sin una mano y hay una cirugía que te permite tener una", cuenta Tina.

"Estas intervenciones son un derecho humano, por eso deben estar pagadas por el Sistema Nacional de Salud"

Por eso muchas personas deciden irse a Tailandia, donde el precio de una operación de este tipo ronda los 9.000 euros (cantidad a la que hay que sumarle 1.000 euros por el vuelo y unos 1.500 más por la estancia). Aun así, sigue saiendo más barato que operarse en una clínica privada de España, donde estas intervenciones, según Tina, oscilan entre los 15.000 y los 17.000 euros. Tina y otras profesionales de I-Vaginarium (la entidad cuenta con psicólogas y fisioterapeutas) vuela cada año con estas mujeres a Tailandia, y las acompaña durante todo el proceso.

"Yo no les cobro nada por ir con ellas. Eso sí, entre todas ellas pagan mi viaje y mi estancia. Por eso solemos ir una vez por año y en grupo", explica Tina, quien es agente cívica en Barcelona y que cada año dedica su mes de vacaciones para acompañar a estas chicas a Tailandia. Recio elogia, una vez más, los resultados de las cirugías 'trans' de Tailandia. "Podemos tener relaciones sexuales completas. El resultado es totalmente óptimo", relata. Aun así el aparato reproductor de las mujeres 'trans' es diferente, pero Recio destaca que se está investigando para que, en un futuro, puedan también gestar.