Ir a contenido

SEMANA DE HUELGA

El principal escollo en la negociación entre los médicos y la Generalitat

El Institut Català de la Salut (ICS) propone pagar las horas extra de los médicos de atención primaria

Metges de Catalunya responde que esta movilización "no va de dinero" y pide un límite de visitas

Beatriz Pérez

Muro de cartón levantado por los médicos en huelga frente a la Conselleria de Sanitat.

Muro de cartón levantado por los médicos en huelga frente a la Conselleria de Sanitat. / ALBERT BERTRAN

Metges de Catalunya (MC), el sindicato mayoritario en la sanidad catalana y principal convocante de la huelga de la atención primaria que tiene lugar esta semana, quiere que los facultativos tengan un límite de visitas diarias: 28 por médico. MC, además, pide que el tiempo de cada visita sea de 12 minutos. Pero el Institut Català de la Salut (ICS) se niega a ello: propone al sindicato retribuir económicamente a cada facultativo por cada visita que esté fuera de su cupo.

Este punto, tan sencillo aparentemente, es el principal escollo por el que han fracasado los dos intentos de negociación entre ambas partes que tuvieron lugar el domingo y el lunes. De hecho, este es el gran obstáculo con el que se han topado los repetidos intentos de desconvocar la huelga. El ICS, sin embargo, no ve que la reuniones fueran un fracaso, ya que, como ha dicho el director gerente del organismo, Josep Maria Argimon, esta mañana en TV3, "el objetivo no era evitar la huelga" sino mejorar la primaria y, según él, se avanza en este sentido.

Metges de Catalunya argumenta que "está establecido" que tan solo dos tercios de la jornada laboral de un médico esté destinada a la práctica asistencial, es decir, a visitar pacientes. El resto (un tercio) debe ser para la formación e investigación. "Pedimos que esto se respete", dice el sindicato. Actualmente, la presión asistencial es tan alta, que toda la jornada está destinada a la asistencia. La actualización del conocimiento en Medicina, para lo que no hay tiempo, es fundamental.

La contraoferta del ICS

El ICS, por su parte, argumenta que no es posible limitar a 28 las visitas diarias de un médico. Así, el organismo propone reducir el cupo de pacientes asignados: 1.300 por doctor, como ha explicado Argimon. Reducir este cupo supone rebajar, a la vez, el número de visitas. Para llevar a cabo esta medida, según cálculos del ICS, se necesitan 200 médicos más en la atención primaria catalana (según MC, 920), algo a lo que el organismo se ha comprometido.

El problema es que, hoy por hoy, no existen estos 200 médicos en cartera. Para afrontar esta situación, el ICS apoya contratar a médicos residentes aunque tengan una nacionalidad extranjera, pero, aun así, no se alcanzarían esos dos centenares de facultativos. Esta, en todo caso, sería una medida a medio plazo. Es por eso que el ICS defiende, como medida inmediata, que los médicos puedan asumir un cupo de pacientes superior al establecido, pagándoles, eso sí, las horas extra (algo que no se hacía hasta ahora).

Para el sindicato de médicos, esta huelga "no va de dinero", por eso rechazan aceptar esta propuesta. Así lo ha asegurado MC es un tuit este mismo martes en respuesta a la entrevista de Argimon. El límite de visitas que demanda es también una medida defendida por la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic), entidad que pide un máximo de 25 por día y médico, algo que se conseguiría con una "incorporación progresiva de profesionales", según manifestó esta sociedad médica en otras ocasiones.

Temas: Huelgas