Ir a contenido

La gripe se expande acercándose al nivel epidémico

Los centros de vigilancia de Catalunya detectan 97 casos por cada 100.000 habitantes

Los médicos desaconsejan tomar antibióticos si no se sufre infección bronquial

El Periódico

Una mujer sufre gripe.

Una mujer sufre gripe.

La expansión del virus de la gripe sigue avanzando en Catalunya y la infección afecta esta semana a 97 de cada 100.000 ciudadanos sanos. Aún no se ha iniciado el nivel epidémico, pero casi, puesto que el umbral que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha fijado este año es de 109 infectados por cada 100.000 individuos sanos. Los umbrales que marcan el nivel basal y la fase epidémica están basados en los datos de incidencia en las 11 temporadas anteriores.

Los médicos consideran que la fase de epidemia de gripe se iniciará a lo largo de la próxima semana en Catalunya. En otros puntos de España comenzó hace varios días. Por ahora,  los especialistas ya han constatado un aumento notable de los casos en todos los grupos de edad, pero especialmente en los niños (grupos de 0 a 4 años y de 5 a 14 años).

Esta vigilancia la ejercen 34 médicos de familia y 26 pediatras destinados en centros de asistencia primaria (CAP) de las cuatro capitales catalanas. El cálculo epidémico se establece tras analizar muestras de mucosidad de algunos enfermos, función que realiza el laboratorio de referencia de la OMS para el control de la gripe en Catalunya, ubicado en el Hospital Clínic de Barcelona.

El objetivo final es "mejorar la adecuación del proceso de atención continuada y urgente, y conseguir que la ciudadanía sea atendida en el dispositivo más adecuado y con la mejor calidad posible", según ha informado el Departament de Salut de la Generalitat.

Fiebre y postración

La gripe se caracteriza por causar fiebre media o alta, postración general con frecuente dolor de huesos y una infección respiratoria, con tos, que puede ser intensa. El periodo activo del virus, de cuatro a seis días, no puede ser frenado por fármacos, aunque sí es posible reducir alguno de los síntomas que provoca, como son el dolor de cabeza y el malestar general, que se atenúan con analgésicos.

Los médicos desaconsejan tomar antibióticos salvo si la gripe ha desencadenado una infección bronquial o una neumonía, dolencias que deben ser diagnosticadas por un médico. El reposo en cama y la frecuente toma de bebidas tibias son las medidas más aconsejadas.

Salut recuerda que "la mejor manera de protegerse y evitar la propagación de la gripe es la vacunación y el mantenimiento de unas buenas prácticas de higiene, como lavarse las manos de manera regular".

Temas: Gripe