Ir a contenido

PROYECTO DE DETECCIÓN

El diagnóstico de cáncer de endometrio del Vall d'Hebron, premiado en EEUU

El método, en fase de desarrollo, será poco invasivo y más certero que las técnicas actuales

El tumor intrauterino es el cuarto más frecuente en las mujeres y el sexto más mortal

El Periódico

Quirófano del Hospital del Vall dHebron.

Quirófano del Hospital del Vall dHebron.

El proyecto en fase de desarrollo de un método para el diagnóstico del cáncer de endometrio, que realiza el Hospital del Vall d'Hebron, de Barcelona, ha recibido el premio FIPSE Medical Innovator Award (Fundación para la Innovación y Prospectiva en Salud en España), que otorga el Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT en sus siglas inglesas), de Boston (Massachussets, EEUU).

El modelo que desarrolla un equipo del Grupo de Investigación en Ginecología del hospital barcelonés tiene como objetivo conseguir un modelo de diagnóstico molecular del cáncer de endometrio que, según sus impulsores, será más eficiente y preciso que los procedimientos diagnósticos actuales.

Sangrado anormal

La sospecha de cáncer de endometrio se establece cuando la mujer sangra de forma anormal. Para confirmar o descartar la enfermedad, en la actualidad se realizan exámenes pélvicos y ecografías transvaginales que difícilmente ofrecen un diagnóstico incuestionable. La paciente debe someterse por ello a biopsias de endometrio, lo que implica el empleo del histeroscopio, técnica que exige introducir a través del cuello uterino el instrumental que obtendrá el material a analizar.

Los investigadores del nuevo recurso consideran que dicha técnica es excesivamente invasiva, aunque el cáncer de endometrio solo se confirma finalmente en el 5% de las analizadas. El test que perparan en el Vall d'Hebron, denominado Cemark, es "menos invasivo y rápido" y, a cambio, proporcionará un diagnóstico de precisión.

El cáncer de endometrio es el cuarto más frecuente en la mujer y el sexto en mortalidad. Su diagnóstico precoz conduce a unos índices de supervivencia del 95%, mientras que si se detecta en fase avanzada la probabilidad de sobervivir desciende considerablemente.

El prototipo del proyecto diagnóstico del Vall d'Hebron se prevé que esté concluido en el 2019, tras lo cual se realizarán los ensayos clínicos necesarios para conseguir la autorización que permitiría que el producto sea comercializado para su uso general en el 2020.   

  

0 Comentarios
cargando