Ir a contenido

En busca de un hospital público para el Vallès

La compra del Hospital General de Catalunya por Salut resolvería la necesidad de oferta asistencial de un millón de ciudadanos

Expertos del sector advierten de que la iniciativa solo será beneficiosa si responde a una cuidada planificación territorial

Àngels Gallardo

El Hospital General de Catalunya, situado en Sant Cugat del Vallès.

El Hospital General de Catalunya, situado en Sant Cugat del Vallès. / ROBERT RAMOS

Boi Ruiz

'EXCONSELLER' DE SALUT

"Es necesario un hospital público para la zona del Vallès. La fórmula idónea para conseguirlo debe decidirla el Govern de la Generalitat"

De concluir con éxito la propuesta de la Conselleria de Salut de adquirir el Hospital General de Catalunya (HGC), iniciativa anunciada por el titular del departamento, Antoni Comín, la operación daría finalmente respuesta a una exigencia reiteradamente expresada por alcaldes y entidades sociales del Vallès Occidental, que desde hace más de un decenio han expuesto ante quienes gobiernan la Generalitat la necesidad de que esta extensa comarca, habitada por un millón de personas, cuente con un hospital público.

El destino que Salut daría a las inmensas instalaciones del HGC, dotado de 297 camas de hospitalización, bloque quirúrgico, unidades de cuidados intensivos de adultos y pediátrica, y bunker de radioterapia con dos aceleradores lineales, permitiría absorber la demanda de asistencia médica básica, numéricamente abrumadora, que ahora recae en hospitales diseñados para asumir la alta especialización quirúrgica y las patologías más complejas, como es el del Parc Taulí, de Sabadell, permanentemente saturado y cuyas listas de espera quirúrgicas no dejan de crecer.

La idea, exponen fuentes conocedoras del proyecto, sería convertir al HGC en un hospital 'antena' –vinculado o dependiente- del Parc Taulí, permitiendo que éste ejerciera de centro de referencia para patologías complejas. También reduciría la actual presión asistencial de la Mútua de Terrassa y del Consorci Sanitàri de Terrassa. El Hospital del Parc Taulí es el centro sanitario público de Catalunya que asume mayor proporción de población. De él dependen más de 300.000 ciudadanos.

COINCIDENCIA EN QUE HACE FALTA

La perspectiva de dotar de un centro sanitario público al Vallès Occidental es compartida por quienes conocen o gestionan la asistencia en Catalunya. Incluso el anterior ‘conseller’ de Salut, Boi Ruiz, que en su día rechazó la idea de ampliar la actual red pública de hospitales -por considerarlo innecesario y por imperativos de la crisis-, admite ahora que ese déficit de oferta asistencial existe. “Es necesario un nuevo hospital público para la zona del Vallès, que esté de acuerdo con criterios de planificación. El territorio lo necesita –afirma Ruiz-. La fórmula idónea para conseguirlo es una decisión técnica que debe analizar y adoptar el Gobierno de la Generalitat”. Coincide con él el director gerente del Hospital del Vall d’Hebron, Vicenç Martínez Ibáñez. “En ese área del Vallès no hay hospitales públicos: Sant Cugat, Rubí, Castellbisbal…necesitan oferta asistencial pública –indica Martínez Ibáñez-. Como idea, la propuesta del ‘conseller’ Comín de comprar el HGC me parece brillante, pero desconozco las interioridades del proyecto. El CatSalut debe estudiar las posibilidades reales de tal adquisición”, afirma.

También al director general del Hospital Clínic, Josep Maria Campistol, le resulta “brillante” que la Generalitat se proponga incorporar al sistema sanitario público un hospital de las dimensiones y dotación del HGC. “Cualquier aportación a la sanidad pública me parece excelente –afirma Campistol-. Ahora hay que ver si la propiedad del HGC está de acuerdo y si el territorio implicado ve bien la propuesta”. A Bonaventura Clotet, responsable de enfermedades infecciosas en el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, la iniciativa de Comín le parecer “muy acertada”. “Lo encuentro una jugada sensacional, porque se ahorraría construcción de los dos nuevos hospitales previstos para aquella zona”, indica Clotet.   

PRIMERO, PLANIFICAR Y ANALIZAR

El doctor Miquel Vilardell, expresidente del Col·legi de Metges de Barcelona, que fue miembro del comité asesor de Artur Mas y coautor de dos ediciones del Informe Vilardell durante el mandato de José Montilla, ve imprescindible, antes que nada, elaborar un exhaustivo análisis que planifique las necesidades asistenciales del Vallès. “Una vez se conozca con detalle qué servicios públicos existen en ese territorio y qué falta, y tras haber hablado con todos los agentes implicados, desde profesionales sanitarios hasta alcaldes, se debería tomar la decisión que sea más beneficiosa y menos costosa para el sistema sanitario”. “En esa decisión -añade Vilardell-, no habrá ideología: será fruto de la planificación territorial”.

Miquel Vilardell

EXPRESIDENTE COL.LEGI DE METGES de barcelona

"Tras haber hablado con todos los implicados, desde profesionales sanitarios hasta alcaldes, se debe tomar la decisión más beneficiosa y menos costosa"

El ‘conseller’ Comín argumentó su propuesta de compra del HGC en una motivación económica: de esta forma, dijo, la Generalitat podría evitar construir los dos hospitales básicos -comarcales- previstos para el Vallès Occidental en la planificación que Salut elaboró en el 2005, cuya ejecución congeló en el 2008 la irrupción de la crisis económica. Se trata del Hospital Ernest Lluch, que se preveía ubicar en unos terrenos situados entre Cerdanyola y Montcada, y el Hospital Vicenç Ferrer, para el área de Sant Cugat, Rubí y Castellbisbal. Los 55 millones de euros que Antoni Comín prevé como coste del actual HGC resultarían, aseguró, un gasto inferior al de levantar esos dos centros sanitarios de nueva planta.

La ‘exconsellera’ de Salut Marina Geli, impulsora y planificadora de los frustrados hospitales Ernest Lluch y Vicenç Ferrer, tiene muy clara la necesidad de recursos sanitarios públicos para el Vallès Occidental. “Montcada, Cerdanyola, Sant Cugat, Rubí y Castellbisbal necesitan uno o varios centros que asuman la demanda básica pero masiva que ahora recae en los hospitales de primer nivel, especialmente el Parc Taulí, que está al límite de su capacidad –afirma Geli-. Salut puede ofrecer esta asistencia pública desde instalaciones propias o de alquiler. La decisión debe adoptarse desde la planificación y el análisis territorial”. “Lo fundamental –añade Geli- es garantizar que las listas de espera se reducen y que los profesionales sanitarios trabajan en condiciones dignas”.

Los propietarios del HGC, tanto el fondo inversor Fresenius, que lo adquirió recientemente, como el grupo Quironsalud, que lo gestiona, no han ofrecido hasta ahora muestras de estar interesados en esta transacción. La operación debería tener en cuenta a la Universitat Internacional de Catalunya (UIC) –vinculada al Opus Dei- cuyas facultades de Medicina ocupan en estos momentos un tercio de las instalaciones del HGC.

El 31 de diciembre debe haber una alternativa

El Hospital General de Catalunya (HGC), que hasta la pasada primavera pertenecía al SISCAT, el sistema público sanitario de Catalunya, mantiene un contrato de actividad con el Servei Català de la Salut (CatSalut) por el que realiza cada año 6.252 actos médicos. Por este contrato, el HGC recibió 13,5 millones de euros en el 2015. El 'conseller' de Salut, Antoni Comín, ha informado de que cuando finalice el contrato correspondiente a este año, cosa que sucederá el 31 de diciembre, Salut suspenderá parcialmente la relación contractual con el HGC. Podría mantener el concierto de los 850 tratamientos de radioterapia que el centro hospitalario realiza con cargo al CatSalut, ya que ese fue el trato cuando el HGC decidió construir un costoso búnker de radioterapia. Solo el HGC y el Hospital Mútua de Terrassa disponen de servicio de radioterapia en el Vallès Occidental.

El departamento de Salut no ha decidido, ni anunciado todavía, cuál será el centro público receptor de la actividad que hasta ahora asumía el HGC, una contratación que en su día se estableció para aligerar la saturación asistencial de otros centros públicos de una comarca con un acentuado déficit de instalaciones sanitarias propiedad de la Generalitat.       

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.