Mastoidectomía: La intervención contra la otitis que ya hacían en la Edad Media

Mastoidectomía: La intervención contra la otitis que ya hacían en la Edad Media

Epi_rc_es

2
Se lee en minutos
Patricia Díaz

Si en la actualidad -y más ahora en verano- es muy frecuente padecer otitis, en la Edad Media era una patología igual de habitual.

Eso sí, las poblaciones pasadas, al no disponer de antibióticos, fácilmente podían sufrir una agravación de la infección.

Te puede interesar: Otitis del nadador: qué es, cómo prevenirla y cómo tratarla

Para sorpresa de los expertos, los médicos del Medievo trataban esta complicación con una intervención muy similar a la empleada en la medicina moderna.

Así lo documentan investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en la revista científica International Journal of Paleopathology.

12 milímetros de descubrimiento

Los expertos han estudiado el cráneo de un niño de unos 12 años de la época medieval enterrado mediante el ritual islámico en el municipio de Vall d’Uixó, en Castellón.

La conservación y observación de las estructuras del oído medio es muy difícil en los restos esqueléticos y la interpretación de posibles lesiones en ellos nunca está exenta de complicaciones.

Sin embargo, en esta ocasión han podido observar que el cráneo del menor tenía una perforación de unos 12 milímetros de diámetro.

Esta se encontraba situada justo detrás del agujero de la oreja derecha, una lesión compatible con una perforación por otitis.

Gracias a este hallazgo, se han revelado los conocimientos médicos y farmacológicos de los que disponían para tratar una otitis grave en la Edad Media.

Y es que no solo empleaban una técnica parecida a la actual intervención quirúrgica llamada mastoidectomía, sino que además usaban cataplasmas de acetato de cobre para evitar infecciones y ayudar a la cicatrización.

Conociendo la medicina islámica

Los expertos vieron que la perforación estaba rodeada de una coloración verdosa y las radiografías hechas al cráneo permitieron identificar indicios de mastoiditis.

Esta complicación de la otitis de oído medio provoca la aparición de pus en las celdas aéreas que se encuentran en los espacios huecos y llenos de aire situados en el cráneo, detrás del oído.

Del mismo modo, la observación microscópica de sus estructuras permitió detectar indicios de una grave infección.

De manera alternativa, apuntan que también podría tratarse de un absceso que el cuerpo formaría de manera natural para evacuar el pus provocado por la mastoiditis.

Por otra parte, la coloración verdosa que encontraron alrededor de la perforación, la han interpretado como la aplicación de acetato de cobre en forma de cataplasma.

Esta sustancia, también conocida como verdigris, es mencionada en numerosos tratados medievales, sobre todo de medicina islámica.

Está especialmente indicada en farmacología para tratar heridas, facilitar la cicatrización y prevenir infecciones.

Según los investigadores de la UAB, las diferentes interpretaciones de los resultados del trabajo incorporan novedades al registro de la medicina que se practicaba de la Edad Media.

La mastoidectomia en la actualidad

La mastoidectomia es una cirugía cuyo objetivo es extirpar las celdillas mastoideas. Éstas son los espacios huecos y llenos de aire situados en el cráneo, detrás del oído.

Durante la cirugía, con anestesia general, se realiza un corte detrás de la oreja para obtener acceso a la cavidad del oído medio.

Noticias relacionadas

Se retirarán las partes infectadas del hueso mastoideo o el tejido de la oreja, se suturará la incisión y se colocará un vendaje.

El cirujano, además, colocará un drenaje detrás de la oreja para evitar que se acumule líquido alrededor de la incisión. Esta operación puede durar de dos a tres horas.