UNA ESCAPADA DE CINE

Peñíscola: el plató más grande del mundo

Peñíscola se puede ver en las televisiones de todo el mundo gracias a éxitos de la grande y pequeña pantalla como ‘El Cid’ o ‘Juego de Tronos'

Este pueblo de la provincia de Castellón ofrece localizaciones cinematográficas muy buscadas por las superproducciones

Peñíscola: el plató más grande del mundo
1
Se lee en minutos

Con un patrimonio natural y arquitectónico singular, Peñíscola ha entrado de lleno en la lista de localizaciones favoritas para las superproducciones cinematográficas nacionales e internacionales. Gracias a su ubicación estratégica y a sus callejuelas del casco antiguo de la ciudad, llenas de historia, se ha convertido en el plató natural más grande del mundo. 

Noticias relacionadas

La relación de este pueblo turístico de Castellón con el séptimo arte empezó a inicios del siglo pasado, con el rodaje de 'Ana Kadova', dirigida por Fructuós Gelabert, uno de los pioneros del cine español, en colaboración con la productora neoyorquina Cox&Co. A escala internacional, este enclave se popularizó con el film 'El Cid' (1961), con Charlton Heston y Sophia Loren como nombres destacados en la Playa Norte de este municipio.

Ahora que las series han tomado el relevo a buena parte de las producciones cinematográficas, Peñíscola no se queda atrás y se ha convertido en uno de los Siete Reinos en la sexta temporada de 'Juego de Tronos' (2017): concretamente, ha encarnado a Meereen y ha visto pasear a Tyrion Lannister acompañado, entre otros, por Lord Varys, por los jardines de su castillo. Y en el ámbito estatal, ha dado vida a espacios de 'El Ministerio del Tiempo' (2017) o 'El Chiringito de Pepe' (2014). En el marco del proyecto Peñíscola de Cine, la gastronomía cobra un valor destacado. Este enclave valenciano ofrece una gran variedad de productos alimentarios gracias a su ubicación: su lonja pesquera y sus tierras nos ofrecen un amplio abanico de posibilidades culinarias. Aunar los escenarios de rodaje y los productos locales posibilita ofrecer a los turistas una vivencia turística única. ¿Qué mejor lugar para degustar las exquisiteces culinarias que el escenario de cine que es la ciudad?