LA RIOJA

Un viaje para degustar a pequeños sorbos

La Rioja lo tiene todo. Nada como ir o regresar, para atrapar una experiencia única

Un viaje  para degustar a pequeños sorbos
2
Se lee en minutos
Pilar Enériz / DESTINOS

La Rioja es un cruce de caminos, un punto de encuentro que facilita vivir las experiencias que sueña todo viajero. Es una tierra con personalidad propia que atesora recursos difíciles de encontrar fuera de ella, una invitación a descubrir y regresar: ‘Reserva para volver, reserva La Rioja’ es el lema de la campaña del gobierno autonómico para animar a encontrar lugares y maneras de entender el territorio, de una manera diferente. Enumerar sus atractivos supone hablar de entornos protegidos: Parque Natural de la Sierra de Cebollera, Reserva de la Biosfera de los valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama, declarada a su vez destino turístico Starlight por la calidad de sus cielos para la observación de estrellas, otros seis espacios naturales integrados en la Red Natura 2000, más de 650 kilómetros de itinerarios verdes y más de 200 alojamientos rurales. Es hablar, también, de la posibilidad de realizar múltiples actividades al aire libre: Mototurismo en la ruta de los tres valles (Najerilla, Leza e Iregua), cicloturismo (rutas europeas Eurovelo 1 y 3), parques de aventura en la sierra riojana, viajes en globo en La Rioja Alta, rutas en segway, quads, paseos a caballo, actividades náuticas en el pantano de El Rasillo y en los ríos de la región, turismo de aventura, y golf, entre otras posibilidades. Hay que recordar aquí el silencio como uno de los recursos diferenciadores del territorio. Las Rutas del Silencio de la Reserva de la Biosfera enseñan a valorar y redescubrir el paisaje y la biodiversidad a través del sonido, más allá de lo visual.

Barranco Perdido, así vivieron los dinosaurios

Otra propuesta de interés es descubrir las huellas de dinosaurio en el que es el territorio paleontológico de icnitas más importante del mundo, por el número y conservación de restos. Y supone hablar de cultura, de la más ancestral viva en los monasterios de Yuso y Suso.

LA TIERRA DE LOS SABORES

Noticias relacionadas

La Rioja es una de las regiones vitivinícolas más prestigiosas del mundo. En ella se dan condiciones privilegiadas para la producción del vino, una tradición que ha moldeado la vida de los pueblos. En este contexto, el enoturismo abre la puerta a disfrutar de los recursos paisajísticos, artísticos y culturales en bodegas de diferente tamaño, filosofía, enfoque de viticultura y elaboración y propuesta enoturística.

En cuanto a gastronomía, La Rioja es convivencia de la cocina de siempre y la cocina con estrella, que sacan provecho del producto de proximidad en una tierra de generosa y rica despensa por su privilegiado paisaje de sierras y valles. En la actualidad vive una revolución gastronómica: confluencia de generaciones de cocineros y de propuestas. Y es que se trata de la zona de España con más estrellas Michelin por habitante, probablemente fruto de una cocina arraigada en la tradición que no solo se saborea en grandes restaurantes, sino también a través de la cultura de la tapa en sus bares de pinchos y gastrobares y casas de comidas afamadas por su cuida y ancestral cocina de proximidad. El vino y la gastronomía se dibujan pues como binomio indisoluble de una región que se posiciona como uno de los grandes territorios enogastronómicos.