Ir a contenido

FESTIVAL ECLÉCTICO

La oferta cultural refuerza su presencia en el White Summer

La edición 2019 del evento veraniego concentra más conciertos, espectáculos, talleres y conferencias

ALBERTO GONZÁLEZ / Barcelona

Edición del año pasado del White Summer.

Edición del año pasado del White Summer.

Lo que comenzó siendo –hace ocho ediciones– un 'market' cerca la población de Pals, está adquiriendo tintes de gran festival de música. Al menos esa parece la intención de los organizadores del White Summer, quienes han diseñado un programa cargado de conciertos, que tendrá como punto de partida la actuación de La Casa Azul. El grupo barcelonés –capitaneado por Guille Milkyway– será el encargado de estrenar el nuevo escenario principal, el próximo 3 de agosto, para presentar los temas de 'La gran esfera', su nuevo disco, que ve la luz tras ocho años de espera. A esta le seguirán otras formaciones independientes como Bearoid (5 de agosto), Intana (12 de agosto), El Petit de Cal Eril (13 de agosto), Novedades Carminha (15 de agosto), Cariño (17 de agosto), Papa Orbe y los Turpiales Sabaneros (19 de agosto), Viva Suecia (20 de agosto), Delaporte (21 de agosto) o Cupido (23 de agosto). El broche de oro lo pondrá Zahara, una de las mayores referentes de la música indie nacional, que el 25 de agosto por la noche interpretará los temas de su último álbum, 'Astronauta'. Paralelamente, los microescenarios patrocinados por Estrella Damm acogerán durante todos estos días otros conciertos acústicos de menor formato protagonizados por medio centenar de cantautores y dúos emergentes.

Pero la música sonará mucho antes de caer la noche: Tres bares conceptuales acogerán experiencias sonoras antes y después de los conciertos. Y para los amantes de la fiesta, algunos dj’s garantizarán la presencia de ritmos electrónicos, en ocasiones mezclados con sonidos tropicales, latinoamericanos o funkies.

Junto a los conciertos, la oferta gastronómica del White Summer también será protagonista en la franja nocturna. Los visitantes podrán reservar mesa y sentarse cómodamente a cenar en uno de los cinco establecimientos efímeros que habrá en la zona ¡A la mesa! Otra opción es comer algo de forma más informal en los 18 puntos culinarios y 'food trucks' de la Avenida Gastronómica. Por otro lado, en esta edición se ampliará la oferta de comida sana con propuestas veganas, vegetarianas y sin gluten.

En horario familiar

Pero en White Summer no será necesario esperar a la puesta del sol para poder disfrutar de su variada oferta cultural. Cada día, a partir de las 18.00 (hora de apertura del recinto), los asistentes podrán recorrer una exposición de arte contemporáneo, disfrutar de conciertos en familia o de alguno de los 80 espectáculos de tarde, algunos de ellos premiados y reconocidos internacionalmente. Destacan, por ejemplo, 'Hippos' (de Zum-Zum Teatre), 'Somnis d’Alícia' (Teatre Nuu), 'Naturas' (Insòlits), 'Candore' y 'Atlantes' (ambos de la compañía Bambolea) o 'Meninas & Lumen' (Yera Teatro). En el espacio Pista estará presente Jordi Galí con su obra 'Ciel'; Zero en Conducta y la compañía de Aina Lanas (con 'Mawu Danza'), entre otros.

White Summer también acogerá la jornada especial Africa Moment (9 de agosto), con múltiples propuestas en torno a la cultura africana contemporánea; conciertos infantiles (como el de El Pot Petit, 17 de agosto), o la Holi Party del 6 de agosto. Finalmente, la compañía de danza propia de White Summer ha preparado tres espectáculos distintos.

Para los más jóvenes

El Espacio Playground será donde niños y adultos puedan jugar aprendiendo. En la primera semana del festival acogerá talleres creativos y actividades relacionadas con la naturaleza y la expresión corporal; la segunda, prácticas de relajación y yoga, juegos con elementos naturales y talleres de canto, movimiento y danza; y la tercera, un taller de experimentación con una fascinante caja de luces y sonidos. 

Por su parte, por la haima de Talks pasarán diferentes conferenciantes para hablar de creatividad, producción audiovisual, salud, ilustración o gastronomía, entre otros temas.

De compras

A todo lo anterior hay que sumar la experiencia de compra que, desde su primera edición, representa White Summer. Supone la posibilidad de conocer personalmente un gran número de marcas emergentes y emprendedores creativos del panorama español.

Además de favorecer la promoción económica y social de su entorno más cercano, con cada nueva edición White Summer pone de manifiesto una mayor preocupación por la sostenibilidad y una creciente conciencia ecológica. Por eso, seguirá siendo uno de los festivales que menos residuos generan. En sus instalaciones solo se podrán usar vasos 100% biodegradables producidos con materiales compuestos a base de maíz y, a su vez, la organización incentiva a los restaurantes participantes a utilizar 'packaging' biodegradable. Asimismo, en esta edición, las entradas compradas 'on line tendrán una reducción de precio', para evitar el consumo y la impresión de papel.