Impuestos

Rubí mantendrá la presión fiscal para el 2023

El equipo de gobierno municipal seguirá apostando por bonificar la producción y uso de energías renovables

La alcaldesa de Rubí, Ana María Martínez, junto a sus concejales en rueda de prensa

La alcaldesa de Rubí, Ana María Martínez, junto a sus concejales en rueda de prensa / Ayuntamiento de Rubí.

1
Se lee en minutos
El Periódico

El equipo de gobierno municipal del Ayuntamiento de Rubí (Vallès Occidental) ha anunciado la voluntad de mantener la presión fiscal a la ciudadanía para el 2023.

Es decir, que para el próximo año los rubinenses seguirán pagando lo mismo por el impuesto de bienes inmuebles (IBI), por el impuesto de vehículos de tracción mecánica y por el impuesto de incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana (también conocido como plusvalía).

La única excepción que variará será el Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO), con el objetivo de adaptarse a las tarifas que marca el colegio de Arquitectos.

"Son muchas las familias que tienen dificultades para llegar a fin de mes. Y como administración local debemos ayudar a aliviar esta situación y poner a su alcance mecanismos para no grabar aún más la situación", ha declarado la alcaldesa, Ana María Martínez.Fiscalidad verde

De cara a las ordenanzas fiscales del año que viene, Martínez ha explicado que también se mantendrán los parámetros que tienen por objetivo bonificar y premiar, tanto a las personas en particular como a las empresas, a las mejoras encaminadas a la producción y uso de energías renovables.

De esta manera, las viviendas que dispongan de instalaciones de autoconsumo eléctrico podrán reducir el IBI a la mitad, así como las que también tengan instalaciones para el autoconsumo compartido en comunidades de vecinos.

Las empresas que opten por la producción y aprovechamiento de las energías renovables podrán obtener una rebaja del 50% en el Impuesto de actividades económicas (IAE), que se suma a la bonificación del 95% del ICIO incorporado años atrás.

Noticias relacionadas

Y en el Impuesto de vehículos de tracción mecánica se mantiene el cambio del sistema de bonificaciones, que toma como referencia los distintivos ambientales aprobados por la Dirección General de Tráfico (DGT). La bonificación puede oscilar entre el 50 y el 75% en función del distintivo.

Lee todas las noticias de Rubí en EL PERIÓDICO Rubí