El acusado alega que se refió de él creyendo que la causa estaba archivada

Piden dos años para un policía nacional de Rubí que expidió el pasaporte a su primo prófugo

La Audiencia de Barcelona ha juzgado hoy al agente que facilitó documentos de identidad a un familiar suyo cuando este estaba en búsqueda y captura por la justicia

Fachada de la Audiencia de Barcelona

Fachada de la Audiencia de Barcelona / ÁLVARO MONGE

2
Se lee en minutos
ACN

Un policía nacional que trabajaba en Rubí (Vallès Occidental) ha sido juzgado este miércoles en la Audiencia de Barcelona por expedir el DNI y el pasaporte a un primo suyo a pesar de que había dos órdenes de búsqueda y captura contra él en 2018. La fiscalía le ha pedido dos años de inhabilitación para cargo público por omisión del deber de perseguir delitos.

La defensa ha pedido su absolución alegando que, como máximo, incumplió un reglamento interno de la Policía. Según el acusado, cuando le saltó el alerta al ordenador, la intentó comprobar con el juzgado y la comisaría de Policía Nacional de Terrassa, pero no le cogieron el teléfono, y su primo le mostró un papel que decía que la causa judicial contra él se había archivado.

El contexto de los hechos

El 11 de enero del 2018 un juzgado de instrucción de Madrid emitió una orden de búsqueda para averiguar el domicilio del primo, en el marco de un procedimiento abierto el 2016 por estafa. El 23 de enero del 2018, la comisaría de Maspalomas (Gran Canaria) emitió una orden de búsqueda y captura contra el mismo individuo por un delito de apropiación indebida.

Sin embargo, entre las 7.30 y las 8.30 horas del 10 de agosto de aquel año, antes de que abriera al público la oficina de documentación, el acusado renovó el pasaporte y el DNI a su primo. El lunes siguiente, 13 de agosto, le renovó el DNI con cambio de domicilio, pero no lo comunicó al juzgado de Madrid.

El acusado ha explicado durante el juicio que hace tiempo que no ve su primo pero que aquellos días se alojaba en casa suya. Según él, hay órdenes de los superiores jerárquicos para dejar entrar funcionarios judiciales, autoridades o amistades antes de que el público general. Por eso hizo entrar su primo, que le dijo que había perdido el DNI y el pasaporte.

Cuando le saltó el aviso al ordenador, llamó a la comisaría de Terrassa, de la cual depende la oficina de documentación de Rubí, pero no le cogieron el teléfono. Tampoco le respondieron al juzgado de Rubí. Y al enseñarle su primero el escrito judicial con la causa archivada, se refió y le dio los documentos nuevos. Según él, es una cosa que pasa relativamente a menudo.

Protocolo interno

Al cabo de un tiempo el primo del policía fue arrestado por la policía francesa cuando iba a coger un vuelo hacia La Habana. A partir de entonces se abrió una investigación interna para saber quién le había dado el pasaporte y el DNI a pesar de tener requisitorias en vigor.

El exjefe de la policía judicial del CNP en Terrassa, ahora jubilado, ha explicado que el protocolo interno marca que cuando sale un aviso como este el policía tiene que avisar los Mossos d'Esquadra porque se hagan cargo del detenido. También ha dicho que es habitual llamar al juzgado que emite la orden para confirmar si sigue vigente y, en caso de duda, hacer la detención igualmente.

Un policía local de Rubí ha atestiguado que los Mossos d'Esquadra no tenían coches para hacer traslados de detenidos, cosa que ha servido a la defensa para argumentar que no se avisara la policía catalana.

Noticias relacionadas

Por todo esto, la Fiscalía lo acusa de un delito de omisión del deber de perseguir delitos y le pide dos años de inhabilitación para cargo público.

Lee todas las noticias de Rubí en EL PERIÓDICO Rubí