Para evitar molestias

Rubí introduce mejoras acústicas en la pista polideportiva Francesc Calvo

Por el momento se han instalado paneles absorbentes del sonido en la grada y, próximamente, se intervendrá en el pavimento de la zona del público y en la valla deportiva

Pista polideportiva Francesc Calvo, Rubí

Pista polideportiva Francesc Calvo, Rubí / Ayuntamiento de Rubí

1
Se lee en minutos
El Periódico

El Ayuntamiento de Rubí (Vallès Occidental) ha impulsado mejoras acústicas en la pista polideportiva Francesc Calvo con el objetivo de reducir las molestias en el vecindario durante los entrenamientos y los partidos. Las actuaciones se iniciaron en diciembre con la colocación de paneles absorbentes del sonido en la zona de las gradas, y está previsto que se amplíen durante los próximos meses.

La intervención responde a las quejas expresadas por la asociación de vecinos de Les Torres-Rubí 2000 y por otros residentes en la zona. Según éstas, las personas que viven cerca de la pista sufren altos niveles de ruido producidos por la propia actividad deportiva que se realiza.

El año pasado, el consistorio encargó un estudio acústico a una empresa especializada que confirmó que los principales focos de las molestias eran el impacto de los discos de hockey en la valla deportiva y los gritos y ánimos de las personas que acompañan y apoyan a los equipos. Ante esto, el estudio planteaba una serie de propuestas para poder reducir estos ruidos y, de este modo, hacer compatible la actividad de la instalación y el bienestar del vecindario.

20.000 euros de coste

La primera actuación se ejecutó el pasado diciembre y consistió en la instalación de paneles acústicos en la zona de la gradería, para reducir la percepción del ruido producido por el público. Esta medida, con un coste de 20.000 euros, ya está dando sus resultados y se prevé ampliarla próximamente a otros puntos de la grada y en las esquinas del equipamiento más cercanas a los edificios.

Noticias relacionadas

Junto a esta actuación, también se ha planteado sustituir el pavimento de la zona reservada al público por placas de madera, con el objetivo de disminuir las molestias que provoca el repique de pies de la animación; así como revestir el fondo de la valla deportiva con material absorbente de sonido para amortiguar el ruido de los golpes de los discos de hockey.

Más noticias de Rubí en la edición local de EL PERIÓDICO

Temas

Rubí