En 2022

Competencia detecta irregularidades en la adjudicación de los chiringuitos de la playa de Barcelona

La ACCO considera que se ha infringido la ley de contratos públicos al permitir que dos empresas vinculadas entre ellas presentaran ofertas para poder operar

Clientes en uno de los chiringuitos de las playas de Barcelona, esta semana.

Clientes en uno de los chiringuitos de las playas de Barcelona, esta semana. / ALVARO MONGE

J. G. Albalat / Patricia Castán

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La Agència Catalana de la Competència (ACCO) ha detectado que se ha producido una infracción de la ley de contratos públicos que el último concurso de adjudicación por parte del Instituto Municipal de Parques i Jardines de los chiringuitos de las playas de Barcelona para este año y el 2023, aunque es prorrogable para otras dos temporadas. En concreto y a raíz de la queja presentada por una de las empresas que se presentaron a la licitación, se ha comprobado que dos empresas, Anish Rme y Be-Rayan, gestionadas una por un hombre y la otra por su esposa, entregaron ofertas para hacerse con la explotación de los locales cuando, según el dictamen al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, son mercantiles que están estrechamente vinculadas y pueden considerarse “una única unidad económica de decisión”. Este caso también ha llegado a la justicia a raíz de un recurso contencioso-administrativo.

La primera empresa, precisamente, es la que está en el centro de la investigación de la jueza de Barcelona María Antonia Coscollola sobre el presunto trato a favor por parte del Instituto en la gestión de las concesiones y apertura de uno de los chiringuitos de la playa de Nova Icària, tal y como informó el jueves este diario. En el proceso judicial abierto a raíz de una denuncia del Gremi de Restauració de Barcelona no va dirigido, de inicio, contra esta mercantil, sino contra el gerente de este organismo municipal, Francesc Jiménez Gusí. Los partidos de la oposición y el sector clamaron ayer que el consistorio dé explicaciones y cambie el modelo de gestión.

Los investigados niegan su responsabilidad, pero a polémica ha llegado también a la justicia con un recurso contencioso-administrativo por parte de otra sociedad

Fuentes de Anis Rme niegan a este diario haber recibido cualquier trato de favor. Admiten el vínculo matrimonial, que no consideraron que fuese una infracción al "estar casados en régimen de separación de bienes y tener cada uno su empresa", alegan. Apuntan también a que otros operadores diversifican su estructura empresarial con el mismo fin de abarcar el máximo de concesiones, aunque este punto no ha sido denunciado por nadie ni demostrado con pruebas documentales por el momento. Cabe recordar que el sistema de pujas que acaba decidiendo la otorgación de los negocios alcanza cifras astronómicas (el operador afectado abona 834.000 euros por temporada), de modo que es frecuente optar por varios emplazamientos y en función de los que se 'ganen' quedarse con unos u otros, ya que no todas las playas tienen la misma afluencia.

El informe de la ACCO añade más sospechas sobre las presuntas irregularidades en el reparto de la explotación de los chiringuitos en la costa barcelonesa denunciadas por sector, que ya avanzó este diario en verano. Un “error” en la presentación de una de las ofertas en el último concurso de licitación disparó las alarmas.

El organismo de la competencia ha comprobado que dos de las empresas que participaron están vinculadas y, a pesar de ello, a una de ellas se le adjudicó la gestión de seis locales (después renunció a dos), cuando debería haber sido expulsada de todos los concursos. De ahí que la agencia estima que “existen indicios plausibles” de que se habría producido una infracción de la ley que regula la contratación pública, en el sentido de que cada compañía licitadora no podrá presentar más de una proposición. Esta normativa sostiene que si no se cumple esta regla “dará lugar a la no admisión a todas las propuesta” por ella suscritas. Según competencia, no se cumplió este precepto, también incluido en el pliego de condiciones de este concurso.

Estrechos vínculos

Que las dos empresas tiene relación entre ellas (comparten directivos, domicilio y también representante) se descubrió cuando en la apertura de las ofertas económicas se detectó que en el sobre presentado por Anish Rme se hallaba la de Be-Rayan. Esta situación, provocó que en ese mismo momento, los funcionarios decidieran excluir la propuesta de Anish, pero la ganó la otra mercantil: Be-Rayan. A las dos sociedades, según fuentes del sector de la restauración, se le adjudicaron en total de cinco chiringuitos, aunque, a la hora de formalizar los trámites administrativos, solo se presentaron a dos. Los pliegos del concurso detallan que en estos casos no se pasa al siguiente de la lista y se ha de convocar una nueva licitación.

El Gremi de Restauració de Barcelona y un operador afectado se interesaron entonces por el expediente y presentaron varios escritos, a la vez que interpelaron a Parques y Jardines al excluir las ofertas presentadas tanto por las citadas empresas que, a su entender, se recoge en los pliegos cuando un licitador incumple las bases. En este caso, las ofertas se excluyen y es como si nunca se hubieran presentado y, por tanto, los chiringuitos en cuestión pasarían al siguiente empresa de la lista. Según la entidad gremial, los siguientes de la lista son operadores que forman parte del gremio, “cosa que incrementaría la representatividad y reforzaría” su papel de interlocutor con el Ayuntamiento de Barcelona, lo que “no interesa” al consistorio. El informe de la ACCO ha sido remitido a la autoridad municipal.

En ese dictamen, el organismo de la competencia sostiene que Anish Rme y Be-Rayan “han coincidido como licitadores en todos los lotes o autorizaciones a los que han optado” y, en concreto, en nueve de ellos. En algunos de ellos, quedaron en primera y segunda posición. Pero hay datos relevantes de la conexión entre las dos empresas. Uno de esos indicios es que el administrador de Anish Rme presentó la documentación de las dos sociedades en el Registro de Ecología Urbana,  pero a la vez  se “constata coincidencias en determinados elementos físicos” en esos papeles, en los que, además, se hace constar la misma dirección postal y número de teléfono. ACCO también desvela indicios de una “vinculación efectiva” a nivel de directivos de estas compañías.

Independencia y autonomía

La ACCO destaca que las ofertas presentadas por ambas empresas “no responden a los criterios de independencia y autonomía que se exige en cualquier procedimiento público de selección competitivo en el que concurren una pluralidad de operadores”. Al entender de esta organización, esta circunstancia “comporta una afectación de las condiciones de competencia” y una “alteración injustificada de los principios de libertad de acceso a las licitaciones, igualdad de trato y no discriminación y salvaguarda de la libre competencia, todos ellos principios nucleares de cualquier procedimiento público de selección competitivo”.

El dictamen subraya que la “salvaguarda de la libre competencia en el entorno de la contratación pública es de indudable importancia”. Es un “principio inspirador junto con los restos de principios: liberta de acceso a las licitaciones, publicidad y transparencia de los procedimientos, no discriminación e igualdad de trato”, índice. El objetivo, alega, es “garantizar el buen uso de recursos públicos” y de las propias empresas que concurren a los concursos. E insiste que cualquier “restricción” distorsiona el mercado y “perjudica al usuario de los servicios” adjudicados. En el caso de los chiringuitos, precisa, la intención es evitar que “un mismo operador gestione diversos” locales en una misma ubicación  y pueda explotar en detrimento del consumidor esta posición”. La ACCO se ha puesto a disposición del Instituto Municipal de Parques i Jardines para colaborar en “el diseño de futuros procesos de licitación”.