Las últimas cifras indican que España está punto de alcanzar la cifra de un millón de practicantes habituales del nudismo en España. El incremento experimentado en la última década tiene su lógica: nuestro país dispone de unos 8.000 kilómetros de costa en los que se encuentran algunas de las mejores playas del mundo en que se puede llevar a cabo esta forma de vivir y de sentirse que es el nudismo.

Aún estamos lejos de las cifras que registran otros países de nuestro entorno pero nuestra oferta de playas, campings y otras instalaciones hace que cada año aumente el turismo nudista y que eso fomente el desarrollo de esta costumbre entre nuestros conciudadanos.

 

Una práctica saludable

Los que practican el nudismo de manera habitual insisten, en primer lugar, en la sensación de libertad y plenitud que produce ir sin ropa en situaciones cotidianas. En el caso de las playas nudistas, el contacto directo con el agua del mar y la naturaleza que lo rodea proporciona una sensación placentera que puede resultar bastante más intensa que si se realiza con algo de ropa puesta. Es una forma de aparcaron un instante lo que algunos llaman "la represión de la tela". Y esa liberación produce diversas ventajas.

- Potencia la autoestima. Con la práctica del nudismo o naturismo se normaliza las actividades cotidianas sin ropa y con total naturalidad. Eso hace que se vea con total naturalidad cualquier cuerpo, incluido el propio. Por tanto, crece la autoestima, la confianza en uno mismo.

- Mejora el humor. Ese refuerzo del yo aleja las inseguridades y borra algunos complejos. Además, el contacto con la naturaleza produce bienestar que se refleja en nuestro talante.

- Diluye o elimina provisionalmente las barreras sociales. El nudismo libera de las barreras de la moda y de los prejuicios, permitiendo unas relaciones que se basan más en el comportamiento y las características de cada persona que en su apariencia. Desnudos todos somos iguales, sin distinciones sociales.

- Propicia nuevas experiencias para los sentidos. Basta con probar a bañarse desnudo en el mar que nos invada una enorme sensación liberadora y muy placentera. Sentir el agua sin el molesto bañador, secarse al sol sin que haya una prenda que no termina de secarse. Eso, para muchos, simplemente es felicidad.

- Conectar con la naturaleza. Permite disfrutar del entorno con armonía y sentir que se es parte de él. El nudismo potencia, por lo general, el respeto y el amor por la naturaleza. Habitualmente, las playas nudistas suelen ser más tranquilas, más limpias y más silenciosas, por lo que la conexión con la naturaleza resulta mucho más directa y sencilla.

- Reparte el sol por todo el cuerpo. El bronceado que se consigue con la práctica habitual del nudismo es perfecto, sin marcas del bañador. El sol baña uniformemente toda la piel y llega a aquellas partes que siempre están tapadas y que sufren la falta de aire. Eso sí, no hay que olvidar protegerse con una buena crema solar.

 

Las mejore playas donde practicar nudismo

Recientemente, la cadena de televisión estadounidense CNN ha incluido una playa española entre las 15 que consideran más recomendables para los aficionados al naturismo. Dada su repercusión, empezaremos con ella.

 

1  Platja des Cavallet, Ibiza

Situada en el Área Natural de Especial Interés de Ses Salines, en el municipio de Sant Josep de Sa Talaia, esta playa de arena fina y dorada y aguas cristalinas cuenta con algo más de un kilómetro de longitud y algo menos de 50 metros de ancho. A ella se llega tras una buena caminata. Rodeada de pinos, protegida por dunas y sin urbanizar, casi salvaje. Fue la primera playa nudista de esta turística isla mediterránea. Aunque es conocida como un espacio gay, es frecuentada por un público muy variado. En su primer tramo es visitada por famosos y vip´s, el central es la zona propiamente nudista y el último sector es la playa gay de Ibiza. Además, cuenta con un chiringuito muy agradable.

 

2 Playa Nudista de Vera, Almería

 

También conocida como El Playazo, está considerada tradicionalmente como una de las mejores playas nudistas de España. Es muy grande y también muy bonita y ofrece la posibilidad de realizar largos paseos, jugar a la pelota, bañarse o tomar algo. Cuenta con una zona del núcleo urbano también nudista, por lo que la experiencia puede continuar alojándose en algún hotel naturista, comer en un restaurante desnudo o hacer la compra del mismo modo en un supermercado. Hace seis años consiguió entrar en el Libro Guinness de los Records con el mayor baño colectivo de nudistas del mundo.

 

3 Playa de Torimbia, Llanes

Con toda razón está considerada como una de las playas más bonitas de Asturias y también de España. Su arena blanca y fina, sus aguas limpias y cristalinas, el frondoso entorno verde que la rodea y las altas montañas que la observan la convierten en prácticamente perfecta. Uno de los motivos por los que está tan bien conservada es que hay que dejar los vehículos en un parquin situado en la parte alta, algo alejado de la misma, y hay que acceder a pie por un bonito sendero. También se llega atravesando un camino que empieza en Niembro, que pasa por Toranda y sube hasta el cabo Prieto. Es playa nudista desde los años 60.

 

4 Maspalomas, San Bartolomé de Tirajana

Playa kilométrica de fina arena blanca y mar tranquilo está situada en el extremo sur de la isla de Gran Canaria, en San Bartolomé de Tirajana, en el lado oriental del faro de Maspalomas y justo al lado de la Playa del Inglés. Ala zona nudista está acotada por dos estupendos chiringuitos y dos espacios protegidos de alto interés medioambiental, científico y turístico como son las Dunas y las Charchas de Maspalomas. Aunque el sur de Gran Canaria es muy turístico, este lugar ofrece un remanso de paz al que acuden regularmente naturistas ingleses, alemanes y procedentes de los países nórdicos.

 

5 El Saler, Valencia

Localizada en La Albufera valenciana, en pleno Parque Natural, entre pinares y dunas, sus más de ochocientos metros de mar limpio, cálido y tranquilo y su luminosa arena, la playa de El Saler está entre las más queridas de España por los nudistas. Está en las inmediaciones de la ciudad de Valencia, a apenas 11 kilómetros del centro de la ciudad, y dispone de numerosos servicios, como duchas, puesto de socorro, acceso para personas discapacitadas y una buena cartelería de señalización. Tranquila y acogedora.

Además de estas, hay también muchas otras que resultan muy recomendables, como la de Bolonia, en Tarifa, Cádiz, la de Sonabia, en Liendo, Cantabria, la de Roques Planes en Girona o la de El Torn en Tarragona. Salvaje como la de Barinatxe, entre Sopelana y Getxo, en Guipúzcoa, Ses Illetes, en Formentera, o la playa de Figueira en las Islas Cíes, en Pontevedra. España cuenta con un enorme número de buenas playas y de ellas un gran puñado en las que practicar el nudismo.