Una de las noticias bomba del mundo de la moda para despedir el año ha sido el anuncio de la colaboración entre Adidas y Prada, que se han unido para revisar dos de los artículos más icónicos de cada firma, las zapatillas deportivas Superstar y el bolso Bowling Bag, respectivamente.

Habrá solo 700 unidades de cada ítem y estos vendrán debidamente numerados. Saldrán a la venta el 4 de diciembre, aunque aún se desconoce el precio (algunas informaciones apuntan a un total de alrededor de 3.000 euros para el pack de sneaker y accesorio). Vienen en un look total white, aunque ya hay quien dice que a lo largo de 2020 la alianza continuará con versiones en plata y negro. Es una fusión a priori sorprendente, considerando los perfiles de ambas marcas, pero no es la primera vez que la alta costura colabora con productos icónicos en apariencia ajenos a su mundo.

 

Dolce & Gabbana x Smeg

Smeg, ya lo sabrás, es una firma italiana de productos para el hogar cuyas neveras son instantáneamente reconocibles pero no particularmente ajustada para toda clase de bolsillo. Son algo así como los iPhones de los electrodomésticos: buena calidad y mejor diseño. Que en 2017 se anunciase que Dolce & Gabbana colaboraría con ellos no debería haber extrañado. Al fin y al cabo, ambas son marcas relacionadas con el lujo en Italia. Lo que sí choca más es que colaboren unas casas con una estética tan radicalmente opuesta. Esta colisión de estética siciliana  y tecnología de vanguardia se ha alargado en el tiempo y ahora han lanzado una colección compuesta de licuadora, batidora, tostadora , exprimidor y hervidor con los inconfundibles motivos decorativos de D&G.  

 

Supreme x Louis Vuitton

DR

Si algo tienen en común Supreme y Louis Vuitton es que son dos de las firmas más imitadas en todo el mundo, aunque una provenga del mundillo callejero y la otra de las pasarelas. Ambas, también, generan un enorme culto entre los coleccionistas. Por eso, parecía lógico que tarde o temprano uniesen fuerzas. En la Paris Fashion Week Men’s de enero de 2017 se presentó una colaboración que incluyó artículos de todo tipo: chaquetas de béisbol, parkas, pijamas, sudaderas con capucha, tejanos, camisetas, chándales, bolsas, cinturones, sábanas y cojines. Solo se pudo conseguir en tiendas pop up de ciudades como Seúl, Sydney, París, Miami o Londres, así que la locura fue absoluta y hacerse ahora con cualquiera de estos objetos es una tarea titánica. 

 

Apple Watch x Hermès

Si el anuncio de Apple Watch ya generó una histeria absoluta entre los amigos de la tecnología, imaginad si cogemos la joya de la corona del wearable tech de Apple y lo juntamos con el lujo histórico de una firma como Hermès. El smartwatch se vistió de piel en una serie de colecciones icónicas que aún prosigue hoy día. La Series 5, en particular, presenta una amplia gama de cajas y correas Hermès, nuevas esferas diseñadas para la función Always-On de la pantalla Retina y una combinación exclusiva en tonos negros. Desde Cupertino, que no tienen un pelo de tontos, también han colaborado en este sentido con otras marcas de la moda de lujo como Fendi y Coach.

 

Serena Williams x Off-White x Nike

Hasta ahora estábamos hablando de alianzas estratégicas de dos marcas de mundos aparentemente antagónicos, ¿pero qué ocurre cuando aparece un tercero en discordia? Pues probablemente que la colaboración pase a los anales de la historia. Sobre todo si los personajes son la firma deportiva más conocida del mundo entero, una de las mejores tenistas de la historia y la marca de lujo de culto más rotundo de esta década. Estamos hablando de la equipación que Virgil Abloh, de Off-White, diseñó junto con Nike para que Serena Williams compitiese en Roland Garros 2018 después de que la organización prohibiese el año anterior la malla entera por la que optó. Historia del deporte y la moda.