A mediados de los años 80, Alejandro Díez Garín, cantante, guitarrista, líder y compositor de Los Flechazos, y Elena Iglesias, teclista de la misma banda, pusieron en marcha en León el Purple Weekend, un festival mod sesentero. Lo que empezó siendo una `mod-esta´ reunión de unos cuantos aficionados al pop, las scooters, las parkas, los polos Fred Perry y en definitiva un estilo retro y elegante, tanto en música como en estética, se ha convertido en uno de los festivales más longevos de España y un motor para la economía de la ciudad leonesa.

 

La música invade León

Desde el miércoles 4 de diciembre, León se convertirá durante unos días en el epicentro mundial de la música pop. El Festival Internacional Purple Weekend contará para esta XXXI edición con nada menos que una veintena de bandas procedentes de Australia, Reino Unido, Austria, Estados Unidos, Francia, Rusia, Portugal, Canadá y, por supuesto, España.

A lo largo de estos 31 años el festival ha crecido y también se ha transformado, aunque no ha perdido su espíritu sesentero. Desde hace tiempo ya no están ni Alex ni Elena al frente del mismo y su director actual es Miguel Ángel Borraz. Además, el Ayuntamiento de León, reticente durante algunos años, que no dejaron de ser épocas de muy buena música pero de auténtica supervivencia, finalmente sea volcado con este evento que pinta de púrpura la ciudad, la sitúa en el mapa y durante unos días produce un importante impacto económico.

DR

 

Un cartel internacional muy apetecible

Con un presupuesto para este año de unos 100.000€, en el cartel aparecen bandas como los australianos Hoodoo Gurus, una veterana banda formada en Sydney en 1981 que aunque alcanzaron su mayor popularidad en los 80 con álbumes como Mars Needs Guitars!, Magnum Cum Louder y Blow Your Cool!, se han mantenido en buena forma, han editado algunos notables discos y siguen dando grandes conciertos.

Además, en la formación se mantienen tres de sus fundadores: el guitarrista, cantante y compositor Dave Faulkner, el también guitarrista y cantante Brad Shepherd y el bajista Richard Grossman.

DR

Otro de los nombres ilustres que actuarán en el Purple Weekend es Peter Perrett, cantante y compositor de la mítica banda británica de punk y power pop The Only Ones, en funcionamiento entre 1976 y 1982. Perrett, tras varias aventuras y también dedicarse a la producción, volvió a ser noticia en 2017 cuando lanzó su excelente primer álbum en solitario, How The West Was Won. En junio de este año, de nuevo sorprendió con otro gran disco, Humanworld, el cual será la base de su concierto en el festival, aunque seguro que también canta el himno de los Only Ones, la maravillosa Another Girl, Another Planet.

 

Junto a ellos destacan los aussies The Stems, una de las bandas en donde el maestro Dom Mariani sentó cátedra en el garage y power pop a lo largo de su dilatada carrera musical con The Stems, DM3 o The Someloves. También la portuguesa Marta Ren hará una demostración de su muy inspirado soul, los británicos Cyanide Pills y su buena propuesta garagera, los austriacos The Jaybirds con su beat sesentero, los sorprendentes Les Grys-Grys o los ingleses The Galileo 7, una de las bandas más serias y mágicas del panorama actual. O Carlton Jumel Smith, también conocido como Mr. Soul, que provocará una explosión de Rhythm And Blues. Y con ellos, más, mucho más.

La propuesta española la componen bandas de pop, soul, garage y sicodelia y rock and roll como son los barceloneses Los Retrovisores, el trío leonés The Allrighter y el quinteto de Barcelona Los Torontos. Las actuaciones tendrán lugar en distintos lugares, como la sala Glam, Studio 54, Espacio Vías o el Palacio de Congresos, en donde se realizarán los principales conciertos.

DR

 

Un festival con multitud de actividades

También están programadas varias exposiciones. El Musac, desde el 5 de diciembre hasta el 5 de enero, albergará Escuchando colores, viendo sonidos. Un paseo psicodélico desde los años 60 hasta la actualidad. En la Galería Ármaga se podrá ver Through My Eyes, una colección de fotografías analógicas del Purple Weekend 1997 realizada por Andrés Edo. Y finalmente, en el Espacio Vías, los días 6, 7 y 8 de diciembre se puede visitar la muestra Cooper. Un pequeño homenaje fotográfico a cargo de Mary Wilson.

Además, está previsto una feria del disco, algo ya convertido en tradición, en donde los coleccionistas pueden dar rienda suelta a su pasión y adquirir vinilos de ediciones limitadas, antiguas o raros, así como de los últimos lanzamientos de las bandas presentes en el cartel. También habrá un mercadillo vintage, uno de los mayores atractivos del Purple Weekend, en donde encontrar ropa y complementos de los años 60 y 70, así como nuevos diseños inspirados en esas décadas. Ambas actividades tendrán lugar en el Espacio Vías al mismo tiempo que los conciertos u otras propuestas.

El sábado 7, entre las 11:30 y las 17 horas, habrá una Scooter Run Purple Weekend, en la que los participantes realizarán una ruta por la ciudad. La cual, por cierto, presentará en esta ocasión, como ya ha pasado en anteriores ediciones, un aspecto espléndido, mostrando sus mejores galas y ofreciendo una riquísima variedad gastronómica. Bares, tabernas y restaurantes ofrecerán, como siempre, sus excelentes platos y pinchos. Simplemente por eso, merece la pena visitar León, pero más cuando la música inunda sus calles y su alma.

DR

 

Purple Weekend para todos los públicos

Una de las grandes novedades que presenta esta XXXI edición es un servicio de guardería en Laserlol/Karikú, lo que permitirá que los padres puedan dejar a buen recaudo a sus pequeños durante el día e incluso durante la noche, ya que cuenta también con campamentos nocturnos. Esta iniciativa permite una conciliación entre música, conciertos e hijos, y pretende posibilitar la presencia en el festival y en León de espectadores, tanto locales como de fuera, con responsabilidades familiares. Además es una manera excelente de captar nuevo público y sembrar el gusanillo por los festivales entre las nuevas generaciones.

Este año el Purple Weekend apuesta por una serie de actividades para toda la familia y por ello habrá cuentacuentos, la proyección el día 4 del documental Sonido Mosca en el Teatro El Albéitar. Por supuesto, tanto la concentración de scooterscomo los mercadillos de discos y de ropa y otros objetos vintagetambién están pensados para acoger a adultos y menores.