Desde el jueves y hasta el domingo, la capital se llenará de creación contemporánea con conciertos, performances, espectáculos, experiencias sonoras y proyectos híbridos que darán vida a nuevas narrativas y formatos en el ámbito de la composición audiovisual. Además de artistas asentados como Morton Subotnick, Alec Empire, Aisha Devi o Eli Keszler, el festival también contará en su cartel con estos cinco reclamos ineludibles. 

 

Kelly Moran

La neoyorquina, con apenas tres trabajos en largo, ya juega en la liga de los grandes vanguardistas minimalistas americanos gracias a una música que surge de la conversación de la electrónica y la electroacústica que ya ha llamado la atención del sello referente en un sello capital para entender la música de baile inteligente, Warp. Su último trabajo, que presentará en LEV Matadero, surge de responder a la pregunta de ‘¿Cómo podría hacer música que sonase tan natural, tan espontánea y sencilla?”’. El resultado son unas composiciones que se miran en el jazz new age de naturaleza improvisatoria para abrazar unas cualidades balsámicas a partir del uso del piano preparado. 

 

 

Alessandro Cortini

Hasta hace no demasiado, a Alessandro Cortini se le conocía como mano derecha de Trent Reznor en la legendaria banda de rock industrial Nine Inch Nails, pero con sus últimos trabajos en solitario se ha ganado por derecho propio ser considerado uno de los artistas más genuinos del nuevo ruidismo. Su nuevo álbum, Volume Massimo, habla por sí solo, un trabajo que ya ha sido considerado como lo más destacado de la cosecha 2018, gracias a su equilibrio entre las composiciones analógicas y la disonancia catártica. Esto es un asalto auditivo que sacude conciencias. 

 

Tensal

L.E.V. Matadero cuida con mimo las propuestas nacionales, y en su cartel se incluyen pujantes valores como los de Hidden Jayeem, ubicado en una electrónica oscura y emo, o la experimentación pop de RRUCCULLA. También estarán leyendas del tamaño de Tensal, alias de Héctor Sandoval, al que los amantes del techno conocerán por ser la mitad de Exium, dúo que acaba de cumplir 20 años de carrera al calor del sello de Óscar Mulero, PoleGroup. En Madrid presentará un show exclusivo junto con la creadora visual Marta Verde.

 

James Ferraro

James Ferraro es uno de los puntales del movimiento surgido en internet vaporwave, aunque a diferencia de todos esos productores semidesconocidos, mucha de su música ha tenido soporto físico. Sus producciones samplean el material corporativo y de índole capitalista, presentándose como una crítica al sistema que lo ha convertido en uno de los artistas más singulares de la electrónica de vanguardia contemporánea. En Matadero presentará una composición de música generativa inspirada en Requiem for Recycled Earth, la primera parte de su gran obra épica, Four Pieces of Mirai. Contará con acompañamiento de flauta y oboe además de un formato visual que nace fruto de la colaboración con el artista digital Maotik. Casi sin exagerar podemos decir que lo que veas y escuches en el festival no lo podrás disfrutar en cualquier otro lugar.

 

 

Plaid

 

Corren buenos tiempos para el dúo inglés Plaid, que celebra, a la vez que su sello de toda la vida, Warp, treinta años de carrera. Lo han hecho este año con su décimo álbum, que bebe de las experiencias de ser británico y ciudadano del mundo en tiempos modernos. Lo que equivale a decir que en Polymer, se puede encontrar la música más visceral y enfadada de los británicos, un techno de dientes afilados que nace como reacción natural al Reino Unido post-Brexit y un medio ambiente al borde del colapso. En Matadero presentan un nuevo show, junto a su colaborador habitual The Bee, basado en el video mapping y con unas proyecciones que variarán en función de la sala.