Usuarios de más de 140 países han suscrito miles de fotografías en las 18 categorías de los premios. Un jurado experto (compuesto por personalidades como la fotógrafa Cary Hazelgrove) ha elegido fotografías tomadas en lugares de todo el planeta, desde China a Estados Unidos o Portugal. La última vez que un español estuvo entre los ganadores fue en 2016, pero este año el premio se ha quedado en Europa. Concretamente en Italia, de la mano de Gabriella Cigliano, una joven de 23 años a quien los de Apple han bautizado como fotógrafa del año tras ganar el Gran Premio con su fotografía “Big Sister”, hecha con un iPhone X.  

FOTO 1 -  Big Sister

Big Sister | Gabriella Cigliano©

“El año pasado estuve un mes en Wasa, Tanzania, como profesora de una clase de niños jóvenes, curiosos e increíbles. Antes de volver a Italia, paramos en Zanzibar, donde tomé esta foto.” Explica Gabriella. “Todavía me pregunto cómo pude capturar ese momento en toda su belleza. Simplemente estaba observándoles, a unos metros de distancia, pero ellos probablemente tenían más curiosidad por mí que yo por ellos, y probablemente por eso la chica me estaba mirando. No podíamos hablar mucho, excepto unas pocas palabras en swahili que había aprendido las semanas anteriores, pero esos niños definitivamente podían hablar con sus ojos. Fue una de las cosas más hermosas que he visto en mi vida, y lo guardaré en mis recuerdos para siempre. Lo mejor fue enseñarle las fotos a ellos y a sus madres, para algunos era la primer vez que veían sus caras y su emoción era inexplicable. ¡Por desgracia mi iPhone estaba en sus manos y no pude capturar ese momento!” La italiana es una aficionada de los viajes, y lleva su móvil para grabar allá donde va. Comparte muchas de las fotografías que saca en su cuenta de Instagram. 

FOTO 2 -  Sea Stripes

Sea Stripes | Diogo Lage©

Además del Gran Premio, hay otros 3 ganadores generales, escogidos como mejores fotógrafos independientemente al resto de categorías. El primer premio lo ha obtenido el portugués Diogo Lage, con Sea Stripes, tomada con un iPhone SE. “Se hizo en la playa de Santa Rita, Portugal, donde los toldos y tiendas de playa a rayas son muy típicos y marcan la pauta de los pequeños pueblos, bien organizados y veraniegos. Jugando con este ambiente playero, un bañista en la distancia encarna el espíritu con una camisa a rayas”. Así lo explica Diogo, que además ha ganado el primer premio de la categoría de animales con su retrato de un pavo real en Oporto, The Proud Peacock.

FOTO 3 -  Sorry, no movie today

Sorry, no movie today | Yuliya Ibraeva©

El segundo puesto lo ha obtenido la rusa Yuliya Ibraeva, que supo aprovechar un infortunio para sacar su iPhone 7 Plus y hacerse con el premio con Sorry, no movie today. “Era un caluroso día de verano en Roma, Italia, hasta parecía que el asfalto se derretía. Decidimos escapar del centro de la ciudad para visitar los viejos árboles de los Jardines Borghese y ver una película italiana, pero en cuanto llegamos empezó a diluviar. No vimos la peli, pero pude tomar fotografías increíbles. Fue un momento de viaje que nunca querré olvidar”. Yuliya lleva más de 10 años dedicándose a la fotografía, a su edición y su producción, y reconoce que ha conseguido hacer una profesión de su pasión. 

FOTO 4 -  Come Across 

Come Across | Peng Hao©

Eltercer premio lo ha ganado Peng Hao, de China. “Hice esta foto en el desierto de Nevada, Estados Unidos, durante el festival Burning Man. Me quedé en un puente y vi a dos personas perdidas en una tormenta de arena, pero después de un rato algo muy especial apareció, una bola plateada enorme.” Peng Hao es fotógrafo profesional y director de cine.

Todo lo increíble que se puede hacer con un móvil 

El uso profesional de teléfonos móviles se está expandiendo exponencialmente, con gente que vive de las fotografías que saca con ellos o de las que suben a las redes sociales. La calidad de la cámara de estos dispositivos es tan buena que se han llegado a rodar vídeos musicales y hasta películas enteras con smart phones. De hecho, las películas rodadas con teléfonos móviles cuentan con su propio festival de cine, el Toronto Smartphone Film Festival. Desde hace años, el festival reúne a los mejores filmes grabados con móviles o tabletas, y celebra ya su octava edición este año. El primer largometraje realizado íntegramente con un móvil fue grabado allá por 2011, con un Nokia N8. El director Hooman Khalili grabó “Olive” con la ayuda de una lente de 35mm que adaptó a la cámara de su móvil para ganar profundidad de campo. Costó menos de 500.000 euros y el papel protagonista fue interpretado por la hermana de Mark Zuckerberg. ¿El resultado? Una película de 90 minutos que ocupa un lugar en el libro de los Guinness y que fue el principio de una tendencia que dará mucho de qué hablar.