Cifras

La 38 edición de la feria de arte contemporáneo se celebra del 27 de febrero al 3 de marzo en los pabellones 7 y 9 de Ifema en Madrid y se abre al público desde el 1 de marzo. Participan 203 galerías (45 nuevas, como la alemana Meyer Riegger o la británica Timothy Taylor) de 31 países, de las que 166 integran el Programa General. En las secciones comisariadas hay 15 galerías en “Perú en ARCO”, 13 en “Diálogos” y 21 en “Opening”. Del 70% de participación internacional, el 29% son latinoamericanas, con 40 galerías de 12 países de la región.

La barata de las ferias buenas”

Lo dice el codirector Carlos Urroz. Los precios van desde los 0 euros del país invitado hasta los 11.000 euros para las 15 galerías seleccionadas en Solo/Duo (45 metros cuadrados, 1 o 2 artistas) o los 308 euros el metro cuadrado del programa general (con un espacio mínimo de 40 metros cuadrados).

El arte que veremos

“En Arco empezamos en las vanguardias y acabamos con artistas muy jóvenes”, comenta la codirectora de la feria, Maribel López. Veremos dibujo, pintura, instalaciones y, sobre todo, mucha escultura “que con las luces nuevas tendrá más visibilidad”. También una vuelta de los artistas jóvenes al vídeo. “Las preocupaciones son desde las más personales e íntimas hasta las más universales. Así ha sido siempre. El arte mira de lo micro a lo macro e intenta enseñárnoslo de otro modo”, dice López. Para Urroz, “el arte de hoy es sobre todo social, se interesa por su comunidad, por su entorno”.

Perú contemporáneo

Amazonias - Christian Bendayan | ARCO Madrid

Es el país invitado y tendrá un formato distinto esta vez. “Visualmente será muy impactante”, señala Urroz sobre el espacio creado por las arquitectas peruanas Mariana Leguía y Maya Ballén. Participan 15 galerías seleccionadas por Sharon Lerner, comisaria del MALI (Museo de Arte de Lima). Cuatro son españolas: Casado Santapau, Elba Benítez, Juana de Aizpuru y ProjecteSD. Entre los 24 artistas peruanos están Fernando Bryce, Teresa Burga, Sandra Gamarra, Antonio Páucar o Ximena Garrido-Lecca. Además, Fietta Jarque coordina el programa paralelo de Perú en Arco y en el Foro Perú participarán artistas, historiadores y comisarios que analizarán las particularidades del arte contemporáneo en el país. Como recuerda Urroz, “Arco es el puentre entre América Latina y Europa desde los años 90”.

América Latina en Madrid

Arco celebra el coleccionismo en Latinoamérica con exposiciones como la de Casa de América, que acoge la colección Jan Mulder, o la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, con la de Eduardo y Mariana Hochschild. La Sala de Arte Santander exhibirá la de Teixeira de Freitas. En Alcalá 31 se verán las piezas latinoamericanas de CA2M y Fundación ARCO. Instante Fundación exhibirá una muestra de las colecciones de Alberto Rebaza Torres, Armando Andrade de Lucio, Juan Carlos Verme Giannoni y Ella Fontanals-Cisneros. Esta última firmó el pasado febrero un convenio para la creación del Centro de Arte Contemporáneo de las Américas, nuevo espacio museístico en Tabacalera (Madrid).

38 proyectos individuales

Galería Patricia Ready | VJARPA

Cerca del 40% de las galerías participa con programas enfocados a la presentación de uno o dos artistas, a los que se suman 38 proyectos especiales distribuidos por la feria. “Estos 38 proyectos de artistas son una novedad y tendrán mucha visibilidad porque las galerías han apostado por traer una pieza importante”, apunta Urroz. Son artistas como Sandra Gamarra (Juana de Azipuru), Sol Calero (Barbara Gross), Jorge Piqueras (Henrique Faria) o Pepe Espaliú (García Galería).

Diálogos

Son 13 galerías seleccionadas por Agustín Pérez Rubio (co-comisario de la Bienal de Berlín) y Catalina Lozano (del Museo Jumex) cuyos stands generarán un diálogo intergeneracional como el propuesto por la guatemalteca Proyectos Ultravioleta entre Elisabeth Wild (Viena, 1922) y Vivian Suter (Buenos Aires, 1949), madre e hija que viven en Panajachel, un pueblo en el lago de Atitlán enclavado entre tres volcanes.

Jóvenes

El programa Opening vuelve a centrarse en galerías con menos de siete años de vida. Son 21 espacios seleccionados por los comisarios independientes Tiago de Abreu Pinto e Ilaria Gianni. Un programa que contempla la investigación más allá de los centros artísticos habituales, incluyendo a Bombon Projects (Barcelona), Clima (Milán), Francisco Fino (Lisboa), Sé (São Paulo) o Sindicato (Santo Domingo). Tendrán su propio espacio de encuentro y presentación de proyectos: la Bodega Opening, un bar de vinos diseñado por Ansón&Bonet.
 

Nuevo coleccionismo

Este año visitarán Arco unos 300 coleccionistas y 200 miembros de museos de 40 países, pero uno de los grandes objetivos de la feria es orientar a quienes empiezan a comprar arte. Hay un servicio gratuito de asesoramiento durante la feria y el programa Young Collectors invita a una treintena de jóvenes coleccionistas internacionales. Además, Arco se puede explorar a través de Artsy.net. A nadie se le escapa que España representa solo el 1% del mercado del arte mundial y el 2% del europeo (según el informe elaborado en 2016 por Clare McAndrew para Obra Social La Caixa). El precio medio de las compras ronda los 5.000 euros, enfocadas cada vez más a los artistas jóvenes y asequibles.

Pain is Universal but so is Hope Orange. Una de las obras expuestas en Arco | La Acacia

 

Un poco de historia

Arco nació en 1982 de la mano de la galerista Juana de Aizpuru, que dirigió la feria hasta su dimisión en 1986 por quejas de sus colegas. Le siguieron Rosina Gómez-Baeza (20 años al frente, entre 1987 y 2006), Lourdes Fernández (desde 2007 hasta su dimisión en 2010 por desencuentros con Ifema) y Carlos Urroz (2011-2019), que este año cede el testigo a la nueva directora, Maribel López. En la primera edición participaron 62 galerías españolas y solo 28 extranjeras, frente al 70% de participación internacional en 2019, sobre todo europeas y latinoamericanas.