El eco de la crisis del espacio en Catalunya

De la decisión de Albiach y Asens al futuro de la coalición: el impacto de la ruptura de Sumar y Podemos en los Comuns

Podemos transmite al PSOE su apuesta por la gobernabilidad pese a la ruptura con Sumar

Conchi Abellán: "Podem no puede garantizar que se presentará con los Comuns a las catalanas"

Díaz acusa a Podemos de abonar la "desafección política" y pide que no se equivoquen de adversario

Podemos se va al grupo mixto y Sumar le acusa de "transfuguismo"

Yolanda Díaz, Ada Colau, Jéssica Albiach y Jaume Asens, en un acto electoral

Yolanda Díaz, Ada Colau, Jéssica Albiach y Jaume Asens, en un acto electoral / MANU MITRU

Sara González

Sara González

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La onda expansiva de la ruptura entre Sumar y Podemos alcanza también al espacio en Catalunya y a la relación -nunca exenta de turbulencias- que mantienen los morados y los Comuns, que habrá que ver hasta qué punto pueden mantener su alianza si a nivel estatal la coalición con Yolanda Díaz se ha estrellado con la legislatura recién estrenada. El riesgo de presentarse por separado a las próximas elecciones catalanas, existe, tal y como reveló la coordinadora de Podem, Conchi Abellán, en una entrevista con EL PERIÓDICO, y los cuadros de ambas partes se blindan ya ante ese posible escenario aclarando posiciones. Si la semana pasada era Jéssica Albiach, coordinadora nacional de Catalunya en Comú, la que comunicaba que rompía el carnet de los morados fruto de la reciente prohibición de la doble militancia, movimiento avanzado por este diario, también otros rostros importantes, así como la militancia, deben tomar la decisión de con quién se quedan. Entre ellos, Jaume Asens, expresidente de Unidas Podemos en el Congreso y, hasta ahora, formalmente con un pie en cada partido.

Escoger con qué carnet se quedan

Antes de la salida del grupo de Sumar en el Congreso, la cúpula de Podemos aprobó vetar la doble militancia con la intención de marcar perfil propio frente a Yolanda Díaz y sus allegados, decisión que afecta tanto a los dirigentes como a las respectivas militancias. Albiach mantenía un pie en las dos formaciones: colidera Catalunya en Comú desde 2019 junto a Ada Colau y Candela López y hasta ahora era miembro del consejo ciudadano de Podem, partido del que incluso intentó llevar la batuta en 2015, cuando se presentó a unas primarias que acabó ganando Albano Dante Fachin. De la órbita de Íñigo Errejón primero, de Pablo Iglesias después y ahora alineada con Yolanda Díaz, la semana pasada decidió que su trayectoria seguirá vinculada a los Comuns y, por ende, a Sumar. Una decisión que deberá tomar también Jaume Asens, que está inscrito en Catalunya en Comú, pero que formalmente es también miembro de la dirección de Podemos a nivel estatal.

Fuentes de la formación morada aseguran que hace tiempo que el dirigente, que ha ejercido de negociador de la coalición de izquierdas para lograr el sí de ERC y Junts a la investidura de Pedro Sánchez, hace tiempo que no participa de las reuniones de la ejecutiva. A Asens, que mantiene una buena relación con Iglesias, los Comuns lo desbancaron como candidato para el 23-J, pero con los resultados sobre la mesa Díaz recuperó su figura para tender puentes con Carles Puigdemont. La vicepresidenta ha llegado a ofrecerle un asiento en la ejecutiva provisional de Sumar que debe dirigir el espacio hasta la asamblea de la primavera de 2024, pero declinó la oferta. Aunque hace cinco años que se retiró de la política, también Xavier Domènech está inscrito, aunque sin militancia activa, tanto en Catalunya en Comú como en Podem y, de hecho, llegó a liderar simultáneamente los dos partidos.

De siete a seis diputados en el Congreso

Una de las diputadas de Podemos que se van al mixto es Lilith Vestrynge, que se presentó por la lista de En Comú Podem en cuarta posición fruto de un pacto con los morados que estuvo precedido de tensiones internas por las cuotas. Eso supone que los Comuns pasen de tener siete diputados, a seis. De hecho, en una carta enviada a la militancia, la dirección de Catalunya en Comú ha reclamado a los diputados de Podemos que renuncien al escaño: "Cuando alguien abandona un proyecto o rompe los acuerdos firmados, la respuesta coherente es devolver el acta de diputado o diputada, con tal de respetar la decisión de las urnas". Sin embargo, no entra dentro de los planes ni de Vestrynge ni del resto de representantes podemitas dejar el acta, acción que permitiría a los Comuns mantener a sus siete representantes y que entrara Candela López, coordinadora de Catalunya en Comú y dirigente de la confianza de Díaz.

¿Se mantendrá el nombre de En Comú Podem?

Ahora que presumían de haber consolidado la marca En Comú Podem como paraguas de la coalición entre Catalunya en Comú y Podem Catalunya, la ruptura en el Congreso abre el interrogante sobre si se mantendrá el nombre si los morados están ya fuera de la alianza. Es la misma nomenclatura que tiene el grupo en el Parlament y el de las alianzas con las que se presentaron juntos a las municipales. "Ellos serán En Comú y nosotros Podem", aseguraba Abellán en la entrevista anticipándose a un posible escenario de divorcio a escala catalana. Cabe decir que, a la interna en los Comuns, ya hay quien apunta que, dada la pérdida de peso del partido de Iglesias en Catalunya y la alianza con Sumar, el camino es acabar prescindiendo del nombre de Podem, con quien nunca fue posible la confluencia absoluta superadora de siglas que se pretendió en los orígenes del espacio.

Sin garantías de ir juntos en las elecciones catalanas

"Podem no puede garantizar que se presentará con los Comuns a las catalanas", dijo sin tapujos Abellán a EL PERIÓDICO horas antes de que se consumara la ruptura en el Congreso. ¿Podrá mantenerse la coalición en Catalunya pese al divorcio a nivel estatal entre Podemos y Sumar y la previsible concurrencia por separado a las elecciones europeas? El escenario de una continuidad de la alianza catalana se antoja difícil ante unos comicios que se celebrarán, como muy tarde, en febrero de 2025. Los morados acusan a los Comuns de haberlos expulsado de la toma de decisiones en En Comú Podem desde el proceso de confección de la lista de las generales y reclaman retomar las relaciones. Podem, además, vuelve a estar en una situación de interinidad tras la dimisión de 13 miembros de la dirección que dieron apoyo al pacto con Sumar y está a la espera de una asamblea para renovar su dirección. Ha tenido hasta cinco coordinadores distintos en 8 años.