Encuesta Política de España

Sondeo GESOP: El nuevo Gobierno de Sánchez solo aprueba en Catalunya y el País Vasco

El PP crece y el PSOE cae tras los pactos de investidura de Sánchez

El pacto con Puigdemont no convence a los catalanes ni a los votantes del PSOE

multimedia destacado españas posibles sanchez articulo Albert Saez

multimedia destacado españas posibles sanchez articulo Albert Saez

Alex R. Fischer
Jose Rico
Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Tres ascensos y nueve caras nuevas resumen el organigrama del Gobierno con el que Pedro Sánchez ha iniciado su legislatura más complicada. El presidente optó por conformar un equipo de dirigentes muy fieles, de mayor peso político y menos perfiles técnicos para un mandato que se presagia mucho más complejo que el anterior. Pero estas coordenadas del nuevo Consejo de Ministros no atraen por el momento al electorado, cuya primera valoración del Ejecutivo es un suspenso general con dos excepciones: Catalunya y el País Vasco.

Según la Encuesta Política de España del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para Prensa Ibérica, la mitad de los españoles (50,4%) valoran mal o muy mal al nuevo Gobierno, frente al 28,5% de ciudadanos que lo aprueban y al 18,7% que no valora ni bien ni mal al equipo de Sánchez. Respecto al barómetro del mes de mayo, anterior a las elecciones, las opiniones favorables al Ejecutivo han bajado un punto y las valoraciones críticas han subido tres puntos.

Los apoyos al Gobierno predominan y han crecido ligeramente en los últimos seis meses entre el electorado de izquierdas, mientras que los detractores superan ya el 90% entre los votantes del PP y Vox. Entre los votantes de todos los socios de Sánchez (PSOE, Sumar, ERC, Junts y PNV) hay más opiniones favorables que contrarias. Por ejemplo, el 55,7% de los electores de Esquerra avalan al Ejecutivo y el 44,3% no lo valoran ni bien ni mal.

Pero es entre los votantes de JxCat donde se ha producido el mayor vuelco de opiniones respecto a hace seis meses, cuando el partido de Carles Puigdemont no era imprescindible para la gobernabilidad y tampoco se presumía ningún posible acuerdo con el PSOE. Ahora, el 42,8% bendicen al Gabinete de Sánchez, casi el doble que en mayo, y el 28,6% lo suspenden, la mitad que antes de las elecciones.

Por comunidades autónomas también se refleja la división entre las gobernadas por el PP y aquellas que han tenido mayor protagonismo en las negociaciones de la investidura: Catalunya y el País Vasco. Uno de cada tres catalanes y cuatro de cada 10 vascos aprueban al nuevo Gobierno, cuya oposición en ambos territorios ronda el 30%.

Estas valoraciones hay que enmarcarlas en un contexto de pesimismo sobre la situación del país. Las percepciones negativas al respecto crecen más de ocho puntos con respecto a los valores que se daban en mayo. El 61% de los españoles son pesimistas (8,3 puntos más que hace seis meses) y el 34% son optimistas (8,6 puntos menos).

También en este aspecto existen amplias diferencias entre los dos bloques ideológicos: más del 61% de los votantes del PSOE y Sumar son optimistas, frente a una abrumadora mayoría pesimista, superior al 90%, entre los votantes del PP y Vox. En cambio, no hay diferencias territoriales: en todas las autonomías predomina el pesimismo, aunque donde más optimistas hay es en el País Vasco y Galicia.

Ficha técnica

-Empresa responsable: GESOP.

-Técnica de investigación: Entrevistas telefónicas.

-Ámbito del estudio: España.

-Población objetivo: Mayores de edad con derecho a voto.

-Dimensión de la muestra: 1.002 entrevistas.

-Tipo de muestreo: Proporcional por autonomías y dimensión de municipio. Selección de la persona a entrevistar según cuotas cruzadas de sexo y edad.

-Margen de error: ± 3,1% para un nivel de confianza del 95% y p=q=0,5.

-Trabajo de campo: Del 21 al 23 de noviembre de 2023.