Camino a la investidura

Francina Armengol: "¿Amnistía? Todo lo que se tramite debe hacerse de acuerdo con la ley"

El Rey propone a Feijóo como candidato a la investidura por ser el ganador de las elecciones

¿Cuál será la fecha de la investidura? ¿Y de una repetición de las elecciones? 5 incógnitas del endiablado calendario

Armengol: "¿Amnistía? Todo lo que se tramite debe hacerse de acuerdo con la ley"

Miguel Ángel Rodríguez / Guillem Porcel

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Francina Armengol (Inca, 1971) llegó a la presidencia del Congreso la pasada semana de la manos de 178 'síes'. Esa mayoría, a la que ahora apela Pedro Sánchez para ser investido, dice que le dará "fuerza" en su labor al frente del Congreso en una de las legislaturas que se prevé más tensa y en la que se ha propuesto implantar el uso de las lenguas cooficiales

¿Impone ser la tercera autoridad del Estado?

Impone mucho y me siento absolutamente abrumada, con una gran responsabilidad, pero también con muchísimo honor, con muchísima ilusión y con muchísimas ganas. Agradezco muchísimo el voto a favor de los 178, sin ninguna duda, pero voy a ser la presidenta del Congreso de todos, representando a las diferentes formaciones políticas. Voy a intentar estar a la altura de las circunstancias. 

¿Cuándo le comunicó Pedro Sánchez que quería que usted fuese la presenta del Congreso?

Me lo comunicó unos días antes del Pleno. Me explicó los motivos por los que veía favorable que yo fuera la candidata a la presidencia del Congreso, por mi experiencia política, por mis planteamientos y también por el momento político que se está viviendo en España. Tuve que serenarme para dar el sí, claro.

En su momento, usted se posicionó contra la DUI y contra la aplicación del artículo 155. ¿Cree que se gestionó mal aquella situación que ha derivado y que tiene consecuencias en la actual aritmética parlamentaria? 

Yo siempre he defendido, y sigo defendiendo, que los conflictos territoriales se resuelven desde la palabra, desde el diálogo y desde el consenso, no desde la judicialización de los conflictos. Creo que la política está para hablar y para ver cómo buscamos las mejores soluciones. Y, en cuanto a la aritmética parlamentaria, es el reflejo de lo que la ciudadanía española ha querido. Claramente, España se ha decantado porque no haya una mayoría absoluta, y a partir de ahí, lo que nos dicen a los políticos es, tenéis que hablar y tenéis que entenderos y entendernos.

Habla usted del diálogo y de buscar soluciones a los conflictos. Estamos viendo en los últimos días como una de las principales voces en el independentismo es la de Carles Puigdemont. ¿Habría que buscar una solución a su situación actual? 

Todo el arco parlamentario y las decisiones que se podrán tomar desde los grupos políticos y los partidos políticos -porque eso ahora no me compete- entra a una fase de negociación de partidos políticos para hacer posible las mayorías de los resultados del 23 de julio. Hubo ciudadanos que votaron libremente por la formación de Junts y a partir de ahí se tendrá que ver cómo se pueden hacer posible estos acuerdos o no. Se tienen que establecer las negociaciones diferentes entre los diferentes partidos políticos para ver quién tiene posibilidades para sumar esa mayoría necesaria de los 176 diputados. Esto es una democracia parlamentaria y esas son las reglas del juego que nos hemos dado. 

En 2021, Esquerra y Junts que presentaron una ley de amnistía. El PSOE, junto con el PP y Vox, impidieron en la Mesa del Congreso que se debatiese. Si a día de hoy llegase una proposición similar a la mesa del Congreso, ¿usted cómo actuaría? 

Como presidenta del Congreso mi posición es garantiza los derechos de los diputados, los derechos de los grupos parlamentarios y la necesidad de garantizar debates ricos, desde el respeto y desde el diálogo, y evidentemente garantizar la legalidad y, por tanto, que todo lo que se tramite sea de acuerdo con la normativa vigente. Yo no me meto en el fondo de los temas políticos, ni creo que sea mi papel ni el de la Mesa, sino garantizar que todo lo que se tramite debe hacerse de acuerdo con la ley, desde la corrección normativa estricta. 

El Rey ha propuesto a Alberto Núñez Feijóo como candidato a la investidura. ¿Cree que Felipe VI tiene toda la información para poder tomar esa decisión, dado que varios partidos no han acudido a la ronda de contactos?

Creo que no ha tenido problema a la hora de recabar toda la información ni muchísimo menos.

Ahora solo falta que se ponga fecha al debate. ¿Va a intentar que se puedan utilizar las lenguas cooficiales en ese pleno?

Mi voluntad es hablar con todos con el firme compromiso de que se puedan hablar todas las lenguas oficiales en el Congreso. Es una prioridad para esta presidencia que la ciudadanía pueda verse representada en la cámara de todos en las lenguas oficiales de su tierra. Eso es una de las grandes riquezas de este país. Ahora toca ver cómo lo hacemos de la forma más rápida posible, tanto desde el punto de vista técnico como desde el punto de vista de garantizar el derecho lingüístico de los diputados que quieran expresarse en una lengua cooficial, pero también el derecho de todos los diputados a poderlos entender. El reglamento del Congreso no habla en ningún artículo de que se tenga que hablar aquí en castellano. 

¿La inclusión del catalán, euskera y gallego en el Congreso es una reivindicación que llega tarde?

Creo que es una gran noticia que el Congreso sea la representación de lo que es la España real. Ahora trabajaré intensamente con todos los grupos políticos para hacerlo posible porque quiero que ese consenso pueda ser muy amplio, porque creo que para que ciertas cuestiones puedan ser muy aceptadas, puedan funcionar, puedan ser muy consolidadas, algo estable, tiene que ser con el máximo acuerdo posible. Creo que esto no tiene que ser ningún problema y tenemos que buscar las fórmulas técnicas y normativas para hacerlo viable. Por tanto, creo que es una gran alegría que nos veamos mejor representados en el Congreso, una forma de verte representado es que oigas hablar como tú hablas.

¿Usted va a pronunciar algunos de sus discursos en catalán o al menos tiene pensado utilizar el catalán en el Congreso?

Primero tengo que ver el alcance de cómo podemos cumplir estos objetivos, pero, obviamente, yo soy la presidenta del Congreso de los Diputados, de toda España, y, evidentemente, creo que eso también lo tengo muy claro. 

Entiendo que le gustaría utilizar el catalán en el Congreso.

Claro, me gustaría que se pudieran utilizar todas.

Hemos vivido durante una legislatura unos plenos bastante broncos, con diputados de formaciones de Vox, por ejemplo, que han llegado a vejar a la ministra de Igualdad. ¿Cómo va a hacer frente a este tipo de actitudes? 

Con la presidenta Meritxell Batet, que creo que lo ha hecho maravillosamente bien, ya he hablado para que me dé consejos para afrontar esa situación que, evidentemente, es compleja. Creo que todos y todas tenemos una responsabilidad enorme. En la democracia es fundamental que el ciudadano se sienta bien representado y que, por tanto, esté orgulloso de quien le representa. Yo muchas veces viendo un pleno del Congreso me sentí avergonzada de según qué expresiones, qué calificativos, y de las formas que ha habido. Eso, a mí me parece que hace que muchos ciudadanos se sientan muy lejos, se sientan hartos. Por tanto, yo me esforzaré al máximo para poner en valor la democracia y por eso también intentaré al máximo tener mucha relación con los grupos parlamentarios, para que haya un poco ese clima de concordia que es necesario para tomar decisiones.

¿Qué le parece la actitud del Presidente de la RFEF, Luís Rubiales? 

Fue una actitud absolutamente inadmisible. Y su disculpa ha sido claramente insuficiente. Este asunto confirma que en nuestra sociedad tenemos que seguir avanzando para erradicar el machismo.

El PSC consiguió un resultado histórico en Cataluña y el PSIB obtuvo un diputado más respecto a 2019 el pasado 23J. Además ahora usted asume la presidencia del Congreso. ¿Cree que la parte más federalista del PSOE está ganando peso dentro del partido?

Desde la aprobación de la Constitución, en el tema de la descentralización autonómica es una de las cuestiones que más hemos avanzado de forma clara, aunque queda camino por recorrer. Cuando hablamos de la palabra federal, es negociación, eso es entender la realidad de España, que es esa pluralidad. Cuando hemos vivido la COVID, hemos entendido todos que la cogobernanza, que acuñó mucho el presidente Sánchez, era la mejor forma de trabajar . Y, por tanto, creo que dentro del PSOE es una mayoría abrumadora la que piensa que ese es el camino adecuado, y yo creo que está absolutamente cohesionado en ese camino. 

En su discurso citó a Felix Pons, que es el único mallorquín que como usted ha ostentado este cargo. ¿Por qué considera que es un referente y qué le puede servir de su mandato de cara al mandato que ahora usted?

Félix fue, indudablemente, un gran político, un gran intelectual, una persona con unos modos maravillosos. Cuando yo empezaba en política, tuve la oportunidad de comer con él de vez en cuando, él y yo solos, y aprendí muchas cosas. Desde que el presidente Sánchez me propuso asumir la presidencia del Congreso de los Diputados, le he recordado cada día pensando, 'ojalá pudiera estar aquí, lo que yo le necesitaría y cómo me podría ayudar'.

Usted ha defendido que le gustaría volver a ser presidenta de Balears en 2027. ¿Esta decisión cambia su estrategia? ¿Cómo queda ahora el partido en las islas?

Sigo siendo la secretaria general del Partido Socialista en Baleares y, por tanto, voy a seguir trabajando intensamente en esas posiciones. El PSIB está fuerte y unido. Ahora nos toca hacer oposición en las instituciones con los representantes ya elegidos, tanto el portavoz parlamentario como los portavoces en Consellells o en el Ayuntamiento de Palma.