ELECCIONES GENERALES 23J

El PSOE detecta que la gira mediática de Sánchez "activa" voto y el PP sólo ve "debilidad: "Es un lastre"

Los socialistas se muestran más contenidos en sus expectativas pero apuntan a que "desde hace días nosotros crecemos y el PP baja" mientras que los 'populares' creen que el presidente mantiene un "fuerte rechazo" entre los ciudadanos

Feijóo gana a Sánchez en audiencia en 'El Hormiguero' en el conjunto de España pero pierde en Catalunya

Máxima tensión entre Pedro Sánchez y Pablo Motos en 'El Hormiguero'

Pablo Motos, más cómodo con Feijóo que con Sánchez

Pedro Sánchez, en El hormigueRo.

Pedro Sánchez, en El hormigueRo.

3
Se lee en minutos
Marisol Hernández
Marisol Hernández

Periodista

ver +

Con la irritación aún latente por no haber olido el batacazo de las elecciones autonómicas y muncipales, los socialistas han optado ahora por la contención. Ya no hay tantas certezas como las exhibidas hasta el mismo 28M, cuando todavía se mostraban convencidos de que mantendrían su poder territorial y de que el 'antisanchismo' era sólo un fenómeno madrileño. Sin apenas tiempo para muchos cambios, Pedro Sánchez ha dado continuidad al mismo comité electoral con alguna mínima incorporación. Pero la estrategia ha variado diametralmente. Sobre todo por la decIsión de acudir a programas, de radio y televisión, en los que, según Moncloa, se dicen "barbaridades" contra el Ejecutivo.

Este martes el presidente del Gobierno estuvo en el programa de Antena 3 'El Hormiguero' y la semana que viene, también el martes, será entrevistado en Tele 5 por Ana Rosa Quintana. Sánchez sigue así con su gira mediática exprés tras mostrar una evidente aversión a los medios de comunicación durante toda la legislatura y haber renunciado a contrarrestar algunas informaciones sobre su gestión, algo que él mismo asume ahora como un error. Una operación que en el PP sostienen que no le proporcionará ningún rédito electoral porque "tiene un fuerte nivel de rechazo entre los ciudadanos" y es "un lastre para su marca".

Aunque el encuentro con Pablo Motos ha resultado rentable políticamente para el jefe del Ejecutivo -no se vio en ningún aprieto y pudo exponer toda su artellaría electoral-, en el PSOE evitan por ahora echar las campanas al vuelo. Sí apuntan a que "desde hace días nosotros crecemos y el PP baja", pero reconocen que las diferencias entre las encuestas "son muy grandes". "Hay que tener prudencia porque asignar escaños con 1.000 entrevistas en todo el territorio nacional es arriesgado", apuntan sobre algunos sondeos.

Esta misma semana, antes de la visita del presidente a 'El Hormiguero', fuentes de Moncloa sostenían que observan una "reactivación del voto progresista", más vinculada a los pactos de gobierno que el PP está cerrando con Vox. Aunque defendían también la eficacia de la exposición del presidente en los medios para trasladar sus mensajes.

¿El rechazo es insalvable?

El ánimo entre los socialistas es muy oscilante. Desde luego no existe la euforia que se transmitía antes del 28M. La preocupación es palpable y hay muchos dirigentes que no ven opciones de remontada y creen que se está pugnando sólo por conservar un grupo parlamentario más o menos amplio. Para algunos de ellos el "rechazo" que genera el presidente entre la opinión pública es "insalvable". Sobre esa supuesta animadversión en Ferraz se limitan a apuntar que "quizás deberíamos haber ido antes a algunos programas porque se han dicho muchas cosas que no se ajustaban a la realidad".

Pero destacan que ahora "estamos explicando a millones de personas nuestra gestión y desmontando los bulos del PP y Vox". "Nos hemos adaptado a una campaña en pleno verano" porque "hemos entendido perfectamente que debía ser más audiovisual y mediática, con menos mítines", afirman en la dirección socialista. 

La sensación en la organización es que el 23J es una lucha "circusncripción a circunscripción". "Se juega en escaños y restos y eso convierte cada provincia en una batalla distinta". En los territorios se exige ir "más a la ofensiva". Fuentes del partido aseguran que, por eso, "quienes plantearon la campaña del 28M no parecen los mejores estrategas para planificar también esta" pero valoran el arrojo de Sánchez a la hora de encarar las elecciones. "Es verdad que la derecha ha impuesto sus lemas con respecto a el, pero también moviliza como nadie a los nuestros".

PP: Una gira "a la desesperada"

Noticias relacionadas

El PP, en cambio, rechaza que el PSOE pueda obtener ningún beneficio de la gira de Sánchez que califican como una operación "a la desesperada". Durante cinco años "se ha negado a ir a los medios" y se ha pasado 12 meses "criticando a los periodistas". Si ahora da entrevistas, mantienen, lo hace "por necesidad, no porque quiera ser transparente o dar cuentas ante la opinión pública" .

Si lo hace, reiteran, es porque "tiene problemas demoscópicos severos" y la distancia con Alberto Núñez Feijóo es cada vez más "grande". "Verle urgiendo cuota de pantalla es la demostración de que él está débil y nosotros no", insisten en Génova, donde aconsejan a los socialistas que lo mejor que podían hacer es "no exhibir" al presidente del Gobierno sino quieren que el resultado de las elecciones generales sea aún peor.