Tras el batacazo electoral

Ciutadans debate su futuro con el nombre, la dirección y la relación con Madrid en el punto de mira

MÚLTIMEDIA | Ciudadanos, de rozar el cielo a caer al abismo

Nacho Martín Blanco, número 1 del PP por Barcelona a las elecciones generales

Cs busca reconstruirse desde Catalunya para no desaparecer tras el adiós de Arrimadas

BARCELONA 09/06/2023 Política. La vicepresidenta primera en funcions de presidenta, Alba Vergés, ha convocado el pleno para elegir a un nuevo presidente o presidenta de la cámara para sustituir a Laura Borràs. Ciudadanos. Carlos Carrizos. FOTO de ZOWY VOETEN

BARCELONA 09/06/2023 Política. La vicepresidenta primera en funcions de presidenta, Alba Vergés, ha convocado el pleno para elegir a un nuevo presidente o presidenta de la cámara para sustituir a Laura Borràs. Ciudadanos. Carlos Carrizos. FOTO de ZOWY VOETEN / ZOWY VOETEN

Carlota Camps

Carlota Camps

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

"No puede seguir todo igual". Con solo un 1,2% de los votos en las elecciones municipales y tras perder uno de sus grandes tótems, Nacho Martín Blanco, en Ciutadans nadie duda de que tendrá que haber cambios para evitar la desaparición definitiva del partido. La duda está en cuáles tienen que ser estos cambios. Tanto a nivel estatal como también en Catalunya, donde hace días que avisan que la reconstrucción del partido tiene que liderarse desde aquí, en los orígenes del proyecto.

Pero aunque la mayor representación institucional del partido -con seis diputados- está en el Parlament, junto con los siete eurodiputados, la situación también es frágil. Aún más tras la marcha y fichaje de quién hasta ahora era portavoz e insignia de la formación, por parte del PP. Una situación que ha acentuado el desánimo en las filas naranjas, aunque algunos ya se olían este desenlace. Pero, sea como sea, se niegan a certificar el fin.

¿Y cómo piensan revertirlo? A estas alturas la mayoría de fuentes consultadas por EL PERIÓDICO reconocen que "todo está abierto", empezando por un cambio de nombre o marca y acabando por una nueva dirección catalana. Aunque también hay dudas sobre cuál tiene que ser la relación de la formación en Catalunya con la dirección en Madrid.

Primarias en otoño

De momento, los dirigentes catalanes han empezado por un proceso de "reflexión interna" que se alargará durante los meses de verano, pero el partido ya se prepara para celebrar primarias en otoño. El actual coordinador de Cs en Catalunya, Carlos Carrizosa, no descarta volverse a presentar, pero fuentes de la formación deslizan otros nombres como posibles relevos.

Así, tras la marcha de Martín Blanco, que muchos veían con posibilidades de ser un buen recambio, se han puesto sobre la mesa otros 'naranjas' como Anna Grau -a pesar de sus malos resultados en Barcelona-, los eurodiputados Jordi Cañas o Eva Poptcheva, o el concejal de Santa Coloma y exdiputado, Dimas Gragera; aunque por ahora nadie se ha postulado.

Otras fuentes avisan de que quizás es pronto para abrir este melón. "No es el momento de hacer un quítate tú, para ponerme yo", alegan. Aunque los estatutos del partido obligan a celebrar primarias, no sería la primera vez que se decide alterarlo. Ya pasó cuando se acordó presentar a les elecciones al Parlament a Carrizosa, a pesar de que Lorena Roldán -que también acabó dando el salto al PP- había ganado las primarias.

La marca Cs

Otro de los temas candentes es cómo queda la marca Ciutadans, que ya ha sido tratado en más de una reunión a nivel estatal, incluso antes del gran batacazo electoral. De hecho, viene de lejos, porque se abordó durante el proceso de refundación, que acabó saldándose en enero de este año con un cambio de imagen y añadiendo los colores verde y gris al naranja tradicional del partido.

Ahora, los malos resultados de las elecciones municipales y la renuncia a presentarse a las generales, han reabierto el debate y algunas voces plantean incluso cambiar el "nombre" del partido por lo "tocado" que ha quedado. Sin embargo, algunos diferencian la situación a nivel estatal de la de Catalunya. Aseguran que aquí no está en tan mal estado y creen que aún podría continuar, mientras que a nivel estatal sí la dan por amortizada y abogan por hacer algún tipo de "federación con algo más grande", poniendo como ejemplo el acuerdo con UPyD.

En cómo debe ser la relación con el partido a nivel estatal es donde más dudas hay. Hasta tres fuentes diferentes trazan un tipo de relación distinta. Desde una "desconexión amable", que los otros descartan completamente por considerarlo una especie de "escisión", hasta una especie de "federación" parecida a la que tienen "PSC-PSOE" o simplemente un fortalecimiento "económico" que permita al partido presentarse a las próximas elecciones catalanas en mejores condiciones.

Los diputados

Fuera de Catalunya, tras el 28-M, Cs solo conserva dos diputados autonómicos, junto a los seis catalanes, uno en Euskadi y otro en Castilla y León. Dos comunidades donde no se celebraron elecciones. Quedaron fuera de todos los parlamentos donde se presentaron. Un reflejo de lo que pasó a nivel municipal, que solo consiguieron mantener 392 concejales, 10 en Catalunya. Una cifra ínfima comparada con los 2.788 ediles que obtuvieron en 2019.

Lo que sí que mantienen son los siete eurodiputados que consiguieron en las elecciones de 2019, cuando consiguieron ser tercera fuerza en España con más de un 12% de los votos. La actual dirección estatal dio por hecho que a las elecciones europeas, previstas para mayo de 2024, sí se volverían a presentar, pero algunas fuentes catalanas dejan la puerta abierta a valorarlo o, como mínimo, a hacerlo con alguna "plataforma constitucionalista más grande".

Con todo, creen que su futuro puede depender de si el PP y Vox llegan a gobernar juntos en la Moncloa y de cómo se evalúa su actuación de gobierno. Si la valoración es negativa, ven posibilidades de revivir una apuesta de "centro y liberal". "Ahora toca replegarse y esperar", apunta uno de los dirigentes consultados.