Consejo de Ministros extraordinario

El Gobierno aprobará mañana un decreto con ayudas al campo y obras de emergencia frente a la sequía

Las restricciones de agua afectan ya al 86% de los catalanes

Las claves de la ley del regadío en Doñana: una polémica política y ambiental de alcance europeo

El Gobierno prohibirá trabajar al aire libre si la Aemet decreta la alerta naranja o roja por calor extremo

Alrededores del pantano de La Viñuela, en Málaga, afectado por la sequía.

Alrededores del pantano de La Viñuela, en Málaga, afectado por la sequía. / EFE / Jorge Zapata

Juan Ruiz Sierra

Juan Ruiz Sierra

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El Consejo de Ministros celebrará este jueves una reunión extraordinaria que aprobará un conjunto de medidas urgentes para luchar contra la sequía. Según fuentes del Gobierno, la respuesta a esta dramática situación, después del abril más seco desde que se tienen registros, se hará vía decreto, para su aplicación inmediata. El instrumento tendrá un doble enfoque. Por un lado, ayudas a los agricultores. Por otro, obras de emergencia hidráulicas en varios territorios. Entre ellos, Catalunya. 

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el titular de Agricultura, Luis Planas, han sido los encargados del nuevo decreto. No es la primera vez que el Ejecutivo de coalición toma una decisión de este tipo. Ya el año pasado, a mediados de marzo, aprobó un decreto que contenía medidas como el aplazamiento de cuotas de la Seguridad Social para los agricultores, la reducción del número de peonadas, reducciones fiscales y rebajas de las tarifas de agua. El nuevo instrumento que será aprobado mañana seguirá la misma estela, explican en el Ejecutivo. 

La reserva hídrica española está actualmente al 48,9% de su capacidad total, uno de los niveles más bajos desde 1995. El mes pasado fue especialmente malo. Según el balance de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), fue el abril más cálido desde 1961, cuando comenzó la serie histórica, y solo llovió el 22% de los valores normales en ese mes. Pero la situación, temen en el Ministerio para la Transición Ecológica, será mucho peor después del verano, a menos que haya un otoño lluvioso. De momento, en Catalunya, una de las zonas más castigadas, el Govern ya ha aprobado restricciones al agua que afectan al 86% de los habitantes de la autonomía

El anuncio de Díaz

Como en muchas otras ocasiones durante los últimos tiempos (la batería de iniciativas en vivienda, por ejemplo), los ministros de Unidas Podemos han permanecido ajenos a esta decisión. Fuentes de la organización morada explican que desconocían tanto la celebración de un Consejo de Ministros extraordinario como todo el contenido de ese encuentro. 

Sin embargo, poco después de que la Moncloa divulgase la convocatoria de mañana, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha explicado durante un acto de la precampaña electoral que allí también se aprobará una medida que tiene que ver con las altas temperaturas, no con la sequía en sentido estricto: el Gobierno prohibirá los trabajos al aire libre cuando la AEMET declare alerta naranja o roja por calor extremo. "Vamos a emprender unas modificaciones legislativas para justamente incorporar en la legislación laboral medidas específicas de cumplimiento obligatorio de las empresas, vamos a adaptar las condiciones meteorológicas a los puestos de trabajo", ha anunciado Díaz. 

El contexto electoral

La decisión de convocar un Consejo de Ministros extraordinario no es ajena al actual contexto electoral, a menos de tres semanas de los comicios autonómicos y municipales del próximo 28 de mayo. La sequía se ha convertido en uno de los grandes asuntos en esta precampaña. Sobre todo, a raíz de la polémica proposición de ley que el PP ha registrado en el Parlamento de Andalucía sobre el parque de Doñana, el principal humedal de Europa, para legalizar regadíos irregulares, una iniciativa muy criticada tanto por el Gobierno central como por la propia Comisión Europea, que ha llegado a amenazar con sanciones a la Junta de esta comunidad, presidida por Juan Manuel Moreno

Pero más allá de los ataques del Gobierno a los conservadores por este proyecto, los socialistas también están preocupados por el voto rural, un electorado en el que Vox se encuentra muy fuerte, y buscan revertir su tendencia a la baja en los pueblos. 

En este sentido, en la Moncloa se esfuerzan por resaltar todo lo llevado a cabo en este ámbito desde que Sánchez llegó a la Moncloa: ayudas directas por valor de 650 millones a los sectores ganadero y cítrico, medidas de apoyo al sector agrario con un impacto de 450 millones de euros y un incremento de un 70% desde 2018 en la inversión en agua, hasta los 541 millones. 

El decreto de mañana irá en el mismo sentido. Junto a las ayudas al sector agrario, aprobará “un volumen de inversión muy importante en infraestructuras que, de manera estructural, se anticipan y están diseñadas para hacer frente a estos episodios de sequía”, ha explicado Ribera. Frente a las acusaciones de “electoralismo” por parte del PP, la vicepresidenta tercera ha defendido la necesidad de que un Consejo de Ministros aborde de forma “monográfica” la preocupante situación hidrológica que sufre España.