Precampaña electoral

Sánchez prepara nuevos anuncios sobre vivienda ante el 28-M

¿Por qué Sánchez hace tres anuncios sobre vivienda en una semana? El PSOE tiene un problema con el voto joven

Sánchez da por cerrada la crisis del ‘solo sí es sí’ y se vuelca en el combate ideológico con el PP

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez / David Castro

Juan Ruiz Sierra

Juan Ruiz Sierra

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El Gobierno no para de encadenar golpes de efecto sobre vivienda. En apenas una semana, ha desbloqueado la primera ley integral en esta materia de la democracia y Pedro Sánchez ha anunciado la movilización de 50.000 inmuebles para alquiler barato provenientes de la Sareb, el llamado 'banco malo', y la promoción de otros 43.000 de nueva construcción o rehabilitados. Pero el esfuerzo, que se ha convertido en el gran eje de la precampaña socialista ante las elecciones autonómicas y municipales del próximo 28 de mayo, no se va a quedar ahí. La Moncloa prepara más iniciativas de este tipo.

“Habrá más anuncios sobre vivienda”, explican fuentes de la dirección socialista, que por el momento evitan adelantar su contenido. Las iniciativas, en todo caso, irán en el mismo sentido de las anteriores, destinadas a poner en el mercado pisos a precios asequibles, destinados a quienes más problemas tienen para acceder al mercado inmobiliario, un discurso con el que Sánchez afila su perfil de izquierdas y busca el combate ideológico con un PP que, según explica el líder del PSOE en todos los mítines donde participa, “solo defiende los intereses de la minoría de arriba”. Y la vivienda, continúan las fuentes consultadas, no será el único ámbito en el que habrá anuncios. El Ejecutivo también prepara nuevas medidas sociales, que el Consejo de Ministros aprobará incluso durante la campaña de los inminentes comicios.

El Gobierno perfila también más iniciativas sociales que podrían aprobarse en plena campaña de las municipales y autonómicas

“Un millón y medio de hogares dedican en España más del 40% de su renta al alquiler. Dos millones quieren comprarse una vivienda y no pueden. Cinco millones residen en viviendas inadecuadas. La vivienda hoy es un problema y no un derecho. Vamos a convertir a la vivienda en el quinto pilar del estado del bienestar. Hay que dejar atrás el modelo neoliberal del PP, que liberalizó, privatizó la vivienda social y cebó la burbuja. Somos el tercer país de la UE con más pisos vacíos”, dijo Sánchez el pasado miércoles, durante la comparecencia en el Congreso donde anunció la promoción de 43.000 nuevos pisos, que se harán realidad, explicó, gracias a una nueva línea del Instituto de Crédito Oficial (ICO) dotada con 4.000 millones de euros de los fondos de recuperación de la UE. 

El voto joven

Los colaboradores del presidente del Gobierno otorgan una enorme importancia a los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). El barómetro que el organismo público divulgó en marzo reflejaba que los jóvenes eran quienes más preocupados estaban por la vivienda, pero también los menos propensos a apoyar al PSOE en las elecciones generales. El 21,4% de los ciudadanos de entre 25 y 34 años situaron la vivienda entre sus principales preocupaciones, y solo el 17,7% de este colectivo contestó que tenía pensado elegir a los socialistas.

Más allá de estar convencidos de la necesidad de diseñar una nueva política inmobiliaria, los colaboradores del presidente del Gobierno confían en movilizar el voto joven con estas medidas. El hecho de que se haya esperado hasta el final de la legislatura para estos anuncios, en pleno ciclo electoral, es cualquier cosa menos una casualidad. 

El eje medioambiental

La campaña del PSOE ante los comicios autonómicos y municipales de dentro de poco más de un mes cuenta con cuatro grandes ejes, explican en la dirección del partido: la vivienda, la economía y el empleo, el feminismo (con la crisis con Unidas Podemos por la ley del ‘solo sí es sí’ ya dada por cerrada) y el medioambiente. Aquí, en la lucha contra el cambio climático, también esperan activar al electorado de menor edad, que suele estar más concienciado en este ámbito. 

“El PP nos lo está poniendo fácil en este terreno”, explican los socialistas. Se refieren a la polémica proposición de ley de los populares que tramita el Parlamento andaluz para aumentar los regadíos junto al Parque Nacional de Doñana, el principal humedal de Europa, a pesar de la sequía extrema que sufre la zona. “Este disparate ayuda a movilizar a los más jóvenes. Puede ser determinante”, continúan las mismas fuentes.  

Doñana tiene estos días un enorme protagonismo en los mítines de Sánchez. El viernes, un día después de que la Comisión Europea advirtiera a la Junta de que el proyecto suponía una “infracción” del derecho comunitario y amenazara con sanciones, el líder del PSOE dijo en Toledo: “Ese es el retrato de la derecha española: aislada en Europa, enrocada en su arrogancia y sola en el negacionismo climático. La derecha no tiene ninguna legitimidad para cargarse un tesoro como Doñana. Les pido una vez más que rectifiquen, que escuchen a la ciencia y echen atrás este auténtico atropello a un paraíso”. Casi al mismo tiempo, el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, se abría a hacer los “cambios” que le pidiera la UE.