Negociación en el Congreso

Policía y Guardia Civil usaron 46 veces esta legislatura las pelotas de goma que los socios del Gobierno quieren quitar

La supresión de este material antidisturbio está provocando el bloqueo de la derogación de la 'Ley Mordaza'

Agentes de los Mossos disparan pelotas de goma y golpean con porras a algunos de los concentrados.

Agentes de los Mossos disparan pelotas de goma y golpean con porras a algunos de los concentrados. / DANNY CAMINAL

3
Se lee en minutos
Europa Press

 Los socios del Gobierno mantienen su presión contra el uso de pelotas de goma, un material antidisturbio reglamentario que ha sido utilizado en la presente legislatura en 46 ocasiones por parte de la Policía Nacional (22) y la Guardia Civil (24).

 Mediante una respuesta parlamentaria por escrito a EH Bildu, el Gobierno detalla también el uso de "artificios fumígenos" -botes de humo- en los últimos tres años: ocho veces por parte de la Policía y 18 en el caso de la Guardia Civil. El instituto armado recurrió, además, en otras 21 ocasiones a los "artificios lacrimógenos" --gas o spray--, por nueve veces en el caso de la Policía.

Una línea roja en la 'Ley Mordaza'

La eliminación de las pelotas de goma es una de las "líneas rojas" que se han marcado EH Bildu y ERC dentro de la negociación para reformar la Ley de Seguridad Ciudadana, la conocida por sus detractores como 'ley mordaza'. Fue aprobada en 2015 por el PP y PSOE y Unidas Podemos pactaron que modificarían la norma.  A finales de septiembre, estas dos formaciones y Unidas Podemos reconocieron que el 'no' del PSOE impedía eliminar las pelotas de goma como dotación antidisturbios. Fue en el Congreso tras acoger la presentación del informe 'Stop balas de goma', que impulsan Iridia y Novact recogiendo testimonios de varias víctimas de estos proyectiles.

 Los grupos, además, expresaron sus dudas sobre el 'foam', el material usado por los Mossos d'Esquadra en Cataluña como alternativa al ser en teoría menos lesivo, algo que cuestionan las citadas organizaciones civiles. Este viernes la Comisión de Estudio del Modelo Policial del Parlament catalán ha aprobado revisar su uso, rechazando crear un mecanismo externo de control de las actuaciones policiales.

Criticas por el uso en Melilla

 El uso de material antidisturbio fue censurado también por los socios del Gobierno cuando viajaron a Melilla el pasado 7 de noviembre en el desplazamiento de portavoces de la Comisión de Interior por la tragedia junto a la valla del pasado 24 de junio en la que fallecieron al menos 23 migrantes.

 En concreto, ERC denunció la actuación de la Guardia Civil junto al perímetro fronterizo, poniendo el foco en el uso de 65 pelotas de goma, 270 salvas, 28 botes de humo, 86 botes de gases lacrimógenos y 41 aerosoles con gas pimienta. El Ministerio del Interior, por su parte, defendió la actuación policial para repeler lo que calificó de "ataque muy violento".

 En el acto de presentación del informe 'Stop balas de goma', el diputado de Podemos Enrique Santiago abogó por seguir avanzando en la reforma de la 'ley mordaza' para recuperar "derechos cercenados" con la norma aprobada en 2015 con la mayoría absoluta del PP.

 "No hay una mayoría ni mucho menos para su eliminación", indicó Santiago en referencia a las pelotas de goma. En su opinión, ningún material antidisturbios --incluido botes de humo-- debe ser usado para disolver manifestaciones, ni los ciudadanos deben ser multados por desobediencia a la autoridad si se basa en "criterios subjetivos".

Noticias relacionadas

 María Carvalho Dantas, de ERC, pidió en ese acto a finales de septiembre que la eliminación se mencionara "expresamente" en el nuevo articulado de la 'ley mordaza', "encontrando la forma de prohibirlas". El diputado de EH Bildu Jon Iñarritu insistió, además, que se trata de una "línea roja" para apoyar la reforma de dicha ley.

 La CUP y Junts, por su parte, lamentaron que el "corporativismo policial y las resistencias del Ministerio del Interior" impedían eliminar las pelotas de goma como material antidisturbio.