Barómetro del GESOP

Encuesta elecciones generales España: Feijóo se aleja de la mayoría absoluta con Vox y Sánchez recorta distancias

El PP ganaría las elecciones pero necesitaría al menos a dos socios para alcanzar la Moncloa, y el PSOE reduce 5 puntos la diferencia

El PSOE recorta 5 puntos a los populares desde junio.

El PSOE recorta 5 puntos a los populares desde junio. / EPC

6
Se lee en minutos
Jose Rico
Jose Rico

Jefe de la sección de Política

Especialista en política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +
Ricard Gràcia
Ricard Gràcia

Responsable del departamento de Infografía

Especialista en Visualización de la información, datos, mapas, diagramas... Nuevas narrativas

Escribe desde Barcelona

ver +

A un año vista, ni las izquierdas ni las derechas pueden lanzar las campanas al vuelo de cara a las próximas elecciones generales. La última fotografía de 2022 tomada por el Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO esboza un escenario muy ajustado entre el PP y el PSOE en cuanto a sus opciones de gobierno. Ajustado y, una vez más, volátil, porque esta instantánea difiere sensiblemente de la que el mismo barómetro mostraba en junio. Si entonces Alberto Núñez Feijóo cabalgaba a lomos del efecto positivo de las elecciones andaluzas, el otoño político le ha pasado una importante factura al líder de los populares, que ve cómo Pedro Sánchez le ha recortado distancias y le aleja del sueño que acariciaba en junio de conquistar la Moncloa. Por su parte, el Gobierno logra sobreponerse al tropiezo con la ley del ‘solo sí es sí’ y ambos socios mejoran sus expectativas, aunque siguen por debajo de sus registros actuales.

Tras unos meses marcados por otro fiasco en la renovación del Poder Judicial, la vorágine de los precios por la inflación, las medidas de choque para contener sus efectos y la polémica reforma del delito de sedición, el PP ganaría las elecciones con el 28,6% de los votos y 126-129 escaños, mientras que el PSOE se quedaría con el 26,2% de los sufragios y 106-108 diputados. Desde la encuesta de junio, mientras Feijóo ha perdido 3 puntos y 15 escaños, Sánchez ha subido 2,3 puntos y 13 diputados. La distancia entre ambos, que hace cinco meses era de 7,6 puntos, se queda ahora en 2,4 puntos, cinco puntos menos.

El trabajo de campo del sondeo se elaboró, a partir de 1.001 entrevistas, del 21 al 24 de noviembre, es decir, la semana en la que el Gobierno sacó adelante tres votaciones decisivas: los Presupuestos del Estado de 2023, los impuestos a la banca y las energéticas y la reforma del delito de sedición. Tres votaciones que afianzaron la alianza de Sánchez con sus socios de izquierdas y volvieron a situar al PP en el ‘no’ junto a Vox, que encrespó el pleno del Congreso con insultos machistas a la ministra de Igualdad, Irene Montero, por la ley del ‘solo sí es sí’.

La evolución de PSOE y PP en los cuatro barómetros del GESOP de este 2022 confirma la enorme sensibilidad del electorado a la coyuntura política y económica, en especial los votantes que se mueven en el centroderecha, y el buen aguante que muestra Sánchez pese a la erosión de su gestión. El presidente del Gobierno empezó el año seis puntos por delante del entonces jefe de la oposición, Pablo Casado. El aterrizaje de Feijóo dio ventaja al PP sin desgastar al líder socialista, que solo cedió terreno tras la mayoría absoluta de los populares en Andalucía. Ahora, con la leve tregua que parecen dar los datos de la inflación, la diferencia entre ambos vuelve a niveles de abril, justo antes de la escalada de precios.

Aun estando por delante, el panorama de Feijóo para forjar alianzas se complica. La ultraderecha de Vox vuelve a mostrar signos de estancamiento y repite el 13,2% de los votos que obtenía en junio. Los 39-41 escaños que lograría Santiago Abascal colocarían la suma conservadora en un máximo de 170 diputados, a seis de la mayoría absoluta que rebasaban con creces cinco meses atrás. Así pues, para gobernar, Feijóo necesitaría al menos a un tercer socio que aceptase compartir con Vox la fotografía de la investidura. En parte, el líder del PP resiste porque absorbería a tres de cada 10 votantes de Ciudadanos, dos de cada 10 de Vox y uno de cada 10 del PSOE.

El horizonte de las izquierdas sigue sin ser sencillo. Pese a los errores con la ley del ‘solo sí es sí’ y la larga incógnita de cómo y con quién se concretará el proyecto de Yolanda Díaz, Unidas Podemos toma oxígeno y gana medio punto y cuatro escaños desde junio, anotándose el 12,2% de los votos y 33-35 diputados. La coalición gubernamental sumaría, en la horquilla más alta, 143 escaños, 12 menos que ahora y 33 por debajo de la mayoría absoluta. Los podemistas están a solo un punto de desplazar a Vox como tercera fuerza política y aguantan el chaparrón gracias a que atraen a una cuarta parte de los votantes de Más País. En cambio, Díaz y los morados ven cómo uno de cada 10 electores migran al PSOE y casi tres de cada 10 están indecisos.

Los socios del Gobierno también mejoran considerablemente la fidelidad de voto de sus respectivos electorados y consiguen, por ejemplo, acaparar la mayor parte de las fugas de voto de ERC, que normalmente se iban en dirección a Junts. En esta primera encuesta sobre las elecciones generales tras la salida de JxCat del Govern, dos de cada 10 votantes republicanos elegirían la papeleta del PSOE o la de Unidas Podemos.

Pero el factor que más aire le da a Sánchez a un año de las urnas es el cambio de tendencia en la valoración ciudadana de la situación del país. Las opiniones negativas siguen siendo mayoritarias (63,3%), pero las positivas crecen por primera vez este año. Así, aumentan los ciudadanos que se declaran optimistas sobre la situación de España, que superan el 30% por primera vez desde abril, al tiempo que suben también las valoraciones favorables a la gestión del Gobierno hasta alcanzar su nivel más alto en este 2022 (27%), aunque lejos todavía de las opiniones críticas con la coalición (48%).

Noticias relacionadas

Este cambio de tendencia en la percepción de la situación del país se deja notar también en la valoración de los principales líderes políticos. Sánchez recibe una nota media de 4,3, su mejor valoración del año, mientras que Feijóo, que en junio era el mejor puntuado y lograba el aprobado, pierde ahora medio punto y se queda en el 4,6, su peor nota desde que fue elegido presidente del PP. La vicepresidenta Yolanda Díaz, que mejora dos décimas y roza el aprobado (4,9), se convierte en la candidata mejor valorada. Se repiten algunos datos curiosos: los votantes de Cs dan dos décimas más a Feijóo que a Inés Arrimadas y los votantes del PSOE otorgan una décima más a Díaz que a Sánchez.

La recuperación de Sánchez también se traslada a las preferencias como presidente del Gobierno. El líder del PSOE le arrebata cinco puntos a Feijóo desde junio y se sitúa en cabeza por primera vez desde que el dirigente popular tomó las riendas de su partido. El 21,6% de los españoles prefieren a Sánchez como presidente, mientras que el 21,1% optan por Feijóo, cuando en el sondeo anterior el líder del PP tenía una ventaja de 9 puntos. Feijóo sí supera a Sánchez en apoyos dentro de su propio partido.

Ficha técnica

-Empresa responsable: GESOP.

-Técnica de investigación: Entrevistas telefónicas.

-Ámbito de estudio: España.

-Población: Mayores de edad con derecho a voto.

-Muestra: 1.001 entrevistas.

-Tipo de muestreo: Proporcional por comunidades autónomas y dimensión de municipio. -Selección de la persona a entrevistar según cuotas cruzadas de sexo y edad.

-Margen de error: +/- 3,16% para un nivel de confianza del 95% y p=q=0,5.

-Trabajo de campo: Del 21 al 24 de noviembre de 2022.