Desde La Palma

Sánchez carga contra el PP por su deslealtad con el plan de ahorro energético y descarta cambios en el Gobierno

  • El presidente del Gobierno acusa a los populares de incumplir un acuerdo por escrito alcanzado con Casado para renovar el CGPJ

  • El jefe del Ejecutivo reivindica la estabilidad de su Gabinete y niega que vaya a remodelarlo a la vuelta del verano

Sánchez visita La Palma

Sánchez visita La Palma / EFE / Luis G Morera

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Las medidas de ahorro energético no dejan de tensar la relación -bastante exigua, ya de por sí- entre el PSOE y el PP. La ristra de encontronazos entre ambos partidos desde que el Consejo de Ministros aprobó el real decreto-ley a principios de agosto no deja de crecer. Ante el rechazo continuado de los populares al plan impulsado por el Ejecutivo, Pedro Sánchez cargó duramente contra la deslealtad del primer partido de la oposición. Una deslealtad que, se afanó en remarcar, no es contra el Gobierno de España, sino contra toda la Unión Europea. Ahí no quedaron las críticas, el líder de los socialistas acusó a los conservadores de incumplir un acuerdo por escrito, alcanzado durante la época de Pablo Casado, para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Y a modo de colofón avisó de que habrá Gobierno de coalición hasta las elecciones y descartó cambios en el Ejecutivo a la vuelta de verano.

"Hay que recordar que estas medidas son medidas que hemos asumido todos los estados miembros [de la UE], fruto de un gran acuerdo, para hacer frente al chantaje energético de Vladimir Putin", recriminó Sánchez a Alberto Núñez Feijóo durante una rueda de prensa desde La Palma, donde el jefe del Ejecutivo se reunió con el presidente canario para analizar los avances en la reconstrucción de la isla. Además, apeló a la necesaria "solidaridad" que España debe mostrar ante el resto de estado de la Unión Europea: "Este es un desafío para el conjunto de la sociedad europea". A renglón seguido, Sánchez defendió que España ganará peso dentro de la Unión Europea cuando se mejores las interconexiones gasísticas con Francia: Esperamos que dentro de poco se pueda hacer realidad este sueño"

Sánchez confía en que se haga realidad el "sueño" de una mejor interconexión gasística con Europa


Tras este análisis, Sánchez reclamó al PP "sentido común, solidaridad, responsabilidad y unidad" para afrontar las consecuencias de la guerra y respaldar las medidas de ahorro energéticas aprobadas por el Consejo de Ministros y dejar a un lado "la lucha partidista". En este sentido, pidió recuperar el espíritu de los acuerdos alcanzado en la Conferencia de Presidentes que se celebró en marzo en la misma isla. Los conservadores no parecen por la labor y este mismo martes exigieron al Ejecutivo, otra vez, que retire el real decreto-ley y se siente a negociar desde el principio.

Desbloquear la negociación

Las críticas de Sánchez no se circunscribieron solo a la posición del PP respecto a las medidas de ahorro energético. Les acusó también de incumplir la Constitución al negarse a renovar el CGPJ, el órgano de gobierno de los jueces. El líder de los socialistas admitió que se llegó a alcanzar un acuerdo por escrito con la "dirección del PP", durante la presidencia de Casado, para impulsar la renovación de este órgano que, como repitió en hasta tres ocasiones remarcando la magnitud de la cifra, lleva bloqueada 1.351 días.

Noticias relacionadas

"No hay precedente en Europa ni en la historia democrática de nuestro país de un bloqueo como el que se está produciendo al gobierno de los jueces. Hago de nuevo un llamamiento a la responsabilidad y lealtad constitucional al primer partido de la oposición", sentenció. Pero no se quedó solo ahí. "Esta actitud obstruccionista de bloqueo, de decir no a todo y, sobre todo, de no renovación de uno de los principales poderes de la democracia no tiene precedentes", les reprochó a los de Feijóo.

Gabinete estable

Preguntado por la prensa, Sánchez quiso dejar claro que hay Gobierno para rato y alejó el fantasma de una posible crisis en su Gabinete a la vuelta del verano. "Estoy extraordinariamente orgulloso del trabajo que hacen los ministros y ministras", remarcó el presidente antes de señalar que algunos medios de comunicación publican cosas que "ni tan siquiera" ha pensado él en ningún momento. Pese a los roces continuos con Unidas Podemos, el jefe del Ejecutivo aseguró con rotundidad que se trata de un Gobierno estable "que va a durar hasta el final de la legislatura".