Radiografía judicial

La macrocausa contra Villarejo puede superar el medio centenar de investigaciones al descubrirse nuevos contratos

  • La policía ha informado al juez de 33 encargos entre los que aparecen viejos conocidos del excomisario

  • El expolicía atribuye la difusión de la comida de La Camarga al dueño de Método 3 a petición de los Pujol

El excomisario José Manuel Villarejo, en una fotografía de archivo. EFE/Javier Lizón

El excomisario José Manuel Villarejo, en una fotografía de archivo. EFE/Javier Lizón

3
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +
Tono Calleja
Tono Calleja

Periodista

ver +

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón tiene en sus manos prácticamente duplicar el número de piezas con el que actualmente cuenta el caso Tándem, en el que se investigan las cloacas policiales y cuyo principal acusado es el excomisario José Manuel Villarejo. Para ello dispone de un nuevo oficio policial en el que se le informa de 33 encargos que aún no eran conocidos ni contaban con una investigación individualizada.

Hasta ahora el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 ha abierto una pieza por cada uno de los encargos suscritos por el expolicía con empresas y particulares para espiar a competencia o familiares con los que se mantiene algún tipo de conflicto. La última abierta hasta ahora, la número 33, es por un presunto encargo de espiar al cónsul de Letonia en Barcelona Xavier Vinyals, cesado en 2016 por Exteriores por su cercanía al independentismo y, en concreto, al expresidente catalán Carles Puigdemont. El 6 de julio el juez tomará declaración a los cuatro imputados.

Volver a imputar

Entre el resto de piezas abiertas están las tres por las que se le juzga en la Audiencia Nacional (Land, Iron y Pintor), pero también las relativas a grandes empresas (como BBVA o Iberdrola) y Kitchen, en la que se investiga el espionaje del que fue víctima el extesorero del PP Luis Bárcenas durante el Gobierno de Mariano Rajoy.

El juez tiene que decidir ahora si reabre esta última causa en relación con la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal, como le ha pedido el PSOE. Para ello se ha dirigido a Anticorrupción, que de momento considera que las grabaciones no aportan elementos distintos a los ya conocidos con relevancia suficiente como para instar de nuevo la imputación de la exdirigente del PP, después de que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional confirmara la decisión del magistrado de exonerarla.

Viejos conocidos

En su último oficio, la Policía informa al juez de "la existencia de proyectos de investigación/inteligencia que asume el principal investigado (...) a cambio de dinero". Para ejecutarlo "accede a registros públicos y privados de acceso restringido y se adoptan diferentes diligencias de investigación restrictivas de derechos". Entre los 33 proyectos, tres figuran como "rechazados", uno, "inactivo", y dos en "stand by".

Entre ellos aparecen viejos conocidos del excomisario, como ILH, siglas con las que en sus agendas identifica siempre al marido de Cospedal, Ignacio López del Hierro, pero también Fernando Martín Álvarez, fundador de Martinsa Fadesa, al que supuestamente también espió Villarejo por encargo del BBVA.

También está el encargo que en 2010 le hizo el empresario malagueño afincado en Murcia José Ramón Carabante, quien saltó a la fama tras promover la escudería Hispania Racing de Fórmula 1. Como corroboran las agendas y contó este diario, le pidió un barrido de las llamadas de teléfono de su amigo Trinitario Casanova, con el que estaba inmerso en un arbitraje después de que le comprara, por 100 millones de euros, el Grupo Hispania.

Citaciones

Sin haberse abierto todavía esas vías de investigación, el excomisario tiene ya un calendario amplio de citaciones para las próximas semanas. Este miércoles compareció en relación con la denuncia que interpuso en su contra el dueño de la agencia de detectives Método 3, Francisco Marco, que le acusa de fabricar pruebas para propiciar los registros en sus sedes y aprovecharlos para sustraerle información sensible.

Noticias relacionadas

Ante el juez Villarejo atribuyó al propio Marco la difusión de la grabación de la comida celebrada en 2010 entre en el restaurante barcelonés de La Camarga entre Victoria Álvarez, expareja del primogénito del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, y la entonces presidenta del PP de Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho. El expolicía ha afirmado que el detectivo actuó por dinero a petición de los Pujol que querían con ello "quitar presión política".

El jueves lo hará en la pieza King, que dio origen el procedimiento y en la que se investiga la entrada en España de inmigrantes ecuatorianos. También comparecerán el empresario Francisco Menéndez y David Rodríguez Vidal, que se identifica como un antiguo colaborador del CNI y de la Policía. De ellos partió la denuncia que desató el caso Villarejo, según ha quedado acreditado en el juicio que se está celebrando, informa Europa Pres. El 10 de junio, lo hará en la pieza en la que se investiga cómo ofreció al mejor postor la información que tenía en su poder mientras estaba en prisión provisional.