Las claves europeas

¿Qué decidirá el TJUE respecto a Carles Puigdemont?

  • La importancia de la resolución explica la asistencia de los abogados de todos los procesados por el 'procés' que están en rebeldía

  • El debate, centrado en cuándo se puede denegar una euroorden, tendrá consecuencias para todos los huidos de la justicia española

Los abogados Isabel Elbal, Gonzalo Boye, Andreu van den Eynde y Benet Salellas, en la sala grande del TJUE en Luxemburgo.

Los abogados Isabel Elbal, Gonzalo Boye, Andreu van den Eynde y Benet Salellas, en la sala grande del TJUE en Luxemburgo. / ACN / NATÀLIA SEGURA

3
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea celebró el pasado día 5 una vista para resolver las dudas que hace 13 meses le elevó el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena con el objetivo de decidir si debía volver a instar la entrega del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y el resto de huidos del 'procés' a través de nuevas euroórdenes. La importancia que tendrá su dictamen en el futuro de las órdenes de detención y entrega europea se puede apreciar en la presencia de abogados que participaron en la sesión.

Tomaron la palabra todos los letrados de los huidos, incluidos los de la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y la exdiputada de la CUP Anna Gabriel, aunque ambas se encuentran en Suiza, por lo que la reclamación a través de esta herramienta de cooperación policial y judicial europea no puede ser utilizada. También participaron representantes de España, Bélgica y la Comisión Europea, y asistieron sin intervenir los de Polonia y Rumanía.

¿Qué debe decidir exactamente el tribunal europeo?

Debe decidir si un país de la Unión Europea puede denegar la entrega de un reclamado por otro, porque sospecha que en este segundo país se pueden vulnerar sus derechos fundamentales. Entre otros motivos, porque considera que el tribunal que cursa la euroorden no es el competente para investigarle y juzgarle. Eso es lo que argumentó la justicia belga para rechazar la entrega a España del 'exconseller' de Cultura Lluís Puig.

¿Qué dicen la Fiscalía y la representación española?

El fiscal del Supremo Fidel Cadena dedicó sus 10 minutos de palabra a defender que la decisión por la que, pese a lo que diga Bélgica, el Supremo es competente para investigar a los líderes del 'procés' se basa en la ley orgánica del poder judicial, la de enjuiciamiento criminal y el propio Estatut, que confiere al alto tribunal el fuero ante el que responden los diputados del Parlament por delitos cometidos fuera de Catalunya.

Negó arbitrariedad alguna en la reclamación de los huidos y, por tanto, de vulneración de sus derechos fundamentales, como recordó que había el Tribunal Constitucional al rechazar los recursos de amparo de los condenados. La representante de España sostuvo que de seguir el criterio belga la euroorden se convertiría en "inoperante".

¿Qué dicen las defensas y la representación belga?

Las defensas, en las que Gonzalo Boye, abogado de Puig, Toni Comín y Puigdemont, acaparó el peso de las intervenciones, sostuvieron que el Supremo actúa con arbitrariedad, porque el segundo nivel de responsabilidad en el 'procés' está siendo investigado por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, que es el que consideran que debía ocuparse de todos. Defienden la decisión belga respecto a Puig que se basó en el grupo de trabajo de la ONU sobre detenciones arbitrarias que alegó la existencia de vulneraciones de derechos en el procedimiento.

La representación belga se amparó en la separación de poderes para no defender la posición de su magistrado contrario a la entrega. A preguntas del magistrado que será ponente de la sentencia, Lars Bay Larsen, Bélgica admitió la posibilidad de un cambio de criterio con la jurisprudencia que se establezca.

El presidente del tribunal, Koen Lenaerts, hizo especial hincapié en sus preguntas a las defensas en las resoluciones del Constitucional que niegan vulneraciones.

¿Qué dice la Comisión Europea?

El representante de Bruselas en la vista, el español Julio Baquero Cruz, alegó que la jurisprudencia del tribunal solo admitía rechazar una euroorden si en el país que reclama a la persona existe un fallo sistémico, salvo, excepciones, como una enfermedad. Sus palabras llevaron a la magistrada Lucía Serena Rossi a rebatirle con el argumento de si eso significaba que había que dejar desamparadas los problemas puntuales. Baquero abogó entonces a plantearlas en dos etapas, partiendo del del sistema.

¿Cuándo se conocerá la sentencia?

El abogado general Jean Richard de la Tour anunció que formulará sus conclusiones, que suelen marcar el sentido de la sentencia final, el próximo 14 de julio. Fuentes jurídicas señalan que la sentencia suele conocerse un mes después.