Análisis

“El PP no va a dilatar la renovación del CGPJ y el Tribunal Constitucional”

  • Esteban González Pons asegura que si bien no es su prioridad, el Partido Popular va a poner todo de su parte para que el proceso llegue a buen puerto

Esteban González Pons.

Esteban González Pons. / JORDI COTRINA

4
Se lee en minutos
Ernesto Ekaizer
Ernesto Ekaizer

Escritor y periodista.

ver +

Enrique López, el que fuera secretario de Justicia, Interior y Administraciones Públicas del Partido Popular bajo la presidencia de Pablo Casado desde el 13 de enero de 2020, se ha “evaporado”, al cesar junto con la dirección del anterior presidente. Ello no supondría mayor misterio si no fuera por un hecho: es uno de los políticos que hizo esfuerzos públicos para conseguir el beneplácito de Alberto Núñez Feijóo con el fin de sobrevivir en el nuevo equipo, desde ponerse a su disposición hasta saludar el primer nombramiento del nuevo presidente, el de Cuca Gamarra, como secretaria general, al cual calificó, paternalmente, como un paso de Feijóo en la “buena dirección”.

Alberto Núñez Feijóo anunció, el pasado 3 de abril, en la primera reunión del comité ejecutivo posterior al congreso extraordinario, en Sevilla, que Esteban González Pons, vicepresidente y portavoz adjunto del PP europeo, sería vicesecretario Institucional, función a la que se añaden las de Justicia e Interior.

Feijóo no ha aclarado si la antigua secretaría que ocupaba López -en la que sucedió a Rafael Catalá- seguirá adelante ni quién podría ser su titular. Sin embargo, sí ha definido un asunto que ocupará las próximas negociaciones de pactos con el gobierno de Pedro Sánchez: quien va a llevarlas es González Pons.

“Vamos a reanudar las negociaciones con el gobierno sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Tribunal Constitucional (TC) sin dilaciones”, señaló este miércoles desde Bruselas en una conversación con EL PERIÓDICO DE CATALUNYA.

Ante el hecho de que vencen a mediados de junio mandatos de cuatro magistrados del TC, entre ellos los del presidente Pedro González Trevijano y el vicepresidente Juan Antonio Xiol, González Pons señaló: “Si bien no es nuestra prioridad principal y lo es para el Gobierno, queremos iniciar los contactos una vez que hagamos nuestra composición de lugar e insisto: no vamos a dilatar el proceso”.

Sobre la secretaría de Justicia e Interior en el organigrama del PP, González Pons señala que sigue pendiente resolver sobre su futuro. “No se ha decidido todavía si va a continuar tal como estaba configurada. Pero, en cualquier caso, si se resuelve que continúe y se nombra a alguien al frente, esa secretaría dependerá de la vicesecretaría Institucional”. Es decir: de González Pons.

Interlocutor de Bolaños

El interlocutor del ministro de la Presidencia del gobierno, Félix Bolaños, no será, pues, la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, como ocurriera en la época de Pablo Casado, en la cual el protagonismo recayó en Teodoro García Egea, sino Esteban González Pons. Ello no supone que Núñez Feijóo vaya a estar ausente. Fuentes consultadas señalan a este diario que el nuevo líder del PP tiene previsto una reunión con el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial desde 2013, Carlos Lesmes, en próximas fechas para analizar la situación.

Lesmes, precisamente, ha convocado un pleno del CGPJ para el 20 de abril a fin de aprobar el informe sobre el anteproyecto de la ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y la garantía de los derechos de las personas LGTBI. No pocos vocales del CGPJ, incluyendo al propio presidente, contaban con que este podría ser el “el pleno del adiós” del ya caducado órgano de los jueces.

La “evaporación” o mutis por el foro de Enrique López supone un cambio en el modelo de negociaciones de renovación del CGPJ. Durante la época de Casado se implantó un doble canal: Bolaños-García Egea y López-Juan Carlos Campo, entonces ministro de Justicia. Ahora habrá un solo canal directo. Y antes de acordar definitivamente la posible renovación, Feijóo y Sánchez se reunirán para dar el impulso final. La foto, vaya.

González Pons no empieza de cero, pero, según fuentes consultadas, revisará los nombramientos en barbecho de los vocales propios. Y se esperan cambios de personas. Ello podría llevar al PP y a Unidas Podemos, si es que el PSOE le da oportunidad de participar, a introducir también algunas modificaciones.

Sustituciones garantizadas

El acuerdo preliminar puesto en práctica por el PP-PSOE en algunas de las instituciones renovadas parcialmente- por ejemplo, el Tribunal Constitucional- consiste en no hacer cuestionamientos respectivos de los candidatos propuestos. Según ya hemos informado, con o sin renovación del Poder Judicial, la cobertura de las cuatro vacantes y de una quinta por enfermedad en el TC está prácticamente garantizada.

Noticias relacionadas

Porque el TC tiene que resolver dos recursos de inconstitucionalidad –del PP y Vox- contra la ley orgánica de 2021 que prohíbe hacer nombramientos al CGPJ caducado. El TC podría, según magistrados consultados, declarar parcialmente inconstitucional la ley orgánica con el argumento de que nombrar a los dos magistrados en el TC que corresponde al CGPJ no puede ser prohibido por una ley que está por debajo de la Constitución, que obliga a renovar el órgano en plazo. Ello permitiría al actual CGPJ hacer ambas designaciones que se completarían con los otros dos magistrados que toca nombrar al Gobierno.

El nombramiento de los nuevos magistrados implicará la elección del nuevo presidente del Tribunal Constitucional, según establece la ley orgánica de dicho órgano. Un cambio de presidente en el contexto de un cambio de la mayoría, que pasará del sector conservador al sector llamado progresista. Se perfila así, según se palpa en el ambiente, la sustitución de Pedro González Trevijano por Cándido Conde-Pumpido, magistrado del TC desde 2017, ex magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo y ex fiscal general del Estado.